190 periodistas amenazados en Colombia: FLIP

Foto cortesía

Director (e) de esta fundacion también manifestó preocupación por las denuncias de nuevas ‘chuzadas’

EL NUEVO SIGLO: ¿Cómo observa la Fundación Para la Libertad de Prensa (FLIP) las denuncias de nuevas ‘chuzadas’ a periodistas, según Semana?

JONATHAN BOCK RUIZ: Sin duda es un capítulo gravísimo con unas consecuencias directas a la libertad de expresión, pues recuerda lo que sucedió con el DAS, donde se tenía orquestado un plan de seguimiento, intimidación a periodistas y de amenazas. Porque de este caso lo que se revela y lo que se conoce hasta ahora es que no solamente serían seguimientos sino que también hubo amenazas.

Es muy grave que esto ocurriera al interior del Ejército y estuviera sucediendo sin ningún tipo de control o vigilancia, lo que nos impide saber esta información para qué era utilizada, con qué objetivo y cuál es el estado actual de esa información, en manos de quién está.

ENS: ¿Por qué cree la FLIP que de nuevo los periodistas son blanco de este ilícito?

JBR: Los periodistas siempre han sido un objeto de preocupación para los distintos grupos de poder por saber qué información reciben, con quiénes se reúnen, con quiénes están conectados, cuáles son sus fuentes. En este contexto, hacer unos seguimientos para unos intereses políticos y de estar al tanto de lo que está sucediendo, pues obviamente los periodistas también son un blanco permanente.

Esto también tiene que ver con qué es lo que están investigando los medios de comunicación, y es muy peligroso que se mande un mensaje de que están bajo vigilancia los medios y los periodistas que están haciendo investigación, que están haciendo denuncias y que pueden eventualmente ser objeto de amenazas o de intimidaciones por su trabajo.

ENS: ¿Cómo cerró el año pasado en materia de libertad de prensa en el país?

JBR: Esta nueva situación se presenta en un momento en el que existe un incremento de amenazas contra los periodistas, ya lo habíamos advertido en 2018, cuando recibimos más de 220 amenazas contra periodistas; el año pasado se cerró con 190 periodistas amenazados, y es un incremento respecto a los años anteriores, a 2016 y 2017.

En medio de esta situación es especialmente grave que una institución como el Ejército, con el poder que tiene, pues esté también siendo uno de los actores que precisamente está generando amenazas en intimidación contra los periodistas.

ENS: La FLIP denunció agresión a periodistas en las protestas ciudadanas el año pasado…

JBR: Pues lo que sucedió durante las manifestaciones fue también muy preocupante porque dejaron un número altísimo de periodistas agredidos y de detenciones ilegales contra periodistas. 19 periodistas fueron detenidos durante el mes que se sucedieron distintas manifestaciones.

Y pues esto también nos hacía pensar que no se trataba de algunas acciones aisladas sino que esto obedecía a algunas directrices, unas órdenes de atacar directamente a los periodistas.

Estamos pendientes de que las investigaciones y los casos que reportamos ante la Dirección Nacional de Derechos Humanos de la Policía, la Defensoría y la Procuraduría, pues avancen para determinar qué sucedió en los casos puntuales pero también para conocer si existían las directrices para que no se garantizara y no se respetara el trabajo de los periodistas.

ENS: ¿Qué esperan de las movilizaciones ciudadanas que se darían en las siguientes semanas?

JBR: Lo que esperaríamos es que no se repita el número de agresiones que hay durante las manifestaciones, aquí es muy importante hacer llamados a las autoridades para que después de todo lo que sucedió en noviembre del año pasado, pues hayan tomado los ajustes necesarios para garantizar el derecho de los periodistas de estar cubriendo lo que sucede en las manifestaciones.

También es importante que los medios de comunicación y los periodistas adopten las medidas de prevención y autoprotección que existen y que son muy importantes, especialmente en manifestaciones, de tal manera que se pueda garantizar el cubrimiento pero que también se tenga presente que es necesario minimizar los riesgos.

ENS: ¿Cómo está la libertad de prensa en la región?

JBR: Hay unos patrones que se repiten en la región, por ejemplo la situación de violencia directa sigue siendo muy preocupante en México, en Brasil, donde se produce el mayor número de asesinatos en América Latina. También hay otros fenómenos que afectan la libertad de expresión, como es la publicidad (propaganda) oficial, los recursos que vienen desde las administraciones públicas a los medios de comunicación, que muchas veces terminan premiando cuando el medio es abonable a determinado funcionario público y castigan cuando reciben críticas.

También las presiones que vienen desde los funcionarios públicos y desde los gobiernos, es algo que también va en aumento, y esto además en una crisis general de los medios de comunicación donde vemos cómo cada vez se reducen más las salas de redacción.