Urgen que se reglamente el cabildeo

Cortesía
Exdirectora de Transparencia por Colombia dijo que la mayoría de países de la región han regulado el lobby

 

EL NUEVO SIGLO: ¿Qué le pasa al país si mantiene en el tintero la reglamentación del cabildeo o lobby?

ELISABETH UNGAR BLEIER: El que exista cabildeo sin una reglamentación evidentemente constituye un riesgo de corrupción. Quiero decir, no necesariamente es corrupción pero puede convertirse en corrupción porque es muy difícil identificar cuándo el cabildeo es legítimo y cuándo con el cabildeo se pretenden favores o beneficios para determinados sectores o personas.

Realmente es increíble que no se haya logrado reglamentar el cabildeo en Colombia siendo que la mayoría de países de América Latina y por supuesto de otros países del mundo tienen la reglamentación. Y no tengo ninguna explicación de por qué no más allá de quienes suelen hacer cabildeo sienten que van a tener que poner sobre la mesa con quién se reúnen, cuándo se reúnen y para qué se reúnen.

Quiero resaltar que el cabildeo por sí mismo no es ilegal, el problema es cuando se hace debajo de la mesa.

ENS: Hay quienes sostienen que una reglamentación exigente del lobby puede provocar un efecto contrario al esperado, es decir, que lleve a que se haga aún más a hurtadillas, ¿usted qué piensa?

EUB: Es que tampoco es que tenga que ser muy estricto. Es decir, hay unos mínimos, por llamarlo de alguna manera, que debe tener la reglamentación. Básicamente es quién visita a quién, con qué propósito, cuándo, en principio es eso. Ahora, evidentemente no se limita solo a las corporaciones públicas, el cabildeo le debería aplicar a los ministros, a los magistrados de las Cortes en general, es decir, a muchos más sectores que a las corporaciones públicas.

Pero si se lleva un registro de quién, cuándo, con qué propósito y a quién visita, pues eso ya permite hacer seguimiento. Si eso no se hace público, es decir si los ciudadanos y los medios de comunicación no tienen posibilidad de acceder a esa información es poco o nada lo que se está haciendo. Entonces la garantía para que la reglamentación cumpla su propósito es precisamente que sea pública y que los ciudadanos, los medios de comunicación y las mismas autoridades tengan la posibilidad de revisar estos registros.

ENS: Llamó la atención que en la reciente reforma tributaria se aprobó un IVA plurifásico a las cervezas y las bebidas azucaradas. A primera vista pareciera que no funcionó el lobby de estos importante sectores, ¿usted qué piensa?

EUB: Evidentemente sí es una excepción frente a lo que había pasado, pero creo que la presión internacional, no tanto de las productoras de gaseosas sino de organizaciones médicas y sociales cada vez es mayor. México por ejemplo tiene esa restricción hace mucho tiempo básicamente con argumentos de salud pública. Y sí efectivamente en esta ocasión en buena hora no funcionó, y ahí no se puede decir que mermelada o no mermelada porque la mermelada para los ciudadanos no aplica.

Hay un tema en el cual el cabildeo sí ha funcionado muy fuertemente, que es dramático que así sea, es con el tema del asbesto. Es una buena noticia que lo aprobara el Senado y ojalá pase en Cámara por razones de salud pública. Colombia es uno de los pocos países que todavía permite construir con asbesto, y lo más increíble es que las empresas colombianas que exportan materiales que aquí se producen con asbesto, los exportan sin asbesto por supuesto porque en esos países es terminantemente prohibido hace muchos años.

Aquí como se dice al César lo que es del César, la inmensa mayoría de las propuestas que se han hecho sobre cabildeo es de Cambio Radical, tanto Germán Vargas cuando era congresista como Carlos Fernando Galán en su momento. Hay que reconocerles eso, pero no han tenido ningún éxito.