“Secreto ancestral”, una serie al rescate de la medicina indígena

Foto cortesía

A lo largo de 12 episodios, “Secreto ancestral”, la serie que estrena Señal Colombia, rescata el valor de la medicina utilizada por los indígenas propios de Estados Unidos, México, Colombia, Perú, Bolivia, Paraguay, Brasil y Chile, y que son testigos de cómo el desarrollo de las ciudades arrasa y amenaza los bosques, las montañas, los ríos y cada integrante de la naturaleza, lo que los lleva a compartir sus conocimientos.

La serie, producida por 4direcciones de Colombia y CNTV de Chile, y grabada entre 2019 y 2020, se transmitirá cada viernes a las 9:30 p.m., en la que, ante la amenaza de que el “desarrollo y el progreso” arrasen con su entorno, los guardianes de la medicina ancestral deciden compartir los secretos que pueden ayudar al mundo a recuperar su salud.

La producción sigue una ruta, no lineal, de pueblos indígenas ubicados a lo largo y ancho de todo el continente americano. El recorrido empieza en Bolivia con la comunidad aimara y sigue en Chile con los pehuenche, en Paraguay con los mbyas, en México con los mayas, en Brasil con huní kuin, en Perú con la nación Q'ero, en Estados Unidos con los lakotas, en Colombia con los muinane y los wayuú, en México con los zapotecos y mazahua y finaliza en la Isla de Pascua con los rapa nui.



Cada una de estas comunidades abre sus puertas a los realizadores y, de paso, a los televidentes, para mostrar los secretos de las medicinas ancestrales que han pasado de generación en generación durante siglos y que, a diferencia de la industria farmacéutica moderna, no curan las enfermedades, sino que preservan la salud.

Cabe resaltar que estas medicinas, a base de plantas, reflejan el valor cultural de cada pueblo; algunas están amenazadas bajo el pretexto del desarrollo y otras están cargadas de enunciados negativos por culpa del hombre occidental.

“Estas personas no están en el pasado, son contemporáneos, habitamos el mismo tiempo. Todo lo que pasa nos compete a todos, pero ellos tienen respuestas que son muy importantes porque están ligadas a la conversación con lo no humano a través de los rituales”, dice Diana Rico, quien dirigió los dos capítulos colombianos de la serie junto a Richard Décaillet.