Bogotá tendrá toque de queda, cuarentena y ley seca hasta el 28 de enero

Foto archivo ENS

Al parecer, este lunes la alcaldía decretaría cierre nocturno general desde el martes así como cuarentena general para el fin de semana. En principio, la alcaldesa hará una alocución a las 7, después de su reunión con el Gobierno Nacional, la gobernación de Cundinamarca y el Comité epidemiológico. 

Esto se debe a que la ocupación UCI, pese a mantenerse estable en 93% no ha cedido con las medidas tomadas hasta el momento. 

La alcaldesa López informó que este pico continuará hasta el 28 de enero. Por lo tanto, en la ciudad habrá toque de queda nocturno hasta el 28 de enero. 

Así mismo, este fin de semana habrá cuarentena general desde el viernes a la 8:00 pm hasta el lunes a las 5:00 am.

"Vamos a mantener el toque de queda nocturno todos los días hasta el 28 de enero, que es cuando estimamos que va a comenzar a aliviarse este segundo pico. Y llevamos dos fines de semana en los que nos quedamos en cuarentena y este fin de semana seguiremos en cuarentena total”, aseguró López.

El pico y cédula también continúa así como la ley seca.

"Yo entiendo que la gente puede estar cansada. El riesgo es que puedan contagiar a sus papás y abuelos", aseveró. "Yo sé lo que es tener una ocupación UCI del 94% y también sé lo que es tener un desempleo en el 26%, la que estamos haciendo es tratar de equilibrar las medidas".

La alcaldesa resaltó que se han hecho giros de renta básica para apoyar a las personas vulnerables de las localidades con cuarentena estricta, para apoyar a los trabajadores informales y con bajos ingresos.

Con respecto a la compra de vacunas, la alcaldesa afirmó que es una responsabilidad del gobierno nacional y que por su parte, el Distrito tiene la responsabilidad de garantizar la vacunación. A su vez agradeció al gobierno nacional y al Ministerio de Salud por el trabajo conjunto para salir adelante.

La alcaldesa recalcó que no hay colapso hospitalario ni Bogotá, pues se han instalado hospitales de campaña en 8 hospitales y agregó que el problema de la capacidad no está en las máquinas, sino en el personal médico que hay disponible. "Nuestros médicos, intensivistas, enfermeros y demás está trabajando turnos extensos, hasta del doble o del triple", afirmó.

El estado de la pandemia

De acuerdo con la alcaldesa, en este segundo pico de la pandemia se ha visto que hay menos casos activos; sin embargo, hay más personas asintomáticas y los casos que llegan a cuidado médico son más graves.

"En el primer pico el 71% de la gente era sintomática y en este segundo pico el 60% de la gente es asintomática", afirmó la alcaldesa.

Afirmó que la mayoría de las personas que se encuentra en cuidados intensivos corresponden a personas que se encontraron con sus familias en diciembre. Diferente a lo ocurrido en el primer pico, cuando los brotes ocurrieron mayoritariamente en el trabajo.

Recordó que una de las recomendaciones del Distrito fue el aislamiento previo a las reuniones familiares. En ese momento, la mayoría de las personas en UCI son personas de entre 40 y 69 años.

Destacó que la ciudad ha robustecido su sistema de rastreo de casos, duplicando su capacidad. Ahora el sistema ha identificado el 60% de los casos antes de que presenten síntomas. Esto ha permitido que se puedan identificar a los pacientes antes de que desarrollen síntomas. También destacó que Bogotá fue la ciudad de la región que más UCIs tiene, solo superada por Nueva York.

La alcaldesa recordó que "lo que nos cuida realmente es usar el tapabocas, lavarnos las manos, mantener el distanciamiento y evitar socialización es intensas con miembros de la familia con los que no convivimos".

Con respecto a la distribución de pacientes hacia otras ciudades, la alcaldesa informó que estos traslados se hacen normalmente y de hecho, la ciudad ha recibido 233 pacientes y ha transferido 37 pacientes. El objetivo de esto es que la ciudad mantenga por lo menos 120 camas libres diariamente.

La alcaldesa hizo un llamado a la ciudadanía a que sea cuidadosa y no exponga la vida de las personas cercanas. Y afirmó que pese a que empiece la vacunación, el autocuidado deberá continuar sin excepción.