La ciencia cumplió ¿lo hará la Organización Mundial del Comercio?

AFP

Brajendra Navnit, Embajador y Representante Permanente de la India ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) defendió una propuesta de su país en conjunto con Suráfrica y ocho países más que busca que el organismo exima a los países miembros de la aplicación de algunas patentes, y otros derechos de Propiedad Intelectual (IP) en virtud del Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio, conocidos como ADPIC, por un período limitado de tiempo.

Esto, asegura el diplomático, con el fin de garantizar que los derechos de propiedad intelectual no restrinjan la rápida fabricación de vacunas y tratamientos contra el covid-19. Si bien algunos miembros han expresado su preocupación por la propuesta, una gran proporción de los miembros de la OMC la apoya y ha recibido el respaldo de varias organizaciones internacionales, agencias multilaterales y la sociedad civil global.

Tiempos sin precedentes exigen medidas poco ortodoxas. Vimos esto en la eficacia de los cierres estrictos durante un período limitado como política de intervención para reducir la propagación de la pandemia” afirma Navnit quien asegura que el Fondo Monetario Internacional (FMI) en su edición de octubre de 2020 de Perspectivas de la economía mundial declara que “…sin embargo, el riesgo de resultados de crecimiento peores que los proyectados sigue siendo considerable. Si el virus resurge, el avance de los tratamientos y las vacunas es más lento de lo previsto, o el acceso de los países a ellos sigue siendo desigual, la actividad económica podría ser menor de lo esperado, con nuevas políticas de distanciamiento social y cierres más estrictos”.

La situación parece ser más sombría de lo previsto, sentencia y afirma que “ya hemos perdido el 7% de la producción económica del escenario de referencia proyectado en 2019, lo que se traduce en una pérdida de más de 6 billones de dólares del PIB mundial.

Para Navnit la señal para garantizar un acceso oportuno y asequible a vacunas y tratamientos funcionará como un gran refuerzo de confianza para la reactivación de la demanda en la economía. Con la aparición de vacunas exitosas, parece haber alguna esperanza en el horizonte. Pero ¿cómo se harán accesibles y asequibles para la totalidad de la población mundial? se pregunta.

Tal como están las cosas, incluso los escenarios más optimistas de hoy no pueden asegurar el acceso a las vacunas y terapias contra el covid-19 para la mayoría de la población, tanto en países ricos como pobres, para fines de 2021. Todos los miembros de la OMC han expresado unánimemente la necesidad urgente de ampliar la capacidad de fabricación de vacunas y terapias para satisfacer las necesidades globales masivas. La propuesta de exención de los ADPIC busca satisfacer esta necesidad asegurando que las barreras de propiedad intelectual no se interpongan en el camino de tal aumento de la capacidad de fabricación.

Las flexibilidades existentes en el marco del Acuerdo sobre los ADPIC no son adecuadas, sostiene Navnit, ya que no consideran las circunstancias especiales generadas en la pandemia. Las licencias obligatorias se emiten país por país, caso por caso y producto por producto, donde cada jurisdicción con un régimen de propiedad intelectual tendría que emitir licencias obligatorias por separado, lo que prácticamente hace que la colaboración entre países sea extremadamente onerosa. Si bien alentamos el uso de las flexibilidades de los ADPIC, las mismas requieren mucho tiempo y son complicadas de implementar. Por lo tanto, no pueden garantizar el acceso oportuno a vacunas y tratamientos asequibles.

La propuesta de exención de los ADPIC es una respuesta específica y proporcionada a la excepcional emergencia de salud pública que enfrenta el mundo en la actualidad. Esa exención se ajusta perfectamente a las disposiciones del artículo IX del Acuerdo de Marrakech que estableció que la OMC puede ayudar a garantizar que no se pierdan vidas humanas por falta de un acceso oportuno y asequible a las vacunas.