LAS MONARQUÍAS EN EL SIGLO XXI
Reinados de Isabel II y Margarita II, entre los más largos

Foto Montaje El Nuevo Siglo

Luis XIV, rey de Francia, ostenta el récord del reinado más largo antes del siglo XX, ya que permaneció en el trono entre 1643 y 1715 (más de 72 años). Y, en la historia contemporánea lo tiene el monarca tailandés, Bhumibol Adulyadej (fallecido en 2016), con 70 años y cuatro meses, pero, en breve, sería superado por la reina Isabel II de Inglaterra.

Son pocos los monarcas que han marcado récord de longevidad en el trono y de allí que por estos días se haya exaltado la figura de dos insignes figuras de la realeza: la reina Margarita de Dinamarca que cumplió este viernes sus bodas de oro en el trono e Isabel II, que si Dios lo permite, festejará su jubileo de platino en junio.

Con orígenes tan antiguos como la humanidad misma, permanecen en el mundo 26 monarquías que abarcan una gran cantidad de reyes, reinas, emperadores, sultanes y emires que reinan en 43 países. 

Y aunque la monarquía es una forma de gobierno en la que la jefatura del Estado reside en una persona, un rey o una reina, cargo habitualmente vitalicio al que se accede por derecho y de forma hereditaria, no en todas significa que ostenten en poder político. La gran mayoría de ellas cumplen más un rol social por ser parte de la antiquísima tradición y representar la cultura de su pueblo.

Las hay en Europa, Asia, Medio Oriente y algunas naciones africanas. Son de tres tipos: las que gobiernan, las que comparten el poder (monarquías parlamentarias) y las que no ejercen poder político alguno.

En el primer grupo están Arabia Saudita, Kuwait, Qatar, Emiratos Árabes Unidos, Suazilandia, Brunéi, Omán, Bahréin, Jordania, Marruecos, Bután y El Vaticano; en las segundas, Reino Unido, Mónaco, Tailandia, Liechtenstein, Tonga y Bután. Y, en el tercer grupo, además de Japón están la mayoría de los monarcas de Europa (Noruega, Suecia, Dinamarca, Países Bajos, España, Bélgica, Luxemburgo, Andorra), la sudafricana Lesoto y la gran isla de Groenlandia.

La de mayor “dominio”, si así se puede llamar, al igual que la más conocida a nivel global es la reina Isabel II del Reino Unido, quien es jefe de Estado de Gran Bretaña, Inglaterra, Irlanda del Norte, Gales, Escocia y otras 15 naciones o territorios, algunos de gran tamaño e importancia como Australia y Canadá y otros pequeños y desconocidos como Tuvalu. En todos ellos, ‘Dios salve a la reina’ más que un saludo es un orgulloso himno.

Los reinados más largos

Ha habido centenares de monarcas, pero solo muy pocos han logrado récord de reinados. De allí que Isabel II se haya convertido en una figura emblemática porque está a punto de cumplir los 70 años en el trono, enfrentando momentos personales y políticos muy difíciles.

Junto a Margarita, de Dinamarca, quien acaba de celebrar sus 50 años de reinad y el sultán de Brunei, hace parte del selecto club de dignatarios que han ocupado el trono durante más tiempo en todo el mundo.

El récord de longevidad de la historia contemporánea para un monarca lo tiene, hasta ahora, el rey de Tailandia Bhumibol Adulyadej, coronado con el nombre de Rama IX en junio de 1946 y muerto en octubre de 2016 a la edad de 88 años, después de un reinado de 70 años y cuatro meses.


Le puede interesar: A comienzo de año, mitad de casos en Europa eran de ómicron


En su orden le sigue Isabel Alejandra María Windsor, la reina Isabel II, nacida el 21 de abril de 1926, accedió al trono el 8 de febrero de 1952 tras la muerte de su padre, Jorge VI.  El 9 de septiembre de 2015, batió el récord de longevidad en el trono de Inglaterra hasta entonces poseído por su tatarabuela, la reina Victoria, que reinó de 1837 a 1901. Tiene 95 años y es la gobernante de más edad en ejercicio. Como reseñamos anteriormente, su largo reinado solo fue superado por el rey de Francia, Luis XIV.

Continúa en este corto litado, el sultán Hasanal Bolkiah, de 75 años, considerado uno de los hombres más ricos del planeta y quien gobierna Brunei, el pequeño país enclavado en Malasia, desde la abdicación de su padre. También es primer ministro.

Tras él se encuentra Carlos Gustavos o Carlos XVI, el monarca de Suecia. Nacido el 30 de abril de 1946, tenía menos de un año cuando su padre, el príncipe heredero, muere en un accidente de avión en Dinamarca.  Ascendió al trono con el fallecimiento de su abuelo, Gustavo VI Adolfo, en septiembre de 1973.

Celebración a dos mujeres

Margarita II se convirtió en reina de Dinamarca a los 31 años, un día nebuloso de enero. Este viernes celebró su 50º aniversario en el trono, con sobrios actos por la pandemia del covid y espera celebraciones populares de septiembre.

Esta soberana artista, siempre digna y bien vestida, ha atravesado medio siglo sin sobresaltos ni errores, lejos de los escándalos de la monarquía inglesa, uniendo cada vez más a su pueblo.

"Cuando llegó al trono, sólo el 45% de los daneses apoyaba la monarquía, no creían que una monarquía tuviera cabida en una democracia moderna", sostuvo la periodista Gitte Redder, autora de libros sobre la casa real danesa.

Hoy en día, la monarquía danesa es una de las más populares del mundo y su reina, una institución.

En 2018, una encuesta de Voxmeter mostró que más del 75% de la población estaba a favor de la realeza y que menos del 15% quería una república.

"La base de esta popularidad es que la reina no es nada política, une a la nación en lugar de dividirla", dijo el historiador Lars Hovebakke Sørensen, quien destacó que ella “consiguió ser una reina que unificó a la nación danesa en una época de muchos cambios: la globalización, la emergencia de un estado multicultural, las crisis económicas de los años 70, 80 y de nuevo entre 2008 y 2015, y la pandemia de covid-19".

Esta madre de dos hijos, ya ocho veces abuela, Margarita II fue entronizada el 14 de enero de 1972 a la muerte de su padre Federico IX, convirtiéndose en la primera mujer al ocupar la cima de la casa real más antigua de Europa.

En un documental, Margarita II confesó que aprendió de su padre a recibir el amor de sus súbditos. "Debes recibir. No debes limitarte a agitar la mano", le dijo Federico IX.

Viuda desde 2018, la reina, conocida cariñosamente como "Daisy" por su pueblo, ha contribuido a modernizar paulatinamente la monarquía sin banalizarla.

Entre tanto, el Palacio de Buckingham, acaba de publicar el programa para celebrar el jubileo de platino, es decir los 70 años de reinado de Isabel II. Serán cuatro días de festejos que comenzarán el 2 de junio, aniversario de la coronación de Isabel II en 1953 en la Abadía de Westminster, en la primera y hasta ahora única ceremonia de este tipo televisada en el Reino Unido.

Entre las iniciativas anunciadas hay dos que buscarán dejar un recuerdo de este hito histórico. Una de ellas, bautizada "Jubilee Green Canopy", permitirá plantar 60.000 árboles en todo el país en 2022.  La otra consistirá en un concurso nacional, abierto a todos los profesionales y aficionados a la repostería mayores de ocho años, "para crear un nuevo postre dedicado a la reina".  

Los cinco finalistas elaborarán su receta ante un jurado, entre los que figurará el jefe de cocina del palacio.  La receta ganadora se pondrá a disposición del público para ser reproducida en fiestas de barrio y perdurar "para las generaciones futuras". 

Con esta pomposa celebración, la monarquía británica, recientemente eclipsada por la degradación de la salud de la monarca, que se suma a varios estrepitosos escándalos en el seno de la familia real, el más reciente el de su tercer hijo, el príncipe Andrés, a quien se vio forzada a retirarle los títulos, espera generar noticias positivas y mejorar su imagen. Es una reina muy querida por sus súbditos y así han expresado públicamente varias veces.