Off the record

Foto Archivo EL NUEVO SIGLO

¿Extras para trabajo en casa?

En sus redes sociales el senador Carlos Fernando Motoa, de Cambio Radical, ponente del proyecto de trabajo en casa le pidió ayer al Gobierno evaluar la convocatoria a sesiones extras para aprobar esa regulación. “Incremento de casos de Covid-19 y tiempo que tomará culminar vacunación harán que, inevitablemente, millones de colombianos continúen trabajando en sus hogares”, argumentó Motoa, anotando que los “trabajadores requieren garantías para cumplir funciones, cuidando su salud, pero además accediendo a derechos como desconexión laboral y auxilio de conectividad. En el peor momento de esta crisis, tenemos obligación de avanzar pronto en las soluciones”.

Modalidad laboral especial

La iniciativa, radicada con mensaje de urgencia el 25 de septiembre por el ministro de Trabajo, Ángel Custodio Cabrera, fue aprobado el 12 de diciembre en primer y tercer debates por las comisiones séptimas conjuntas, por lo que solo falta el visto bueno de las plenarias, que para el efecto podrían sesionar simultáneamente, y la eventual conciliación. El articulado regula la modalidad de trabajo en casa como una forma de prestación del servicio en situaciones ocasionales, excepcionales o especiales, que se presenten en el marco de una relación laboral con el Estado o con el sector privado, sin que conlleve variación de las condiciones laborales establecidas o pactadas al inicio de la relación laboral. Cabrera ha explicado que “este es uno de los temas que por efectos de la pandemia se vio venir, se quiere consolidar y lo más importante, es que ha sido el camino para mantener muchísimos puestos de trabajo en el país”; anotó que “esta nueva visión de trabajo en casa es muy importante y yo creo que el trabajo que realizarán en la discusión del proyecto en el Congreso va a ser clave. El trabajo en casa llegó para quedarse”.

La huella de los pacientes

Informó la Gobernación del Valle del Cauca que, entre pinceladas y la impronta de las huellas de los pacientes, el muralista y grafitero caleño Juan Esteban Camacho, transformó una de las paredes de la Unidad de Quemados del Hospital Universitario del Valle, en un gran mural que hoy inspira a quienes se recuperan de sus heridas. “Es una invitación para los niños, para los adultos y para todas las personas que están aquí. Es una invitación a imaginar, a creer en un mundo nuevo, a creer en mundo mejor y también transmite un poco de valor para recuperar las fuerzas y salir al mundo exterior”, dijo el joven artista, que motivado por la labor que se realiza en la principal institución de salud del suroccidente del país decidió donar la obra. Camacho aceptó la invitación para darle color a la blanca pared con su obra, en la que además le apostó a involucrar a los protagonistas de esta Unidad, pues las huellas de los niños y otros pacientes aportan a la textura del gran mural. “Es una propuesta para conectar a los pacientes con la pintura y al mismo tiempo con la vida y la naturaleza a través de este gesto tan sencillo como es colocar nuestra huella digital para construir una imagen”, señaló.