Espaldarazo del Consejo de Seguridad de ONU a paz de Petro

Presidencia

Un nuevo respaldo a la consecución de la paz en Colombia dio ayer el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas al aprobar, por unanimidad, la ampliación del mandato de la Misión de Verificación de la implementación del Acuerdo de La Habana e incluir en sus tareas la reforma rural y el capítulo étnico. 

En la sesión que se desarrolló en la sede de Naciones Unidas, en Nueva York, participaron la vicepresidenta Francia Márquez y el canciller Álvaro Leyva. 

Márquez expresó su agradecimiento al Consejo de Seguridad de la ONU “que, de manera unánime, haya ampliado el mandato de la Misión de Verificación sobre el capítulo referente a la reforma rural y el capítulo étnico; es un espaldarazo internacional a nuestro compromiso”. 

Por su parte, Carlos Ruiz Massieu, representante especial del secretario general y jefe de la Misión de Verificación de las Naciones Unidas en Colombia, en su intervención dijo que “la decisión del Consejo hoy (ayer) de autorizar la expansión del mandato de la Misión para que incluya la reforma rural amplia del Acuerdo y el capítulo étnico en sus tareas de verificación permitirá que la Misión aumente su contribución a la paz en Colombia”. 


Le puede interesar: Se recrudecen combates entre el Eln y disidencias Farc en Arauca


En cuanto al informe que presentó la Misión de Verificación correspondiente al último trimestre de 2022, Ruiz Massieu destacó el impulso que le está dando el nuevo Gobierno a la reforma rural prevista en el Acuerdo de Paz. 

“La reforma rural está, ahora y finalmente, situándose de manera clara en el centro de los esfuerzos para construir una Colombia más pacífica y próspera”, dijo el funcionario de Naciones Unidas. 

Agregó Ruiz que este año es clave para avanzar en la legislación pendiente para implementar el Acuerdo de Paz. “Los representantes de las víctimas en el Congreso, así como los miembros de los partidos de todo el espectro político, tendrán todos un papel fundamental que desempeñar”, dijo. 

De otra parte, subrayó que “es lamentable que, a más de seis años desde la firma del Acuerdo, la violencia continúe contra las comunidades, líderes y lideresas sociales y antiguos miembros de las Farc-EP. En las últimas semanas, han ocurrido numerosos hechos de violencia, especialmente en zonas priorizadas para la implementación del Acuerdo”.