INFORME
Por ausentismo piden cambiar legislatura

Foto Montaje El Nuevo Siglo
Ante la ausencia de los congresistas a las sesiones por atender sus compromisos con las elecciones presidenciales, se propone que el final de la última legislatura empiece en enero o febrero y no el 16 de marzo

_________

Se alzan voces que reclaman con urgencia modificar las fechas de la última fase de las legislaturas.  Está establecido que cada legislatura empiece el 20 de julio, tenga un receso entre el 16 de diciembre y el 16 de marzo, y finalice el 20 de junio.

Pero cada cuatro años, el tramo final de la última legislatura del cuatrienio se cruza siempre con las campañas electorales, tanto la de las parlamentarias, como las presidenciales.

Por eso se ponen sobre la mesa propuestas para modificar el calendario legislativo en la última legislatura para que el receso no culmine en marzo, sino en enero o febrero.

El presidente de la Cámara, Rodrigo Lara, de Cambio Radical, le dijo a EL NUEVO SIGLO que él estaría de acuerdo con una reforma constitucional sobre el tema y manifestó que “me parece una buena idea. La verdad es que es muy difícil conciliar el ritmo de la campaña presidencial en su recta final con el trabajo sereno y pausado de deliberación legislativa”.

Entre tanto, el senador Jorge Iván Ospina, presidente de la Alianza Verde, expresó que “sin duda se debe modificar, pero es aún más importante cambiar la cultura de gestión al interior del Congreso. Debemos legislar de lunes a jueves sin capar ni sesiones de comisiones y plenarias, si no siempre el Congreso estará atrasado frente a los problemas y las necesidades de legislación que la sociedad colombiana demanda”.

Señaló que “montones de debates de control político, como el de Saludcop, el de las pensiones, el de Hidroituango, el de las armas de juego, el de la implementación del posconflicto, se dejan de hacer. Y evaluar el Estado en esas circunstancias es imprescindible por el bienestar de los colombianos”.

Dijo igualmente que “no necesariamente se trata de un cambio de ley, aunque se podría. Lo que se tiene que hacer es una tarea de un presidente que se amarre los pantalones y comprenda la importancia, el prestigio y el papel del Congreso en la sociedad colombiana”.

Por su parte, el senador del Centro Democrático, Ernesto Macías, propuso que la próxima semana no haya sesiones en el Congreso, “pero siempre y cuando los días que se deben sesionar se repongan en las semanas que vienen. Y es muy fácil: es trabajar de lunes a viernes, que nunca lo hace el Congreso”.

Para Macías, debería hacerse “una modificación en sentido de incrementar los días de sesiones. El Congreso sesiona muy poco”.

Por su lado, el senador Jorge Enrique Robledo, del Polo Democrático, sostuvo que “se debería estudiar los pro y los contra. Habría que ver. Tendríamos que mirar con detenimiento. No tengo la certeza, porque el problema es que uno puede decir que no se haga en esas fechas”, pero “no veo la fecha en que no genere contradicción en tiempo”.

Manifestó que parte del trabajo de los congresistas es mantener viva la política y que “si hay una etapa en la que trabajamos duro es en estos días, pero lo que no veo es cómo evitar esa contradicción, que eso se da en todos los países del mundo”.

Y frente a la posibilidad de correr las elecciones presidenciales, anotó que “el problema es que para donde se corran, se cruza con las actividades del Congreso. Por ejemplo, las elecciones de marzo comprometen a los congresistas, es inevitable. Y las elecciones presidenciales, también nos comprometen. Y resulta que hay sesiones casi todo el año”.

El presidente del Directorio Nacional Conservador, Hernán Andrade, consideró que “de pronto es que se debe anticiparse. En la práctica yo estaría de acuerdo a que se ampliara, es decir, que arrancáramos en enero, en febrero, y que cada parlamentario cumpla la ley”.

Dijo que “habría que mirar con calma lo de la ampliación de la jornada. Por el contrario, debemos trabajar mucho más”.

El legislador Juan Manuel Corzo, también del Partido Conservador, resaltó que “Colombia tiene dos periodos seguidos electorales. Salimos del periodo del Congreso al periodo presidencial. Eso implica dos lapsos unidos y eso es algo que se debe revisar constitucionalmente. A mí me gusta más el periodo de cinco años, como se planteaba, para que no haya elecciones tan seguidas. Y ya casi llevamos un año y la gente viaja mucho, y eso le quita la responsabilidad a los congresistas de ir a las comisiones y a las plenarias”.

 

Reforma política

 

Para el senador Luis Fernando Velasco, del Partido Liberal, lo que se tiene que hacer es una verdadera reforma política.

“Lo que se tiene que implementar es una seria reforma política en donde la responsabilidad no sea solo personal, sino política del partido. Creo que parte de ese problema se soluciona el día en que en Colombia haya una lista cerrada, donde uno no compita con sus propios compañeros de lista, sino que se haga equipo, y quienes definan quienes representan a sus partidos sean los ciudadanos”, manifestó Velasco.

Indicó que a Colombia lo que le ha hecho mucho daño son las campañas unipersonales, porque cada uno actúa con su lógica y no con la lógica de los partidos.

“Si usted ve ahora, la mayoría de los políticos quemados en cambio de estar haciéndole campaña, respondiendo a sus ideas, están revisando encuestas y acompañando a quien está adelante en las encuestas, a ver si les dan algo después de elecciones. Es un problema coherencia política”, sostuvo.

Y agregó que en “los congresos serios en el mundo, el trabajo parlamentario trasciende el trabajo en el Congreso. Quienes trabajamos seriamente, estudiamos un proyecto, revisamos, nos reunimos con la gente, lo debatimos y cuando ya está concertado lo llevamos para votación en el Congreso. Lo que el país ve son unas votaciones”.

 

Modificación de horarios


Debido al cierre de las campañas presidenciales en todas las regiones del país, algunos parlamentarios plantearon la posibilidad de no sesionar esta semana en el Congreso para poder dedicarse a la política.

La propuesta la había hecho el senador Mauricio Lizcano, del Partido Social de Unidad Nacional (La U): “Ya la Cámara lo hizo abiertamente ante el país y sin vergüenza. La idea es que la otra semana podamos sesionar un día y la última ninguno y compensemos después del 27. Yo creo que contribuimos más a la democracia y a Colombia estando en nuestras regiones estas dos semanas, que votando proyectos de ley”.

Sin embargo, esto no cayó bien en la mesa directiva que negó la propuesta, pero sí confirmó que modificarán los horarios y los días de sesión por esta semana.

El presidente del Senado, Efraín Cepeda, del Partido Conservador, manifestó que “a pesar de esa petición, a mí me corresponde citar y vamos a tener dos sesiones la próxima semana”.

El senador Juan Manuel Galán, del Partido Liberal, aseguró que “debemos trabajar hasta el último periodo tramitando esta agenda legislativa, para ponerla a consideración de todos los colombianos”.

Las sesiones plenarias, que se convocan generalmente los martes y miércoles, se trasladaron para jueves y viernes.