Off the récord

Foto SIG

A cinco semanas de que termine la vigencia de la vía rápida legislativa, más conocida como ‘fast track’, mecanismo creado para agilizar la aprobación de las reformas constitucionales y legales que desarrollen el acuerdo de paz con las Farc, es claro que hay todavía cinco proyectos en curso y que alguno de ellos podría correr el riesgo de hundirse. El ministro del Interior, Guillermo Rivera, es consciente de ello y, por lo mismo, según trascendió en las altas esferas de la Casa de Nariño, el presidente Santos estaría pensando en enviar a los debates en las próximas semanas a varios de los integrantes del gabinete con el fin de que ayuden a empujar, con sus respectivas bancadas, las votaciones en las comisiones y las plenarias de Senado y Cámara.

Denuncias entre Lara y Rivera

No quedó en nada el ‘conato’ de rebelión de alrededor de 30 representantes a la Cámara que le pidieron al presidente de la corporación, Rodrigo Lara, que se retirara de los debates relacionados con la implementación del acuerdo de paz con las Farc. Sin embargo, el enfrentamiento entre el parlamentario de Cambio Radical y el ministro del Interior, Guillermo Rivera, podría pasar a los estrados judiciales. Por lo menos así lo ve un abogado penalista que lleva varios procesos ante la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia. “… Algunos de los señalamientos de Rivera contra Lara pueden comportar imputaciones de tipo penal, en tanto que el parlamentario también podría replicar con denuncias sobre falsa denuncia o por injuria o calumnia agravadas”, precisó el abogado.

Colgados candidatos por firmas

Las campañas de recolección de firmas entran ya en la recta final y se sabe que, por lo menos, dos de los aspirantes que decidieron utilizar esta vía para crear movimientos significativos de ciudadanos para sustentar sus respectivas aspiraciones a la Casa de Nariño estarían muy colgados. Como se sabe, deben reunirse cerca de 400 mil firmas válidas, por lo que es necesario entregar, como mínimo, entre 550 o 600 mil firmas, con el fin de contar con un colchón de rúbricas suficiente, en caso de que un porcentaje de entre 10 o 15% puedan ser descartadas, como ocurre normalmente en las revisiones de la Registraduría.

Los cálculos electorales de las Farc

La cúpula del partido político de las Farc ya tiene una estrategia política medianamente delineada sobre lo que será su actividad proselitista en los próximos meses. Se sabe, por ejemplo, que hay cálculos en torno a que por cada desmovilizado se tendrían que estar reuniendo entre 8 y 10 votos. Si los listados entregados por esa guerrilla ascienden a 14 mil personas, entonces el objetivo es que la lista al Senado tenga un ‘plante’ electoral superior a los 100 mil votos, más los que se puedan sumar con la bandera de la apuesta por la paz. Paradójicamente, no se piensa que alguna de la base política de la Unión Patriótica pueda entrar a apoyar las listas de las Farc para Senado y Cámara, e incluso se les ve como rivales en determinadas regiones.

Caso Reficar sigue en vilo

Nada que se define la situación jurídica de los investigados por los sobrecostos millonarios en la construcción de la Refinería de Cartagena, pese a que se había indicado en fuentes de la Fiscalía que antes de que terminara el tercer trimestre buena parte de los implicados por las graves anomalías en ese proyecto que pertenece a Ecopetrol, terminarían tras las rejas. Ya quedan menos de dos meses para que entre en vigencia la vacancia judicial a mediados de diciembre. Por lo pronto, se sabe que el proceso en la Contraloría marcha con mejor ritmo y estaría dando resultados concretos antes de que termine el presente año.