PARA UNA ADULTEZ PLENA Y TRANQUILA
Diez cosas que debe tener a los 30

Foto El Nuevo Siglo

Anteriormente, llegar a los 30 años implicaba estar en la edad adulta y la creencia generalizada era que, para esa edad, las personas ya debían estar casadas, tener hijos y una vida organizada. Esa costumbre ha cambiado y actualmente los treinta se perciben como la edad para empezar a tener un estilo de vida estable en diversos ámbitos, por lo cual son el momento ideal para tomar decisiones de cara a una nueva etapa. 

Teniendo en cuenta que los treinta vienen con muchas sorpresas y buenos momentos por experimentar, Resuelve tu Deuda hizo la lista de las diez cosas que deberían ser infaltables cuando llegue el momento de soplar  las 30 velitas:

1. Independencia. Es muy importante que ya no dependa de alguien más. Si es de los que nunca ha salido de su casa y no sabe vivir de manera independiente, es un gran propósito para los 30. Recuerde que mientras más grandes somos más difícil es adoptar nuevos estilos de vida, por lo que es mejor acostumbrarse cuanto antes a depender de usted mismo.

2. Bienes propios. Aunque las cosas no son lo más importante, es necesario que cada persona cuente con bienes propios y que vaya formando su patrimonio poco a poco. Haciendo adquisiciones desde que inicia su vida laboral, podrá diluir el gasto en el tiempo y no se verá en la necesidad de equipar su hogar de golpe, adquiriendo créditos con varios meses de intereses.

3. Un presupuesto. Si ya tiene ingresos y gastos, la herramienta más importante que puede tener es un presupuesto en el que registre todos los movimientos, fijos y variables, de su dinero. Este puede ser tan sencillo como una hoja de papel y tan complejo como una app, usted decide lo que se le acomode, lo importante es no dejar de hacerlo mes a mes para tener transparencia total de a dónde va su dinero.

4. Un estilo de vida ajustado a sus posibilidades. ¿Ya hizo su presupuesto? La recomendación es destinar el 70% de sus ingresos a vivienda, educación, salud y transporte y 30% a ahorro, entretenimiento y pago de deudas. Ahora que sabe cuánto puede gastar en cada rubro, ajuste su estilo de vida a su ingreso. 
Si paga una renta que equivale al 50% de sus ingresos y la educación, salud y transporte representan 40% de los mismos, solo tendrá 10% para entretenerse, ahorrar y pagar sus obligaciones, lo que puede generar que incurra a créditos para cubrir el excedente. No viva una vida que no puede pagar, porque la hora de pagar llegará tarde o temprano. 

5. Fondo de ahorro: Una persona promedio a los 30 tiene entre 5 y 8 años de experiencia profesional. Esto significa que ya debe de tener un fondo de emergencias. Lo recomendable es que sea de entre 3 y 6 meses de sueldo, para que en caso de una eventualidad como puede ser un despido o gasto inesperado no tenga que recurrir al crédito.

6. Un plan de ahorro para el retiro. Desde su primer día laboral debe comenzar a preocuparse por el último. Tener un plan de ahorro destinado para el retiro en una cuenta o producto que le generen rendimientos es básico. Recuerde que el tiempo es su mejor aliado a la hora de invertir, porque lo ayuda a reducir riesgos y a ir poco a poco. Mientras más tiempo se tarde en empezar su ahorro, más dinero tendrá que destinar mensualmente para llegar a su meta.

7. Seguro de gastos médicos mayores. La salud es su mejor inversión. Saque de su mente el “a mí nunca me va a pasar”. Nadie está libre de una eventualidad y es mejor prevenir que lamentar.

8. Plan para la educación. Si está pensando en tener hijos, debe recordar que las colegiaturas cada vez son mayores, por lo que tener un plan de ahorro destinado a la educación es ideal para no verse en apuros cuando lleguen los inicios de ciclo escolar, sobre todo de las universidades.

9. Metas a corto, mediano y largo plazo. No tienen que ser metas financieras, puede ser aprender algo nuevo, viajar, tener una familia, lo que se le ocurra. Sin metas, no sabemos a dónde dirigimos nuestros esfuerzos y es muy difícil motivarnos. Fije metas y trabaje para lograrlas.

10. Control sobre sus deudas. Ser dueño de su situación financiera es lo mejor que puede tener. Los 30 son los nuevos 20, disfrútelos sin ataduras a créditos y use inteligentemente su tarjeta para asegurar un futuro tranquilo. Si ya tiene un problema de sobreendeudamiento, acérquese a un experto que lo ayude a resolverlo.