ENCUENTRO EN LA CASA DE NARIÑO
Con sigilo arrancó empalme Duque-Santos

Presidencia

Para empezar proceso de empalme entre los gobiernos entrante y saliente, ayer se reunieron Iván Duque y su antecesor Juan Manuel Santos en la Casa de Nariño.

La agenda de ayer de Duque incluyó, además de la cita en la Casa de Nariño, un almuerzo con el fiscal Néstor Humberto Martínez, el procurador Fernando Carrillo y el contralor Edgardo Maya, encuentro al que asistieron los presidentes de las cortes Constitucional y Suprema de Justicia, los consejos de Estado y Superior de la Judicatura, así como de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP).

 

Empalme

Duque declaró que la reunión fue un ejercicio serio que muestra que hay una transición ordenada y respetuosa.

“Creo que el ejercicio que se ha adelantado hoy es un ejercicio serio, que le ayuda a la democracia colombiana, que muestra que hay una transición ordenada, respetuosa”, dijo el presidente electo, quien estuvo reunido con Santos durante más de dos horas.

Duque electo llegó a la Casa de Nariño hacia las 9 de la mañana y de inmediato fue recibido por el actual jefe del Estado, con quien dialogó en la Casa Privada. Más tarde se reunieron en el despacho presidencial y después tuvieron una reunión ampliada con los miembros de los grupos designados por ambos para el proceso de empalme.

Por el Gobierno nacional estuvieron el vicepresidente Óscar Naranjo y los ministros de Hacienda, Mauricio Cárdenas, y de Comercio, María Lorena Gutiérrez, así como el secretario general de la Presidencia, Alfonso Prada.

Con Duque arribaron la vicepresidenta electa Marta Lucía Ramírez, el exministro Alberto Carrasquilla y María Paula Correa.

“Hablamos de temas de coyuntura, hablamos de temas importantes de la agenta nacional y después sostuvimos una reunión con el equipo que el señor Presidente ha designado para acompañar al Gobierno entrante en este ejercicio del empalme”, precisó.

Explicó que en el encuentro, el jefe del Estado les informó que el vicepresidente Naranjo “va a manejar en el proceso de empalme los temas relacionados con el acuerdo que se ha adelantado con las Farc y su implementación”.

Por su parte, Duque encomendó a la vicepresidenta Ramírez “que esté al frente de ese proceso, para tener toda la información y que nosotros podamos adelantar la transición de la forma más rigurosa posible”.

“Creo que hoy empezamos ese ejercicio que engrandece nuestra democracia, después de un proceso que le permite a una nueva generación gobernar a Colombia”, sostuvo Duque y subrayó que “hoy lo que Colombia necesita es que este proceso de empalme se surta exitosamente para que empecemos a gobernar el 7 de agosto”.

 

Reglamentación de la JEP

En su declaración al término del encuentro, Duque les expresó a los periodistas que “yo sé que hay algunas inquietudes de parte de ustedes sobre temas particulares de coyuntura, relacionados con el debate que se está surtiendo en el Congreso” sobre la reglamentación del procedimiento de la JEP.

Sobre el particular, Duque indicó que “sería importante que la Corte Constitucional pudiera hacer algún pronunciamiento, donde orientara que el proceso que se está adelantando en el Congreso tiene o no tiene algún vicio de forma, de manera que tengamos esa claridad”.

“Y de otro lado”, agregó, “también creo que es importante que se haga un proceso de diálogo en el Congreso, con la bancada del Centro Democrático y de algunos otros miembros de lo que será nuestra coalición, para escuchar las posturas, las recomendaciones, las sugerencias, y que eso permita de pronto avanzar y tener claro cuál es el mejor camino a seguir”.

Al finalizar, el presidente electo anunció que “estaremos informando el desarrollo del proceso de empalme, pero creo que hoy empezamos este ejercicio que engrandece nuestra democracia después de un proceso que le permite a una nueva generación gobernar a Colombia, y mi mayor deseo es gobernar con todos y para todos los colombianos, y que construyamos un proceso de unidad pensando en las cosas que necesita nuestro país para salir adelante”.

“Yo he hablado de una Colombia, y una Colombia no significa que no existan diferencias, nosotros podemos unirnos en medio de la diferencia cuando nos concentramos en las cosas que nos unen y no en las que nos dividen. Y creo que hoy lo que Colombia necesita es que este proceso de empalme se surta exitosamente, para que empecemos a gobernar el 7 de agosto pensando en el futuro de los colombianos porque queremos un futuro para todos”, anotó.

 

Independencia de poderes

Tras el almuerzo con los jefes de los organismos de control y los presidentes de las cortes, Duque consideró que fue “una reunión muy importante, porque respetando la debida independencia de poderes, hoy hemos reafirmado el deseo de todos de avanzar en una lucha frontal contra la corrupción en nuestro país y de hacer de la bandera de la ética pública uno de los grandes lineamientos de todas las instituciones de nuestro país”.

“Además, celebro que hayamos tenido un diálogo franco, amable, con los presidentes de las altas cortes, y creo que es muy importante que en aras de lograr ese gran consenso por la reforma a la justicia, la lucha contra la corrupción y la promoción de la ética pública, también sembremos en Colombia un gran ambiente de concordia y paz institucional, donde respetando la independencia de los poderes, tengamos la capacidad de dialogar y definir una agenda conjunta”, anotó.

El encuentro, dijo, “es un avance en lo que va a ser el desarrollo de una reforma en la que todos nos podamos poner de acuerdo como país y que esto contribuya a devolverle la confianza a los colombianos en las instituciones y que se convierta ese consenso en una de las herramientas más efectivas para derrotar la corrupción en nuestro país”.