CANDIDATOS A SEGUNDA VUELTA PRESIDENCIAL
Duque y Petro en lenguaje no verbal

Foto Agence France Press
Ilene Daza, coach especialista en neuroemoción, lenguaje no verbal y micro expresiones faciales, hizo un análisis de lo que mostraron en sus apariciones.

______________
Ya que los colombianos no podremos volver a ver juntos a los candidatos presidenciales Iván Duque y Gustavo Petro en un debate, Ilene Daza, coach especialista en neuroemoción, lenguaje no verbal y micro expresiones faciales, hizo un análisis de lo que mostraron en sus apariciones, particularmente el 27 de mayo cuando las urnas les dieron el paso al balotaje del 17 de junio.

Daza sostuvo que previo y durante la jornada electoral del pasado 27 de mayo, los candidatos mostraron comportamientos distintivos que evidenciaron su estado emocional interno. Una mirada desde la neuroemoción revela las expresiones faciales y los gestos predominantes en cada uno de ellos.

A escasos días de la segunda vuelta electoral, el país enfoca su mirada en los dos líderes en disputa, pero detrás hay una larga campaña que también arroja un balance emocional para los aspirantes. Seguridad, coherencia, tristeza, frustración, alegría fueron algunos de las emociones que exhibieron los candidatos durante la contienda, sumando o restando votos para sus propuestas. Y, ahora, con miras a la segunda vuelta, el lenguaje no verbal será un activo determinante en el desenlace electoral.

“Se puede construir comunicación no verbal para alcanzar ciertos objetivos”, explicó Daza. La teoría de la Inteligencia Emocional (http://www.danielgoleman.info/) asegura que las personas capaces de leer e interpretar la comunicación no verbal y controlar cómo son percibidos por los demás, disfrutarán de un mayor éxito en la vida que quienes carecen de esta habilidad.

Daza advirtió que “al aprender a leer las emociones y el lenguaje no verbal, podemos ayudar a organizar el cuerpo para cambiar la emoción y ser más asertivos en nuestra comunicación. Los seres humanos demoramos tan solo medio segundo en expresar nuestras emociones en el rostro y el cuerpo, por eso es primordial estar atentos a los micro gestos que se reflejan en las expresiones faciales y también a los macro comportamientos que son todas las posturas y expresiones corporales”.

“Como seres humanos tenemos unos “comportamientos base pero ante una emoción o creencia específica, nuestra forma de proceder cambia y produce una determinada reacción. Al leer las emociones podremos saber cuáles son los sentimientos predominantes ante un tema o una circunstancia determinada”, anotó Daza. Es ahí donde esta experta colombiana en coaching afina toda su experiencia y conocimiento para analizar el lenguaje no verbal de los candidatos presidenciales, durante la campaña y el día de la primera vuelta.

¿A favor o en contra?

Tras conocer los resultados de la primera vuelta, las reacciones emocionales que manifestaron los líderes políticos enviaron mensajes claros al inconsciente colectivo, algunas veces favorables y otras desfavorables para sus objetivos electorales. Los colombianos pudimos observar en los candidatos emociones de tristeza, frustración, desagrado, miedo, sorpresa y alegría.

Al analizar en detalle, Daza afirmó que existen comportamientos distintivos en cada uno de los candidatos, lo que describe a continuación.

Iván Duque: líder en lenguaje corporalduque

Lenguaje corporal reiterado: Mira de frente a la cámara, a los periodistas y a los otros candidatos. Su fortaleza viene dada porque emplea, habitualmente, micro gestos y macro gestos ilustrativos de puntualización. Sus movimientos eficaces con las manos, acompañando su discurso proyectan credibilidad, confianza, seguridad y cercanía.

Maneja de forma impecable su lenguaje no verbal. De todos los candidatos de primera vuelta, es quien mejor maneja sus expresiones y postura corporal y lo hace de manera consistente. 

Con los resultados de la primera vuelta presidencial a su favor, sus micro y macro comportamientos reflejaron seguridad, apertura y alegría. Durante su discurso mostró una sonrisa auténtica que se reflejó en la contractura muscular de la cara (las llamadas “patas de gallina” que son evidencia no verbal de un estado interno de felicidad). El movimiento de sus dos manos era coherente con su alocución. 
Durante la campaña y tras la victoria el día de la elección, Duque demostró que, habitualmente, es congruente con sus gestos, posturas, movimientos y palabras.

duque

duqueSugerencia: Debe tener cuidado con un reflejo que aflora ante una pregunta y es mover el cuello y tragar saliva, lo que evidencia una emoción de inseguridad, nerviosismo o profunda incomodidad. Con la auto observación se dará cuenta en qué temas o en qué momento surge ese reflejo producto de esa emoción. También debería incorporar antes de sus exposiciones públicas rutinas que le ayuden a estar más tranquilo, relajado y seguro.

Gustavo Petro: más apertura y cercanía

Lenguaje corporal reiterado: En algunas exposiciones públicas y de forma repetida, Petro lleva sus manos hacia atrás manteniendo los brazos hacia la espalda. Esta postura, proyecta inseguridad y algún grado de introversión. 

petroEste macro comportamiento conocido como “la posición real” significa “no te acerques”. (Puede observarse en la familia real británica cuando quieren mantener distancia de la gente).

El día de los resultados de primera vuelta, específicamente, Petro tuvo macro comportamientos que reflejaban contención, ansiedad y nerviosismo. Por algunos momentos, se aferraba con las dos manos al micrófono: con la derecha lo agarraba y con la izquierda hacía círculos. Tampoco sabía dónde poner sus manos. Y al cambiar de manos para agarrar el micrófono, hacía evidente su incomodidad.

Otro gesto en algunos momentos, fue alzar los hombros. Para los expertos en lenguaje no verbal esto se traduce en: “no sé qué hacer” cuando nos sentimos inseguros ante un tema o una determinada circunstancia. (https://www.facebook.com/JoeNavarroNonverbals/ y https://es.wikipedia.org/wiki/Encogimiento_de_hombros)

petro

Sugerencia: Mi recomendación para el candidato es trabajar más movimientos de apertura y cercanía, con su postura, sus brazos y sus manos. Mostrar las manos y acompañar su discurso con ilustraciones puede darle un impulso positivo a su conocida buena oratoria. Además, le daría otra ganancia a su favor: al mover los brazos y manos con soltura y seguridad, los hombros se quedarían quietos. Ya no habría contención y no alzaría los hombros.

Recordemos que según estudio realizado por Givens en 2005, “los movimientos eficaces con las manos aumentan nuestra credibilidad y capacidad de persuasión ya que el cerebro humano está programado para percibir el más mínimo movimiento de las manos y los dedos”.

Todo comunica

Para Daza es lógico que durante la campaña y mucho más el día de la primera vuelta presidencial, los candidatos manifestaran diversas emociones de malestar, bienestar, duda, ansiedad o inseguridad.

“Eran muchas emociones encontradas y era previsible. Sin embargo, éste fue un escenario ideal para evidenciar la autogestión de sus emociones, así como su preparación en ese sentido. Todas esas manifestaciones tuvieron un impacto en el inconsciente colectivo, con resultados favorables o no de acuerdo a la percepción ciudadana”, señaló.

En síntesis, el lenguaje no verbal de los candidatos ratifica la convicción extensiva al común de los ciudadanos. “El significado de la comunicación es la respuesta que obtienes en tus interacciones”, finalizó Daza.