BOGOTÁ , COLOMBIA / Sábado 1 Noviembre / 2014  |   Primer diario de análisis y opinión                 


Rompen negociación sobre paro del martes

Los dueños de los taxis determinaron que el paro programado para mañana sigue en pie, aunque en la reunión de concertación con el vicepresidente Angelino Garzón estaba la Administración del Distrito Capital en pleno.

Ayer en la tarde, tras una reunión entre las partes, el alcalde mayor Gustavo Petro tuteó, desde su lecho de enfermo, que “los espacios del diálogo siguen abiertos, la protesta será garantizada, pero si hay bloqueos se suprimen licencias de quienes participen. Lamentable, pero los taxistas que quieren atacar las políticas Progresistas rompen las negociaciones definitivamente”.

En este mismo sentido, el mandatario agregó que “propuse esquema para laboralizar el trabajo del taxista: jornada de ocho horas, salario y prestaciones. No les interesó a los negociadores”.

El alcalde encargado Guillermo Alfonso Jaramillo afirmó por su parte que se hace lo que se prometió sacar adelante en el Plan de Desarrollo: “Se mantiene el diálogo y se acepta el paro de un sector siempre y cuando se respeten los derechos de los demás, es decir que no se presenten bloqueos”.

Jaramillo dijo que el Distrito se mantiene firme en su posición de establecer una mesa de diálogo con el gremio, con el fin de poder estudiar las diferentes salidas a sus inquietudes. “La Alcaldía lo que está demostrando es que tiene el mejor interés de diálogo. Hemos buscado el mayor nivel de intermediación posible. El doctor Angelino Garzón estuvo con nosotros cuatro horas tratando de buscar una salida y estamos dispuestos a atender todas las inquietudes”.

Ante la solicitud de los taxistas de cambiar el pico y placa, el mandatario dijo que en mes y medio no se puede echar para atrás lo que se ha logrado, ya que el consenso entre la ciudadanía es que esta ha sido una buena medida.

“El señor Alcalde ha dicho en su programa de gobierno y en su Plan de Desarrollo que el pico y placa desaparecerá como método”, dijo Jaramillo, explicando que la Administración “lo que ha hecho es desestimular la cantidad de carros particulares que permanentemente compran”, buscando acabar con esa práctica “que lo que han hecho es que no se tiene un carro sino dos y hasta tres, para poder entonces congestionar la ciudad”.

Frente al tema de las tarifas del servicio de taxis, Jaramillo sostuvo que “les hemos dicho que revisaremos tarifas, les hemos dicho que revisemos zonas amarillas, todo lo que ellos han presentado, con excepción del pico y placa”.

Sostuvo que en la reunión con el Gobierno Nacional, el Distrito respalda la profesionalización del gremio de taxistas, que en muchos casos son explotados por los patronos, sin tener una jornada laboral digna, sin salario definido y sin prestaciones ni garantías sociales.

El Alcalde encargado sostuvo que entre algunos de los concurrentes a la reunión con el vicepresidente Garzón se presentaron contradicciones: “Dijeron que iban a protestar contra una empresa porque son asalariados y se les explota, pero luego se presentan como propietarios que tienen pérdidas. Al fin que son, ¿propietarios o asalariados?”, se preguntó Jaramillo.

Ante el posible paro, la Administración Distrital en Consejo de Seguridad concretó que no se permitirá la toma de vías y que todo está preparado para atender cualquier eventualidad que altere el normal funcionamiento del transporte.

“A ellos les dijimos que los puntos que ellos expresen podemos manejarlos. Este pico y placa ha demostrado mayor movilidad, mayor eficiencia y la gente así lo afirma. Estamos prestos al diálogo ya que queremos el bienestar de los bogotanos incluyendo a los taxistas. Sin embargo no vamos a echar para atrás. Dijimos que el pico y placa estaría en estudio tres meses y de acuerdo a los resultados técnicos que se presentaran se podrían hacer modificaciones”, afirmó el Alcalde encargado.

Aunque el 95 por ciento de los taxistas anunciaron que no se tomarán las calles de la ciudad, hoy será clave en las negociaciones.