Gobierno dice no a reducción en pago de pensionados a salud

Uno de los proyectos de ley de mayor impacto social que ha estado dando vueltas en el Congreso en repetidas oportunidades en los últimos años, es el que busca reducir el aporte mensual que hacen los pensionados a salud del 12% al 4%. La iniciativa superó en la legislatura pasada sus dos debates en la Cámara, pero ahora se encuentra con el escollo para su tercer debate a partir del 20 de julio venidero  en la Comisión Séptima del Senado, de tres conceptos negativos del Ministerio de Salud, Ministerio de Hacienda y del Ministerio de Trabajo.

 

Ya en la pasada legislatura el Ministerio de Hacienda también le dio concepto negativo a otra iniciativa en similar sentido, el proyecto No. 179/15 Cámara, 33/15 Senado, el cual proponía disminuir la cotización que hacen los pensionados con mesadas inferiores a los tres salarios mínimos a salud del 12% al 4%.

 

Después de que la Comisión Séptima del Senado aprobara la iniciativa en primer debate, la cartera del ministro Mauricio Cárdenas emitió este concepto, lo que no fue óbice para que la plenaria de esta Corporación también lo aprobara en segundo debate el 3 de diciembre de 2015.

 

Dicho concepto jurídico indicaba que la “disminución del porcentaje de los aportes en salud de los pensionados que se propone en el proyecto generaría un desfinanciamiento estimado con base en la población pensionada con mesadas inferiores a tres  salarios mínimos legales vigentes al corte del año 2013, de $1,3 billones anuales, cifra que actualizada con el crecimiento proyectado del número de pensionados para el año 2014 y el valor de sus mesadas pensionales, ascendería a cerca de $1,4 billones anuales, cifra que en el mediano plazo aumentaría dado el crecimiento vegetativo de la población pensionada”.

 

Sin embargo tras la aprobación de este proyecto en la plenaria del Senado se paralizó su trámite en la Cámara, hasta que se hundió el 20 de junio pasado por tránsito de legislatura.

 

Pero ahí no quedó la iniciativa de bajar el aporte mensual de los pensionados a salud del 12% al 4%, teniendo en cuenta el impacto que tiene en sus exiguas mesadas, pues en la Cámara le quedaban dos ‘naves por quemar: los proyectos número 008 de 2015 Cámara y 062 de 2015 Cámara, los cuales fueron acumulados.

 

Esta iniciativa de los representantes Alejandro Carlos Chacón Camargo y Olga Lucía Velásquez Nieto, como se dijo al principio  ya fue aprobada en sus dos primeros debates en la Comisión Séptima de la Cámara y la plenaria de esta Corporación.

 

Pero ahora carga sobre sus hombros para el tercer debate en la Comisión Séptima del Senado el peso de dos conceptos jurídicos negativos del Ministerio de Salud y del Ministerio de Trabajo.

 

El articulado aprobado en Cámara indica que “la cotización mensual al régimen contributivo de salud de los pensionados será del 4% del ingreso de la respectiva mesada pensional”.

 

Los Ministerios

El Ministerio de Salud señala en su concepto jurídico que  la propuesta de disminución del 8% de la cotización estaría suponiendo, en primer lugar,  que  no se estarían  garantizando  los recursos  necesarios  para  el reconocimiento de  la  UPC  de  los  mismos   pensionados  y,   en  segundo   lugar, el desconocimiento del principio de Solidaridad, considerando además que esta se constituye en una de las fuentes de recursos de la Subcuenta de Solidaridad del Fosyga, con lo que se afectaría la sostenibilidad del sistema, la financiación y atención de los servicios de salud del Régimen Subsidiado.

 

Este Ministerio consideró que esta disminución implicaría que el Sistema dejaría de percibir $1.971.372 millones anuales.

 

Por su parte, el Ministerio de Trabajo indicó que a pesar de que la iniciativa resultaría loable, no incluye el análisis respecto del impacto fiscal que la disminución del porcentaje de aporte tendría sobre el Sistema General de Seguridad Social en Salud. No obstante propuso al Congreso se evalúen distintos escenarios en donde se efectúe una disminución progresiva del aporte en salud de los pensionados de menores ingresos priorizando pensionados de un salario mínimo.

 

Mientras que el Ministerio de Hacienda conceptuó  que “la disminución del porcentaje de los aportes en salud de los pensionados que se propone en el proyecto generaría un desfinanciamiento estimado con base en la población pensionada actual de $3.22 billones anuales en pesos corrientes de 2016, cifra que en el mediano plazo aumentaría dado el crecimiento vegetativo de la población pensionada”.

 

La reducción de los aportes de los pensionados a salud fue una promesa del presidente Santos para su reelección.