BOGOTÁ , COLOMBIA / Miércoles 22 Octubre / 2014  |   Primer diario de análisis y opinión                 


Concejo estudia plan económico de Petro

Por Alejandro Isaacs Giraldo

Redactor El Nuevo Siglo

 

Armonización presupuestal, modernización tributaria, cupo de endeudamiento por 4.3 billones de pesos y presupuesto de 2013 son algunos de los temas gruesos que se abarcarán en  las sesiones del Concejo de Bogotá durante este segundo semestre del año.

Este paquete económico que comienza su periplo por la corporación capitalina, será una prueba de fuego para la coalición mayoritaria que voto positivamente el Plan de Desarrollo “Bogotá Humana”. En quince días, con el proyecto de armonización presupuestal, inicia la conciliación de partidas entre el presupuesto aprobado en 2011 y el plan de desarrollo de la administración de Gustavo Petro, es decir, se inicia el tire y afloje entre los dos poderes.

Al tiempo que se estudia la armonización presupuestal, el Distrito Capital radicará el proyecto para la modernización tributaria donde se buscará que el impuesto predial sea más equitativo, también pretende simplificar el procedimiento para los medianos y pequeños contribuyentes del Impuesto de Industria, Comercio y Avisos (ICA).

Así mismo, se planteará aumentar los topes para el cobro del impuesto predial de acuerdo con lo que ordena el Plan Nacional de Desarrollo 2010, el cual indica que el valor máximo pase del 9,5 por mil al 16 por mil sobre el avalúo del inmueble de acuerdo al análisis que realizan los técnicos de la Secretaria Distrital de Hacienda.

En los debates, la administración argumentará que en Cali y Medellín el tope del cobro del predial es del 14 por mil, en Chía del 12 por mil y en Barranquilla del 11 por mil. Ante las críticas por nuevos impuestos, la administración se aferrará en que no hay más impuestos sino que es un ajuste de tarifas, según lo aprobado por el Gobierno Central en al año 2010.

Otro proyecto que tendrá que analizar el Concejo capitalino es un cupo de endeudamiento por 4,3 billones de pesos que serviría para financiar proyectos de movilidad, principalmente el Sistema Integrado de Transporte Público (SITP), Transmilenio, la primera Línea de Metro, Tren de Cercanías para Bogotá y la Sabana; además, de dar vida a proyectos relacionados con vivienda prioritaria, colegios, jardines, entre otros.

Hay que tener en cuenta que en el primer trimestre de este año se radicó un cupo de endeudamiento para financiar la primera línea de metro ligero por la Carrera Séptima, pero el Concejo no aceptó las modificaciones que proponía la administración.

Las denuncias por un supuesto aplazamiento de la construcción del metro pesado quedaron descartadas no solo porque el metro ligero es complementario y no sustituto, sino porque está contemplado en el plan de endeudamiento de la ciudad. La administración insistirá en la necesidad de trabajar fuerte en la intermodalidad, la conectividad y pensar siempre en el SITP como confluencia de medios.

Entonces, este segundo semestre estará cargado de temas delicados. El 3 de agosto se radican los proyectos y se dará inicio a la agenda normativa que irá hasta el 21 de diciembre, si el acalde no llama a sesiones extras la última semana de 2012. El tiempo es corto para los cuatro proyectos. El estudio del presupuesto 2013 abarca mes y medio de los cuatro que tiene la administración para sacar adelante el paquete económico de la actual administración. Amanecerá y veremos cómo le camina o no el Concejo al Alcalde Mayor.