Prima reelección indefinida en parlamentos de A: Latina

 

La reelección indefinida en las corporaciones públicas en América Latina es preponderante, pues se permite en 11 de 16 países de Norte, Centro y Suramérica. Así lo señala la ponencia para primer debate de un proyecto de ley que pretende limitar máximo a dos periodos la participación en Colombia en el Congreso de la República, las asambleas, los concejos y las JAL. Por ello pide a la Comisión Primera de la Cámara de Representantes archivar esta iniciativa.

 

Se acepta la reelección indefinida en los congresos de Estados Unidos, Guatemala, El Salvador, Honduras, Panamá, Colombia, Perú, Paraguay, Uruguay, Chile y Argentina.

 

En tanto que no hay reelección indefinida en el Parlamento de México, en donde los senadores pueden estar hasta por dos periodos consecutivos y los diputados por cuatro periodos consecutivos.

 

Mientras que en Venezuela los diputados de la Asamblea Nacional máximo pueden ser elegidos por dos periodos consecutivos.

 

En Costa Rica los diputados durarán en sus cargos 4 años y no podrán ser reelectos en forma sucesiva.

 

En tanto que en Bolivia el periodo de los asambleístas es de cinco años pudiendo ser reelectos por una sola vez de manera continua. Al tiempo que en Ecuador pueden reelegirse por una sola vez, consecutiva o no.

 

Este es uno de los argumentos principales que tiene en cuenta la ponencia para primer debate del proyecto de acto legislativo N0. 222/16 Cámara, el cual fue radicado en abril pasado por la bancada del Partido Centro Democrático en esta Corporación.

 

Añade la ponencia que “la reelección indefinida de cuerpos colegiados de elección directa en Colombia es un tema que ha sido tratado de manera pacífica en las múltiples Constituciones Políticas que han regido en el país. Del estudio de la evolución constitucional se concluye con claridad que nunca se ha limitado la posibilidad de que los miembros de los cuerpos colegiados se reelijan, en razón a que estos cargos son la base de la participación democrática, y que los funcionarios electos deben rendir cuentas a sus electores, siendo el cumplimiento de su labor el principal control que se presenta para lograr una posible reelección”.

 

Reiteran los ponentes que el tema de la reelección de los miembros de los cuerpos colegiados nunca ha sido identificado como un problema en Colombia, muestra de ello es que las diferentes reformas han avanzado en temas primordiales como la limitación para pertenecer al mismo tiempo a más de un cuerpo colegiado (con anterioridad a la Constitución Política de 1991 se podía ser al tiempo parlamentario, diputado y concejal), y se ha profesionalizado la labor de miembro de estas corporaciones, estableciendo en la Constitución de 1991 inhabilidades e incompatibilidades que impiden que el ciudadano electo pueda ejercer su profesión en áreas y funciones diferentes a las que conlleva ser miembro alguno de estas Corporaciones.

 

La iniciativa

El proyecto de reforma constitucional del Partido Centro Democrático establece que “los miembros de cuerpos colegiados de elección directa podrán ser reelegidos por una única vez a la misma corporación, estos representan al pueblo y deberán actuar consultando la justicia y el bien común. El voto de sus miembros será nominal y público, excepto en los casos que determine la ley. El elegido es responsable políticamente ante la sociedad y frente a sus electores del cumplimiento de las obligaciones propias de su investidura”.

 

La iniciativa indica que el debate en torno a la conveniencia de una reforma de este tipo ha estado en el ambiente desde hace algún tiempo, pero recientemente recobró vigencia con la presentación del acto legislativo llamado de Equilibrio de Poderes, en donde en un inicio se mencionó podía traer una limitación referente al número máximo de periodos en cada corporación, “pero finalmente nunca se concretó y aun cuando en efecto eliminó la reelección presidencial y cerró la llamada puerta giratoria de la rama judicial y los órganos de control, el proyecto se quedó corto y no abarcó este punto que se esperaba fuera debatido a profundidad”.