Congreso y Minminas quieren ajustar cargo por confiabilidad

Por Gabriel Sonny Cubillos

Periodista EL NUEVO SIGLO

Hay interés por parte del nuevo ministro de Minas y Energía, Germán Arce, de que sea reformado el llamado cargo por confiabilidad que pagan los usuarios en la factura de energía para garantizar la disposición del servicio en condiciones críticas, como podría ser el fenómeno del Niño. Así lo ha manifestado a la bancada del Movimiento MIRA, la cual radicó un proyecto de ley en el Congreso en este sentido, pero que fue archivado por tránsito de legislatura.

 

Así lo confirmó el representante a la Cámara por Bogotá Carlos Eduardo Guevara Villabón, en diálogo con EL NUEVO SIGLO. “Vamos a insistir en ese proyecto, vamos a hacer una mesa de trabajo con el Ministerio de Minas, que quieren sacar adelante la reforma al cargo por confiabilidad”.

 

Guevara dijo que han dialogado con el ministro Arce sobre este tema y “lo que nos solicitó es que revisáramos en esta próxima legislatura de forma integral el cargo por confiabilidad: primero para determinar cómo están utilizando los recursos de ese cargo”.

 

Un segundo elemento que pretende explotar esta iniciativa de ley es hacer un reglamento en el cual se establezca el manejo que las empresas de energía deben darle a estos recursos y si no cumplen castigarlos, pues hoy no hay cómo hacerlo.

 

De igual forma, le daría a la Superintendencia de Servicios Públicos las funciones específicas de vigilancia de estos recursos, que de este paso el proyecto de ley define que son públicos.

 

El Parlamentario de MIRA dijo que la mesa con el Ministerio de Minas y Energía sobre este proyecto de ley se iniciarán la próxima semana, pues “lo vamos a radicar el 20 de julio”.

 

En entredicho

A finales del año pasado y ante la inminencia de un racionamiento en el país o incluso un apagón por efectos de la crudeza del fenómeno del Niño, que llevó al límite mínimo la existencia en las represas del país por la sequía, salió a ‘bailar’ el cargo por confiabilidad, al tiempo que las generadoras eléctricas no dieron con claridad cuenta del destino que le dieron a estos recursos.

 

El contralor general de la República, Edgardo Maya Villazón, anunció en esa oportunidad que la entidad a su cargo abrió una investigación formal por el destino que se le ha dado a $18,5 billones que se han recaudado en todos estos años por el cargo por confiabilidad. “Preocupa a la Contraloría que algunas generadoras térmicas suspendieran su generación, por lo cual se decidió iniciar una investigación sobre las razones y responsabilidades derivadas del incumplimiento de los agentes llamados a generar por confiabilidad, es decir cumplir por la energía en la cual se debió generar de manera responsable con el país”.

 

En marzo pasado, el representante a la Cámara y presidente del Directorio Nacional Conservador, David Barguil, puso en conocimiento de la Fiscalía los hechos que ya había denunciado a finales del año pasado cuando, durante un debate de control político en la Cámara, alertó sobre las deficiencias del diseño en el cargo por confiabilidad y las graves consecuencias que ese mal manejo traería para el país.

 

El Parlamentario dijo que el cargo por confiabilidad “se creó sin reservas financieras y sin mecanismos de auditoría que permitieran, por ejemplo, vigilar los 7.500 millones de dólares que se les destinaron a las termoeléctricas e hidroeléctricas de 2007 a 2015, supuestamente para garantizar energía en momentos críticos. Todavía la CREG ni la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios han podido explicarnos sobre el uso eficiente de esos recursos. Por eso es necesario que la Fiscalía tome cartas en el asunto”.

 

 

Hace unos meses que Colombia estuvo al borde del racionamiento eléctrico por efectos del fenómeno del Niño, a pesar de que existe el cargo por confiabilidad.