BOGOTÁ , COLOMBIA / Miércoles 20 Agosto / 2014  |   Primer diario de análisis y opinión                 


San Antonio - Miami en final de la NBA

Esta es una final inédita. Los San Antonio Spurs y Miami Heat, dos conjuntos que nunca se han enfrentado por un título de la NBA, competirán está noche en busca de escribir una nueva historia en el libro de la máxima categoría del baloncesto Estadounidense.

Los Heat, liderados por su máximo anotador LeBron James y sus compañeros Dwyane Wade y Chris Bosh intentarán obtener  su segundo título consecutivo, tras haber derrotado en 2012 a Oklahoma City thunder por cuatro partidos a uno.

Mientras que los Spurs quieren ganar su quinto campeonato y acabar con una racha de sequía de cinco años que comenzó en 2007, cuando vencieron a los Cleveland Cavaliers, cuando jugaba King James.

El descanso va a ser un factor fundamental que incline la balanza. San Antonio derrotó a los Grizzlies  los juegos finales de su conferencia cuatro a cero y eso le brindó la oportunidad de descansar diez días. Mientras que los Indiana Pacers obligaron a que los siete encuentros de la Conferencia Este fueran hasta el final, el último el martes, cuando los Heat levantaron por tercer año consecutivo la copa de su división, obteniendo tan sólo dos días de respiro.

El otro componente que hace de la final un duelo interesante es que esta podría ser la más internacional de todas. El equipo que dirige Gregg Popovich tiene en sus filas al argentino Emanuel ‘Manu’ Ginóbilli; a los franceses Tony Parker, Boris Diaw y Nando de Colo; los australianos Aron Baynes y Patty Mills; y el canadiense Cory Joseph. Mientras que Miami cuanta con el también canadiense Joel Anthony.

La mejor arma de los Spurs en territorio rival serán sus tres grandes: Parker, Tim Duncan, y Ginóbili. El tridente franco-estadounidense-argentino  funcionó a la perfección durante los partidos contra los de Memphis, en el que el galo salió como máximo anotador de la serie con 98 puntos.

"Miami puede estar un poco agotado y eso es algo que podríamos aprovechar", dijo Parker, quien ha ganado tres campeonatos con los Spurs.

Por su parte LeBron aseguró que "ahora estamos frente a un equipo experimentado y bien entrenado, que realiza todo bien en la cancha” y que “nuestro actual equipo ya tiene experiencia en finales".

"Y en lo personal, soy un jugador mucho mejor. Estoy 20, 40, 50 veces mejor que en la final de 2007", puntualizó James, recordando el encuentro en que los Spurs vencieron a su equipo de entonces.

Mientras tanto el veterano Duncan, el Jugador más Valioso de las finales en 1999, 2001 y 2003, dijo que "Miami es el campeón defensor, y es el mejor equipo de la temporada regular".

Este también será un duelo de estrategas cuando una vez ingresen a la cancha, Erik Spoelstra y Popovich.

Spoelstra, de 42 años, llevó al Miami Heat a la final por tercer año consecutivo y anda en busca de un segundo campeonato seguido, mientras que Popovich, de 64, ganó el título en 1999, 2003, 2005 y 2007, y podría unirse a Phil Jackson como los únicos entrenadores que han conseguido campeonatos en tres décadas diferentes.