BOGOTÁ , COLOMBIA / Viernes 19 Diciembre / 2014  |   Primer diario de análisis y opinión                 


Cuenca alta del río Bogotá no será reubicada

El Ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Frank Pearl, aclaró que los cascos urbanos de los municipios ubicados en la cuenca alta del Río Bogotá no serán trasladados, ni reubicados.

Ante el temor de los mandatarios locales frente al limbo en el que se encuentran ya que sus municipios crecieron en medio de una reserva forestal, el Alto funcionario explicó que el ministerio expidió una resolución con la que se subsana la situación propiciada por la falta de claridad durante 36 años de la reserva.

"Durante más de 35 años no hubo claridad en la administración de la Reserva Forestal de la Cuenca Alta del Río Bogotá, que fue aprobada por el gobierno en 1977, y hoy estamos pagando las consecuencias", dijo el funcionario "hemos concertado con las CAR, los alcaldes y la Gobernación de Cundinamarca el periodo de transición para solucionar el tema de los municipios que tienen que expedir planes de desarrollo y de ordenamiento".

El Ministro Pearl sostuvo además que "lo que el Ministerio ha hecho es pedirle a las CAR que desarrollen el estudio técnico que permita delimitar dentro de esa área las zonas que realmente deberían ser de reserva y cuales no, porque al entrar los alcaldes nuevos y tratar de ejecutar el plan de desarrollo se encuentran con esa barrera".

Según el funcionario sobre este tema el Gobierno Nacional ya se ha pronunciado, con la expedición de la resolución 511 del MADS la cual genera las condiciones para que los cascos urbanos, las áreas de expansión urbana y las zonas de infraestructura de interés público puedan extraerse de la reserva. Lo único que queda pendiente es que las CAR adelanten el estudio técnico, "que saben que lo tienen que hacer desde hace más de un año, el Ministerio ha planteado unos términos de referencia ágiles para adelantarlo rápidamente porque lo que queremos es solucionar este cuello de botella para los alcaldes".

Por ley, son las CAR -de Cundinamarca y Corpoguavio- las encargadas de realizar los estudios técnicos que definan qué puede ser sustraído o no de dicha reserva.

"El ministerio ha estado trabajando de la mano con las CAR, los municipios y la Gobernación de Cundinamarca para que los estudios se adelanten lo más rápido posible y así poder solucionar este cuello de botella", agregó.