BOGOTÁ , COLOMBIA / Viernes 24 Octubre / 2014  |   Primer diario de análisis y opinión                 


Reforma salarial

Reforma salarial
Avanza a buen ritmo la redacción de un proyecto de ley que busca establecer una nueva fórmula para calcular el aumento anual del salario mínimo mensual. Según uno de los asesores del parlamentario que piensa presentar la iniciativa “de lo que se trata es de establecer un marco referencial, de obligatorio cumplimiento, para determinar el reajuste salarial, en el que el índice de inflación sería un elemento más, pero no el determinante, para señalar cuál debe ser el reajuste a aplicar… Entrarían otros elementos como certificaciones oficiales sobre el factor de productividad o el relativo al índice de capacidad adquisitiva de los últimos cinco años…”. El año pasado se anunció otro proyecto que buscaba que el Congreso fuera el encargado de fijar ese aumento salarial, pero la iniciativa no progresó en lo mínimo.

Molestia uribista
No cayeron nada bien en las toldas uribistas los pronunciamientos del fiscal general Eduardo Montealegre en los que criticó la postura del exmandatario sobre el proceso de paz e incluso sugirió que tenían un móvil político o electoral. Es más, en la tarde del lunes un alto dirigente del uribismo ambientaba la posibilidad de que Uribe emitiera una carta pública dirigida al jefe del ente acusador con el fin, no sólo de replicar sus señalamientos, sino de hacer un pronunciamiento de fondo sobre por qué no debía permitirse que en un eventual proceso de paz con las Farc “primara la impunidad para los delitos cometidos por los guerrilleros”.

El otro ‘comisionado’
En el Congreso también hubo algunos ecos a los pronunciamientos de Montealegre que, al decir de algunos parlamentarios, defiende el proceso de paz con más vehemencia que el propio Alto Comisionado de Paz, Sergio Jaramillo, quien se ha distinguido, precisamente, por lo contrario: mantener un bajo perfil y dejar que toda la vocería sobre lo que pasa en la Mesa de Negociación que funciona en La Habana la lleve de manera exclusiva el exvicepresidente Humberto de la Calle. Por lo pronto, es posible que el jefe del ente acusador sea citado, junto al procurador Alejandro Ordóñez, a un debate en la plenaria del Senado para hablar sobre hasta dónde podría llegarse en materia de inclusión política de las Farc tras un proceso de paz.

Mermelada (I)
Fue el entonces ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverri, quien cuando tramitaba en el Congreso el año pasado la reforma al sistema de regalías habló de distribuir mejor “la mermelada”, en referencia a que los billonarios recursos por la explotación de recursos naturales no renovables debían llegar a todos los rincones del país y no sólo a las regiones productoras.

Mermelada (II)
Muchas críticas han caído sobre el Gobierno debido al tema de la “mermelada”, sobre todo desde las orillas del uribismo. Sin embargo, hay congresistas que acuden al mismo término para defender las bondades del sistema. Por ejemplo, el senador José David Name dijo en reciente columna que era “vehemente defensor de las nuevas reglas para repartir las regalías sin fórmulas mágicas. La mermelada se ha distribuido con más sentido de equidad y justicia social. Quien no sea eficiente, repito, se castiga a sí mismo. Quien lo sea será un aventajado del desarrollo en Colombia”.