BOGOTÁ , COLOMBIA / Miércoles 20 Agosto / 2014  |   Primer diario de análisis y opinión                 


"Familias en Acción, médula contra pobreza"

Uno de los retos más importantes del Gobierno es avanzar en la atención de la población vulnerable y de extrema pobreza, que por culpa de las condiciones económicas o por el conflicto que soporta el país han tenido que desplazarse de sus regiones y engrosar los cordones de miseria de las ciudades.

Para realizar esta labor fundamental, el presidente Juan Manuel Santos escogió a Bruce Mc Master, quien cuenta con amplia experiencia en las funciones públicas, para hacerse cargo de la dirección del Departamento de Prosperidad Social, DPS, un organismo donde están centralizando las funciones encaminadas a atender a los marginados y a reducir las condiciones de pobreza extrema de por lo menos diez millones de personas.

EL DPS reemplaza a lo que fue el Departamento de Acción Social, que hasta hace poco funcionó bajo las directrices sociales del Gobierno.

En declaraciones a EL NUEVO SIGLO, Mc Master enfoca su gestión en impulsar un mayor cubrimiento de programas bandera como Familias en Acción, que es la base en la lucha contra la pobreza, el suministro eficaz de los auxilios a la población vulnerable, a los desplazados y el respaldo y atención a los niños y adolescentes.

EL NUEVO SIGLO: ¿Cómo aprecia su llegada a una de las dependencias claves del Gobierno?

BRUCE MC MASTER:Estar al frente del Departamento de Prosperidad Social es un reto enorme, pero es una tarea que está en línea con la médula de la decisión política del Presidente de avanzar en soluciones sociales para la población.

ENS: ¿Se considera el nuevo zar de lo social en el Gobierno?

BM:No, simplemente me toca trabajar con una buena cantidad de políticas sociales y vamos a dedicarnos intensamente a esa labor. Es una tarea dura, compleja, pero importante y fundamental para el país, y esos retos me gustan.

ENS: ¿Cómo va a hacer para integrar todas las áreas sociales en su Departamento?

BM: Yo quiero resaltar porque me gusta trabajar bien, ya que todo lo de salud es social, lo de educación es social y lo de vivienda es social. Lo que debemos hacer es enfocarnos en la coordinación de todas las políticas sociales.

ENS: ¿En qué programas se va a enfocar concretamente?

BM:Nos vamos a enfocar en las políticas sociales encaminadas a las poblaciones vulnerables, y vamos a atender a los pobres extremos, pobres y pobres moderados, donde van a estar desplazados, víctimas de la violencia, niños y adolescentes.

ENS: ¿Cómo encontró la gestión de esos programas que antes atendía Acción Social?

BM:Colombia ha tenido buenas políticas para atender a las poblaciones vulnerables, pero tenía una cantidad de islas con entidades que no se coordinaban entre sí, que no tenían en cuenta lo que hacía el vecino, y por eso el Estado llegaba muy desordenado a atender a la población. Eran como pequeñas parcelas llenas de celos.

ENS: ¿Qué hizo para solucionar esa división de entidades?

BM:El presidente Juan Manuel Santos fue enfático en que todos debíamos trabajar integralmente y que cada uno de los rubros responda por la atención. Por ejemplo, vivienda explicar qué está haciendo, educación lo mismo y salud otro tanto. Ahora todos debemos responder como una sola entidad y con ello vamos a descubrir en qué estamos avanzando y en qué estamos quedados.

ENS: ¿Cómo fue la estructuración de los programas en una sola entidad?

BM:Desde el comienzo supe que debía realizar una gran labor administrativa y la muestra es que actualmente estamos terminando la estructuración detallada de lo que era la antigua Acción Social, que tenía como 3.000 personas a su servicio, de las que el 90 por ciento eran contratistas por prestación de servicios.

ENS: ¿Entonces están consolidando la nómina?

BM:Sí, tomamos al pie de la letra la decisión del Presidente de formalizar el empleo, de dar empleo a funcionarios públicos, esa fue la directriz del Ministerio del Trabajo y de la Organización Internacional del Trabajo, OIT. Teniendo en cuenta esta situación se monta una nueva planta. Pasamos de tener 300 personas a 1.214. Pasamos de tener más de mil personas por servicios profesionales a 100.

ENS: ¿O sea que los empleados tienen ahora más garantías?

BM:Sí, claro, ahora todo cambió, ahora somos 90 por ciento empleados y 10 por ciento contratistas. Se han integrado empleados respetando sus prestaciones sociales y ahora cuentan con cesantías, vacaciones, acceso a carrera administrativa y ahora pueden aspirar a nuevos cargos, a participar en concursos. Hemos incorporado a 850 funcionarios, pero eso ha sido una labor titánica.

ENS: ¿Por qué?

BM:Es una labor gigantesca porque nos tocó hacer 850 entrevistas, seguimientos, 850 selecciones, que aunque era gente que estaba en Acción Social, a cada uno nos tocó preguntarle para qué labor estaba preparado, qué era lo que antes hacía y luego decidir dónde los íbamos a colocar.

ENS: ¿Cómo han desarrollado los objetivos para atender la pobreza de la población vulnerable?

BM:En tres meses hemos desarrollado una labor intensa. Por un lado hemos avanzado en el alistamiento de la institucionalidad de la entidad y para ello tengo que quitarme el sombrero por el trabajo de los funcionarios. En diciembre pasado nos concentramos dos semanas para reunir cada peso de los recursos y al 31 de diciembre pagamos 230 mil millones de la ley humanitaria, que teníamos atrasados.

ENS: ¿Y con el programa Familias en Acción?

BM:Al mismo tiempo que se ha seguido prestando el servicio a la población, por ejemplo Familias en Acción, se atendieron los pagos de dos millones cien mil personas. En febrero pasado se pagaron 138 mil millones de pesos y en marzo se cancelaron más de 200 mil millones de pesos. Esto quiere decir que estamos al día. Por primera vez se pagaron al día los auxilios a los desplazados.

ENS: ¿Cuándo termina el programa Familias en Acción?

BM:La fase dos del programa termina en agosto. Pero dos meses antes, en junio, tendremos listo Familias en Acción fase tres, con un programa más amplio, donde recuperamos a más víctimas y es más sofisticado si se quiere, y será presentado por el Presidente en julio próximo.

ENS: ¿Pero ese programa va a continuar?

BM:Estamos haciendo un trabajo interesante en ello y es que estamos terminando de tramitar, y ya está en tercer debate en el Congreso, un proyecto de Familias en Acción para convertirlo en Ley, en un derecho para los colombianos. Con ello no va a ser un programa subjetivo, porque vamos a tener más de dos millones de personas en ello.

ENS: ¿Para cuándo estará lista esa Ley?

BM:En un par de semanas estará el proyecto en las plenarias, con lo que espero que en mes y medio ya esté lista la Ley. Esto es importante porque se ha dicho que este Programa se había montado con fines electorales. Pero Familias en Acción es la médula para la lucha contra la pobreza, es un derecho para la población.

ENS: ¿Cómo controlan a la gente que está en el Programa para saber que los que están sí lo necesitan?

BM:Mediante evaluaciones del Sisbén sabemos como está una persona, si está mejorando, por ejemplo si ha encontrado un trabajo fijo o si está pagando la seguridad social. Eso se controla y los que vemos en mejores condiciones económicas, salen del Programa para darles paso a otras personas que sí lo necesitan. Realizamos muchas evaluaciones de movilidad social para que quienes merecen recibir el auxilio estén en el Programa.

ENS: ¿Cuál es el objetivo para este año?

BM:Este año vamos a terminar en por lo menos dos millones 300 mil familias en acción, lo que representa dar alivios a cerca de diez millones de personas, si tenemos en cuenta el promedio de 4 a 5 miembros. Asimismo, hoy estamos más pendientes de los pobres moderados, ya que ese segmento puede caer en cualquier momento a la pobreza extrema y eso tenemos que evitarlo. La otra prioridad es atender las víctimas de la violencia.

ENS: ¿Cómo aprecia que se esté mejorando la calidad de vida de los colombianos, según el DANE?

BM:Es evidente que Colombia ha avanzado en materia económica. Yo, que estuve en el Viceministerio de Hacienda, debo decir que me di cuenta que el crecimiento económico del país es evidente. En la lucha contra la pobreza tiene dos elementos, uno directo y otro indirecto. Por ejemplo, el canal indirecto se ha venido comportando bien, los resultados de la economía son buenos, y eso se va trasladando a la población.

ENS: ¿Cuál es el otro canal?

BM:El otro canal tiene que ver con la atención a esa pobreza, pero es evidente que si, por ejemplo, se construye una carretera al Chocó, eso va a dar más desarrollo y empleo. Si la macroeconomía anda bien, se pueden hacer obras que beneficien a la población. Aunque eso no elimina la pobreza extrema, sí nos indica en qué forma podemos trabajar.

ENS: ¿Qué otra señal permite mostrar el avance económico del país?

BM:Ante el crecimiento de la economía ahora contamos con más recursos para atender a la población. Por ejemplo, ahora el pago de Familias en Acción lo estamos haciendo directamente con cargo al Presupuesto Nacional, y antes dependía de los auxilios externos. Este es un avance que hemos logrado. Sabemos que tenemos que avanzar más en atacar la generación de pobreza y por ello necesitamos más vivienda, salud, educación.

ENS: Ese es un avance importante, a pesar de hacer frente a la violencia que frena el desarrollo, ¿no cree?

BM:Eso es cierto, pero hemos avanzado a pesar de la violencia que elimina los factores de producción. Es que mire, los desplazados llegan a las ciudades sin saber qué hacer. Por eso el programa del Gobierno en la recuperación de tierras es fundamental, para que los desplazados regresen a sus campos y vuelvan a ser productivos. Pero sin duda las ciudades han tenido que hacer muchos esfuerzos para atender a esa población.

ENS: ¿Cuál es el Presupuesto actual de Prosperidad Social?

BM:Es un poco menor al que teníamos, pero para este año es de dos billones de pesos, con lo que básicamente se está atendiendo al programa de Familias en Acción. El sector como un todo tiene un Presupuesto mayor, pero se habla de 7 billones de pesos, cuando en realidad al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, ICBF, corresponden cuatro billones de pesos de parafiscales y la Unidad de Víctimas maneja un billón. Pero concretamente en Prosperidad el Presupuesto es de dos billones de pesos.

ENS: ¿La entidad ya está lista para la atención a la población vulnerable?

BM:Yo quiero ser enfático en que la entidad nunca ha dejado de prestar su servicio. Creo que hemos llegado a una situación positiva, en que dejamos atrás el rezago en el pago a la atención de las víctimas y se está pagando a tiempo Familias en Acción. Todo esto lo ha hecho la entidad en poco tiempo; ahora los beneficiarios reciben más cosas, pero sabemos que al frente tenemos una tarea y un proceso exigente, pero los resultados están a la vista, como la incorporación de 850 personas al mismo tiempo.