BOGOTÁ , COLOMBIA / Martes 2 Septiembre / 2014  |   Primer diario de análisis y opinión                 


Comienza la era de buses eléctricos en Bogotá

Con el eBus K9, la Secretaría Distrital de Ambiente ejecutará el “Ciclo Padrón de Prueba para Bogotá en vía”, para evaluar el desempeño ambiental y energético de este vehículo e integrar sus resultados al portafolio de factores de emisión de eficiencia energética que ya se está construyendo.

Esto permitirá obtener elementos para evaluar la viabilidad de la migración a tecnologías eléctricas en el transporte público de pasajeros.

El eBus K9 cuenta con 12 metros de largo y una capacidad para 80 personas, y es un vehículo 100 por ciento amigable con el ambiente.

Según Susana Muhamad, Secretaria Distrital de Ambiente, la determinación del consumo energético se llevará a cabo realizando mediciones directas segundo a segundo en el sistema eléctrico de los vehículos (on-board), operando en Ciclo Padrón de Prueba para Bogotá, con sistemas específicamente diseñados y fabricados para este propósito (VAM: Vehicle Activity Monitor) y medidores de consumo energético.

 

“Junto con el Grupo Express, BYD y Praco, la SDA adelanta el piloto para la operación en el Sistema Integrado de Transporte Público de Bogotá (Sitp) de un bus eléctrico de baterías de tipología Padrón, proyecto mediante el cual se busca definir las características de la operación de esta tecnología en Bogotá, reducir la incertidumbre respecto de su confiabilidad en el modelo operativo del sistema y acercar la tecnología a los operadores del Sitp”, apuntó Muhamad.

Esta evaluación se desarrollará en 5 jornadas de un día con simulación de carga al 70 por ciento de la capacidad de carga del eBus K9. El recorrido es circular y tiene una extensión de 73,9 kilómetros y la pendiente máxima que se enfrenta es de 12,3 por ciento.

 

Igualmente, la funcionaria manifestó que en el marco del Plan de Ascenso Tecnológico para el (Sitp), la Secretaría Distrital de Ambiente respalda aquellas iniciativas que promuevan la migración de este parque automotor a tecnología de mínima o cero emisiones. 

Esta iniciativa cuenta con el apoyo de Transmilenio, la Secretaría de Ambiente, Express del Futuro, Consorcio Express, BYD Motor Colombia S.A.S. y PracoDidacol.

Para la viabilidad de este proyecto, durante un mes se realizarán pruebas de rendimiento operacional, consumo de energía a lo largo del ciclo de conducción, comportamiento de baterías en términos de descarga y recarga durante el ciclo y el consumo total de energía.

 

Adicional a esto, se usarán cargas de peso para verificar la robustez, desempeño y comportamiento en alturas como la que tiene Bogotá.

El resultado de los ensayos será el complemento de las pruebas realizadas el año pasado, en conjunto con C-40 - Iniciativa Climática Clinton (C40-CCI), y se estudiará la posibilidad de implementar esta tecnología en los nuevos proyectos de transporte masivo TransMilenio.

Los buses eléctricos cuentan con tecnologías novedosas y revolucionarias que permiten reducir las emisiones de gases contaminantes y de ruido y los costos de mantenimiento, y eliminan el consumo de combustibles fósiles durante la vida útil de los buses.

Esta tecnología también buscar impactar en la reducción de emisión de Gases Efecto Invernadero, mejorando así las condiciones ambientales de transporte para las personas y disminuyendo enfermedades asociadas con la contaminación por partículas.

Y es que a nivel mundial, los buses eléctricos cuentan con excelentes resultados en países de Europa, Asia y Sudamérica. En China, desde hace más de 2 años ya hay 1.000 buses eléctricos circulando. Actualmente están en producción un pedido de 3.000 unidades adicionales, que entrarán en operación en diciembre de 2013.