BOGOTÁ , COLOMBIA / Martes 2 Septiembre / 2014  |   Primer diario de análisis y opinión                 


"El vestuario al estilo tanga es problemático"

"Por favor, asegúrense de que las nalgas y los senos estén adecuadamente cubiertos", pidió el canal CBS a las estrellas que asistirán a los premios Grammy del domingo, en un correo electrónico privado que se filtró a la prensa de Hollywood.

"El vestuario estilo tanga es problemático. Por favor eviten exponer piel desnuda bajo las curvas de las nalgas, así como la línea del trasero", prosigue el email con fecha 5 de febrero, titulado "Advertencia sobre estándares y prácticas de vestuario", que fue filtrado a la revista Deadline Hollywood.

Según reporta también la biblia del espectáculo TMZ, estas instrucciones fueron enviadas por el canal CBS -que transmitirá los Grammy-, para evitar los excesos de pieles y los accidentes de vestuario de años anteriores.

"Llevar los costados al descubierto o mostrar la curvatura de los pechos también es problemático. Por favor eviten usar transparencias que podrían exponer los pezones femeninos. Por favor asegúrense de que la región genital esté adecuadamente cubierta de modo que no se vea ninguna protuberancia", prosigue el explícito email.

En la ceremonia de los Grammy, la moda es tradicionalmente más relajada y exuberante que la que caracteriza a los sobrios Óscar.

Por ejemplo, el atrevido vestido verde de Versace que lució Jennifer López en la entrega de los Grammy de 2000, una suerte de bata con pronunciado escote frontal que no dejaba nada a la imaginación, quedó impreso en la memoria colectiva de una generación de adictos al espectáculo. Y a los escotes.

El año pasado, la estrella pop Fergie usó un vestido amarillo de Jean Paul Gaultier cuyo transparente encaje dejaba totalmente a la vista su ropa interior negra, moda que por cierto es frecuente ver en las calles de Los Ángeles.

En 2001, la cantante de R&B Tony Braxton llevó una especie de túnica blanca que dejaba al descubierto ambos costados, nalgas incluidas; y en 2011 Rihanna lució un vestido de líneas blancas y transparentes, también de Jean Paul Gaultier, que mostró todo su cuerpo desnudo con apenas algunas intermitencias.

Pero la televisión teme en particular a lo que llama "desperfectos de vestuario", que suceden cuando los senos se escapan de los diminutos contenedores que usan las estrellas. El más célebre de ellos fue el que protagonizó Janet Jackson en el Super Bowl en 2004, cuando su pecho derecho salió inesperadamente a tomar un poco de aire fresco.

AFP