CONGRESO DEL SECTOR
Lluvias pueden ahogar meta cafetera este año

Foto Agence France Press

La rentabilidad del sector cafetero será parte del análisis que realizan en Chinchiná los 90 delegados al 85 Congreso Nacional de cultivadores del grano.

El Congreso, que tiene como lema "Avancemos en la estrategia por la rentabilidad del caficultor", sesionará por primera vez en el Recinto del Pensamiento, sede del Comité de Cafeteros de Caldas, departamento del que hace parte Chinchiná.

Para el gerente de la Federación Nacional de Cafeteros, Roberto Vélez, aseguró que la inestabilidad del clima afectó terriblemente este año la producción cafetera.

Vélez dijo que el asunto es muy complicado porque las zonas cafeteras están experimentando unos periodos de lluvia que no permiten la floración en el árbol de café, haciendo que la cosecha no progrese.

“Si eso es así y las lluvias nos golpean ya, hoy, tenemos comprometida la cosecha de principio de año, es decir la mitaca que comienza en mayo, pero si de aquí a febrero no tenemos unos periodos secos, con calor para que los árboles de café puedan florecer, perfectamente se nos puede comprometer la cosecha de fin de año y de todo 2018. En este momento estamos pendientes de lo que pueda ser el clima en estos próximos meses”, declaró Vélez Vallejo.

Al preguntársele si la producción promedio de 14 millones de sacos de café está amenazada por el clima, el dirigente gremial precisó que si la tendencia es de lluvia extrema lo más posible es que ese bajonazo se dé.

Vélez habló en la instalación de la cita anual cafetera, donde hizo un repaso por la economía cafetera, planteó que hay un precio internacional que no corresponde a los costos de producción, destacando que hay que priorizar los retos de la caficultura a futuro, añadió Vélez.

En el desarrollo del certamen, también intervino el presidente del Congreso, Marcelo Salazar, quien destacó las bondades del paisaje manizaleño y a Caldas como un departamento cafetero por naturaleza y con un alto índice de competitividad.

 

Descentralización

El gerente calificó a este Congreso como uno de los hitos para la FNC al ser el primero que se realiza fuera de Bogotá, luego de abrirse esa posibilidad a partir de la reforma de estatutos aprobada a mediados de año, de la cual resaltó su carácter participativo.

El gerente, en una presentación por cada uno de los ejes estratégicos de la FNC, destacó que en el Eje Económico, la productividad es uno de los retos trascendentales y para ello se espera que la variedad Cenicafé 1 permita cumplir el propósito de aumentar la densidad de siembra de 5.300 árboles en promedio a al menos 7 mil árboles.

“Trabajamos en reducir los costos de recolección”, resaltó el gerente, al explicar mecanismos que se están ensayando como mallas debajo de los árboles de café y equipos manuales que agilizan la recolección del fruto.

El gerente reitera su llamado a que la cadena de valor de café garantice un precio mínimo a los productores, para no poner en riesgo el suministro del grano por falta de rentabilidad del productor.

Eje Social, Eje Ambiental y Eje Institucional, son los otros tres grandes frentes de trabajo de la FNC, subrayó Vélez. “Hoy tenemos una FNC que se caracteriza por el colegaje y trabajo unido”.

En producción, se espera a diciembre una reducción del 30%. 14,3 millones, año corrido, pero estará por el orden de los 14 millones. Mi reto es que productividad crezca a un promedio nacional de 21 sacos por hectárea.

“La caficultura perdió el año en materia de renovación”, agregó. Se lograron 70 mil hectáreas, pero anualmente deben ser 90 mil. “Tenemos que hacer un trabajo enorme en renovación. Volver a las 90 mil ha es uno de los retos para 2018”.

Colombia es el mayor productor de café suave arábico lavado del mundo y de su actividad devengan el sustento unas 560 mil familias.