Se agrava crisis en diálogos con Eln

Fotomontaje El Nuevo Siglo
Presidente Santos descartó crisis en comisión que designó para las conversaciones que se adelantan desde febrero pasado con la guerrilla del Eln en aras de lograr un acuerdo de paz, y anunció que renovará totalmente los nombres de los representantes en Ecuador
_________________________________

Tras el anuncio el pasado lunes del exministro Juan Camilo Restrepo a no mantenerse en el equipo del Gobierno que en Quito (Ecuador) negocia la paz con el Eln, este miércoles también dieron un paso al costado tres integrantes más. El presidente Santos descartó que fuera producto de una crisis y más bien argumentó que son cambios normales en este tipo de procesos.

Este miércoles renunciaron al equipo negociador del Ejecutivo el asesor del Presidente Juan Manuel Santos en temas de convivencia y diálogo social, José Noé Ríos; el empresario Juan Sebastián Betancur; y el General (r) Eduardo Herrera Berbel.

El primer Mandatario anunció que se producirá una renovación total en el equipo negociador.

No obstante otros consideran que no es normal que se produzca de manera tan tempranera cambios en el equipo del Gobierno en una negociación con un grupo guerrillero.

Para ello ponen como ejemplo que en las tratativas con las Farc en La Habana, los cambios fueron mínimos en el equipo comandado por Humberto de la Calle, a pesar de que se extendieron por cerca de cuatro años.    

El presidente Santos explicó que  “hacía cerca de tres meses había hablado yo con el doctor Juan Camilo Restrepo, jefe negociador (…) me dijo ‘tengo unos problemas personales, mi hijo se va a ir a vivir por fuera, tenemos unos negocios, tenemos unos cultivos aquí en la sabana, no hay quién los pueda atender y yo tengo que ir’ y le dije quédese hasta diciembre, hasta el final del ciclo de este año y hacemos una renovación total del equipo”, dijo Santos.

Agregó que la renovación del equipo negociador, “como suele suceder en este tipo de negociaciones, eso es usual, lo hicimos en otras circunstancias con las Farc, eso siempre sucede y aquí vamos a hacer esa renovación”.

El presidente añadió, “aquí entonces vamos a hacer es alternación. El doctor Juan Camilo, como habíamos previsto, se va a retirar, yo tengo convocado al equipo mañana (hoy) para decirle muchas gracias, aquí vamos a hacer un equipo nuevo”.

El jefe de Estado le salió al paso a las crecientes versiones que una crisis explicaría la renuncia esta semana de cuatro de los integrantes del equipo de negociación del Gobierno con el Eln.

 “Han generado toda una serie de comentarios, que hay una crisis en el equipo o que hay otra mesa paralela y entonces se genera de algo totalmente normal una crisis”, dijo Santos.

Por su parte, el vicepresidente Oscar Naranjo expresó que la “renuncia del jefe negociador para nada afecta o implica una suspensión e interrupción de ese proceso que el Gobierno mantiene en Quito. Y lo que esperamos, como sucede en cualquier proceso es que haya unos ajustes que oxigenen ese proceso”.

Las renuncias

El exministro Juan Camilo Restrepo explicó que dejará en pocos días de ser la cabeza de las negociaciones en Quito porque "considero que en lo personal, el ciclo mío al frente del equipo negociador con el Eln se está cerrando". Aunque el motivo principal es el rol de presidente que asumirá en el Tribunal de Arbitramento, que ha sido radicado en la Cámara de Comercio Internacional de París.

 

En tanto que José Noé Ríos, quien le presentó ayer su carta de renuncia al presidente Juan Manuel Santos, explicó que es protocolaria para que el Jefe de Estado quede en libertad de renovar el equipo de cara al quinto ciclo de negociaciones que inicia el 9 de enero de 2018.

Por su parte, el General (r) Eduardo Herrera Berbel indicó que "hoy (ayer) termina mi participación en la mesa de conversaciones con el Eln, he presentado mi renuncia irrevocable al presidente Santos, son mis deseos, que el proceso llegue a feliz término".

Añadió  en Twitter que “mi salida  de la  mesa de conversaciones con Eln no conlleva el retiro de mi  apoyo a este proceso, como tampoco, que se haya extinguido mi convencimiento indeclinable por la paz”.

También renunció el empresario Juan Sebastián Betancur, quien entre 2013 y 2016 fue embajador ante la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y el Fondo Internacional de Desarrollo Agrario (FIDA). Así mismo, fue embajador de Colombia en Italia.

Preocupación

En el Congreso se oyeron voces de preocupación por las renuncias que se han presentado entre los delegados del Gobierno en Quito, especialmente por la salida de Juan Camilo Restrepo.

 Para el representante Jorge Enrique Rozo es un “golpe bajo para el proceso…esto para el país y los colombianos no es bueno, echaría al traste lo negociado y el grupo guerrillero podría aprovechar para activar planes terroristas”.

Por su parte el parlamentario Mauricio Lizcano, integrante de la Comisión de Paz del Senado, dijo a EL NUEVO SIGLO que las renuncias que se han dado “por supuesto que no van a acabar con el proceso porque el Presidente puede remplazar, pero claramente eso es una crisis enorme”. Añadió que “lo que me parece importante es que no le cuenten al país qué es realmente lo que sucedió para que todos puedan tener información”.

Añadió el senador de La U que “la renuncia de un equipo negociador muestra debilidad”.

Mientras que Luis Emil Sanabria Durán,  director ejecutivo de la Red de Iniciativas por la Paz (Redepaz), dijo a este Diario que “es lamentable, sobre todo porque se le quita un poco la continuidad y la confianza que se crean dentro de equipos negociadores. Eso es muy importante cuando se instala una mesa. De pronto la gente estaba pensando en elecciones en 2018 o alguna otra motivación que no conocemos”.