¿Cómo contribuir a mejorar la calidad del aire?

Foto cortesía

Cada vez que un ciudadano o empresa obsequie en esta navidad un bono Hojas Verdes de la Corporación Ambiental Empresarial CAEM, sin ánimo de lucro y filial de la Cámara de Comercio de Bogotá, un nuevo árbol nativo será sembrado en el Parque Ecológico Canoas, ubicado en la sabana de Bogotá.

CAEM lanzó en su página web una alternativa de pago en línea para los bonos Hojas Verdes, la cual permitirá que más colombianos hagan de un momento feliz como la navidad, una ocasión para contribuir al mejoramiento del medio ambiente.

Esto forma parte del compromiso de la CAEM con la protección de la biodiversidad, la restauración ecológica de zonas degradadas y al aumento de la cobertura vegetal, aportando a la conservación del entorno natural y al mejoramiento de la calidad del aire.

“Los bonos Hojas Verdes son una alternativa de obsequio en navidad, mediante el cual los ciudadanos hacen realidad el deseo de contribuir a mejorar la calidad del aire a través de la siembra de un árbol. Este deseo cuenta ahora con una gran facilidad de materializarse, al poder hacer el pago del bono en línea, a través de la página web www.caem.org.co/hojasverdes” afirmó Nilton Castellanos, coordinador técnico del programa.

En sus 35 años de historia, CAEM ha trabajado para hacer realidad un mejor entorno y promover la gestión ambiental empresarial en Colombia. Con el apoyo de la comunidad y el sector empresarial, ha sembrado más de 260 mil árboles en Bogotá y la región, entre los que se destacan los hoy existentes en el Parque Metropolitano Simón Bolívar, la Avenida Boyacá y el Terminal de Transporte.

Hojas Verdes ya sembró de forma exitosa 124.697 árboles nativos de bosque andino en 140 hectáreas en el Parque Ecológico La Poma, ahora le apunta a recuperar junto a la ciudadanía 160 hectáreas en el Parque Metropolitano Canoas. Con sus distintas intervenciones, el programa ha capturado 56.450 toneladas de CO2e.

El programa Hojas Verdes ha trascendido como un proyecto bandera, innovador, incluyente y participativo, liderado por el sector privado, que hace parte de la historia del arbolado en Bogotá desde 1986, encargándose de arborizar zonas que se encontraban con altos niveles de deterioro ambiental para transformarlas en corredores verdes emblemáticos y parques ecológicos. Gracias a la participación ciudadana y de los empresarios hemos incorporado al ecosistema 270.000 árboles en Bogotá y la región.

El programa Hojas Verdes vende bonos que representan la siembra de un árbol nativo y su mantenimiento en los sitios asignados por el programa. Ofrece “Historias de vida” para celebrar momentos especiales; “Bonos de aliento” en memoria de personas fallecidas y Bosques Empresariales Internacionales para la comunidad diplomática, que podrá realizarle seguimiento a distancia. El propósito es contribuir al fortalecimiento de nuestros bosques nativos, contrarrestar el impacto de la deforestación, apoyar acciones de adaptación al cambio climático y contribuir con los planes de responsabilidad social de las empresas.

Sembraremos los Bosques Empresariales Internacionales en el Parque Ecológico Metropolitano Canoas, ubicado en el municipio de Soacha, empotrado en medio de la cordillera oriental del macizo colombiano.

Hojas Verdes, con más de 31 años de experiencia, ha logrado vincular y conservar especies nativas forestales en vías de extinción, propias de la región media andina como el cedro, que con su altura de 35 metros sobresale sobre los demás; el gaque, que no importa qué tan denso sea el bosque se abre camino y el sangregado, que con su abundante ramificación brinda refugio, entre otros. Los invitamos a que escojan su bosque y las especies que desee conservar y le haga seguimiento por internet.

Los aportes económicos para la consolidación de los Bosques Corporativos serán certificados por la Revisoría Fiscal de la CAEM, que en la actualidad es la KPMG.

Adicionalmente, la CAEM, a través del programa Hojas Verdes, elabora un informe técnico anual del bosque establecido, en donde se estima la cantidad de CO2 capturado por los bosques establecidos.