SENADORES GAVIRIA, MORALES Y GALÁN BUSCARÍAN NUEVOS AIRES
Se agudiza división en los liberales

Foto archivo
Escasa participación en urnas deja manto de duda sobre posibilidades del candidato elegido

_______________

La consulta popular del Partido Liberal el pasado domingo deja como saldo positivo que ya tiene candidato presidencial para 2018 con el exvicepresidente Humberto de la Calle, quien venció a Juan Fernando Cristo; no obstante a primera vista serían más los efectos negativos porque por un lado la baja participación en las urnas reavivó la polémica por los altos costos que significó para el Estado su realización, y además los menos de 700 mil sufragantes constituyen un mal precedente electoral en lo que serían las posibilidades del aspirante para lograr al menos llegar a segunda vuelta.

Empero el impacto más grave sería la división que se generó en la colectividad por la forma como se adelantó el proceso para la escogencia del candidato, con críticas además al jefe único, el expresidente César  Gaviria, quien fue señalado de presunta parcialidad en favor de Humberto de la Calle.

En ese  marco los senadores Viviane Morales y Juan Manuel Galán retiraron su precandidatura por diferencias con la Dirección Nacional, así como la senadora Sofía Gaviria no se pudo inscribir porque para ello tenía que firmar un manifiesto en que se obligaba a comprometerse con la implementación del acuerdo de paz, a pesar de que son conocidos los reparos que ha hecho, especialmente en lo que tiene que ver con reparación a las víctimas y el derecho que tienen a que se aplique justicia por los graves delitos en el conflicto armado.

Ahora, los parlamentarios coinciden cada uno por su lado en que no hay las condiciones para permanecer en la colectividad.

El senador Galán desistió de su precandidatura por el Partido Liberal después de que la Dirección Nacional determinó que la consulta se haría en noviembre de este año. El Parlamentario no estuvo de acuerdo con esta fecha porque a su juicio no daba tiempo suficiente a los precandidatos para hacer campaña. Su propuesta era que se desarrollara en marzo venidero.

 Galán le dijo a EL NUEVO SIGLO sobre la consulta que “el resultado fue muy pobre” y no da para reivindicar el 2% de la votación que obtuvo. “Lamento que hayamos escogido un negociador y no un candidato con opciones reales de vocación de poder, de aglutinar una fuerza política alrededor de una postura de fortaleza del Partido Liberal”.

El senador Galán añadió que “parece que el gran reto del doctor De la Calle ahora es recuperar una unidad del Partido perdida, y para eso el único camino que veo es que él asuma directamente la jefatura del Partido Liberal, que asuma la responsabilidad de elaborar las listas al Congreso de la República y que envíe unos mensajes claros, contundentes de seguridad jurídica dentro del Partido, de aplicación de reglas de juego claras y equitativas para todas las partes y las tendencias porque los parlamentarios están muy preocupados realmente por las garantías que pueda ofrecer la jefatura del Partido y la cúpula que tomó partido”.

Lea también: Saldo en consulta liberal: más heridas que ventajas

Galán dijo sobre su futuro que una de las opciones que estudia es esperar qué pasará en el Congreso con la reforma política en este momento especial por el acuerdo de paz y el ingreso de las Farc como actor político. “Pues lo mínimo es permitir que en las diferentes fuerzas políticas del país se pueda dar un realinderamiento y un cambio de partido por una sola vez de personas que no hemos encontrado garantías y espacios de competencias dentro de nuestros propios partidos”.

Morales y Gaviria

La senadora Viviane Morales consideró que tras la consulta “el Partido queda sin ninguna posibilidad para competir por la presidencia de la República y recogieron lo que sembraron: la única forma que De la Calle podía ganar la consulta era haciendo una consulta que excluyera a Juan Manuel Galán y a mí. No les importó sacrificar al Partido Liberal con tal de salvar a De la Calle”.

La Senadora que retiró su precandidatura porque no estaba de acuerdo con los términos  ya referenciados del manifiesto dijo que “tengo claro que en el Partido Liberal no tengo ningún espacio. Ese Partido monopolio de Gaviria, de Serpa, de De la Calle, no le da ningún espacio a quienes tenemos algún tipo de creencias, de valores y a quienes creemos que el liberalismo también significa poder disentir”. 

 Por su lado la senadora Gaviria dijo que la consulta liberal fue “un fracaso” porque alcanzó “menos del 2% de votos válidos del universo que podría votar”.

Añadió que “se dijo que era una consulta para profundizar la democracia, cuando estaba basada en una exclusión fundamental de las mujeres, del pensamiento plural del Partido, de la representación de las víctimas, de la representación de los cristianos o comunidades religiosas, de la ruralidad porque en la consulta no se permitió que participara”.    

Gaviria dijo que sigue su compromiso con las víctimas, “con las comunidades más desfavorecidas de este país, con los indígenas, los afros, las mujeres cabeza de familia y por supuesto la defensa de los niños, el patrimonio público. Que no se pudo en el Partido Liberal porque el domingo pasado lo enterraron y con él los principios que representaba ese partido... Si no es en el Partido Liberal será en otro espacio, con el partido oficialista porque siempre seré una liberal de pensamiento”.

Anunció que ya hay varios comités ciudadanos por firmas que le han ofrecido liderar proyectos para aspirar a la presidencia.

 

Síganos en nuestras redes sociales:

elnuevosiglo en Instagram

@Elnuevosiglo en Twitter

Diario El Nuevo Siglo en Facebook