Reformar Alimentación Escolar es una necesidad: Gobierno

Foto cortesía ICBF

A pesar de los controles que ha establecido el Ministerio de Educación para que los dineros del PAE se inviertan de la mejor forma en la alimentación de más de 8 millones de escolares en todo el país, siguen brotando hechos de corrupción, como el denunciado hace unos días por la Contraloría General en Cartagena. Es por ello que la ministra de Educación, Yaneth Giha,  dijo que están estudiando hacerle una reforma a este programa.

“Tenemos que mirar cómo fortalecer el programa para hacerlo mucho más eficaz y más transparente. Es una tarea en la que también estamos nosotros, de hacer una reforma en la que ya estamos trabajando”, indicó la Ministra.

 Giha explicó que la reforma al PAE básicamente consiste en centralizarlo en una parte, ya que actualmente el manejo del programa está en cabeza de gobernaciones y alcaldías.

“Estamos trabajando unos lineamientos que dan mucha más claridad sobre cómo se debe ejecutar el programa. También, una focalización del programa para los niños más vulnerables. Tercero, mejorar la infraestructura como restaurantes y cocinas”, dijo la titular de Educación.

Agregó Giha que “la idea es a largo plazo crear un organismo que pueda ayudar a que todo mejore y se monitoree. La creación de esa agencia es fundamental para que la administración adecuada se logre”.

Dijo que se está estudiando que “el PAE sea administrado únicamente por las gobernaciones y los municipios certificados, tenemos en este momento solamente 95 certificados, que son los que tienen las capacidades para funcionar mejor. Esto inmediatamente reduce la complejidad del seguimiento. En vez de hacerle seguimiento a 1.000, le hacemos seguimiento a 95, esa es una primera tarea que tenemos que hacer”.

Dijo también la Ministra que “si yo le meto 100, tampoco son suficientes. Por eso la importancia de movernos hacia un sistema más eficiente, más transparente, donde haya menos ejecutores y más monitoreo”.

Desde tiempos de la entonces ministra de Educación, Gina Parody, el Gobierno viene hablando de la necesidad de reformar el PAE para intentar blindarlo de la corrupción rampante en las regiones por parte de operadores que inflan los precios de los productos, entregan a los estudiantes raciones inferiores a las fijadas en los contratos o alimentos en malas condiciones, toda para aumentar sus ganancias.

A mediados de 2015, la entonces ministra Parody anunció que tras una serie de hallazgos en la prestación del servicio de alimentación escolar en varias zonas del país, se adoptaría una serie de medidas que garanticen el óptimo funcionamiento de este Programa y el bienestar de los estudiantes.

En esa ocasión, Parody anunció que en 2016 el programa de alimentación escolar sería restructurado.  "Nosotros vamos a cambiar todas las reglas de juego en materia de alimentación escolar, las regiones deben poner recursos, vamos a procurar que todos los recursos se vayan hacia el mismo plan, hoy lo que tenemos es una dispersión y eso no permite que tengamos más y mejor comida".

Efectivamente en mayo de 2016, Parody como ministra de Educación presentó al Congreso de la República un proyecto de ley para regular el Programa de Alimentación Escolar, crear la Agencia Nacional para la Alimentación Escolar, modificar disposiciones orgánicas referentes a la utilización de recursos destinados a la alimentación escolar. No obstante el Parlamento dejó hundir el proyecto.

Cartagena

El contralor Edgardo Maya indicó hace unos días que “he propuesto que hay que hacerle una reestructuración al programa, hay que hacerle un proceso de vigilancia, hay que suspender si es necesario, pase lo que pase, esto no puede seguir así”.

Agregó que “hay que hacer un corte de cuentas, pero el PAE no se puede acabar. Lo que hay que hacer es fortalecerlo y vigilarlo, pero como está hay que hacer una acción profunda para parar esto”.

En el caso de Cartagena, la Contraloría General de la República encontró que el alcalde distrital, Manuel Vicente Duque Vásquez, quien hoy se encuentra bajo medida de aseguramiento por la elección irregular de la Contralora distrital, contrató de manera directa $23.427 millones, en una situación abiertamente irregular. En los contratos se encontraron pechugas de pollo a $40 mil, que en otros meses el contratista facturaba a $7 mil.

También se detectó que el contratista del PAE en Cartagena, para el primer semestre de 2016, adquirió 2.824 kilos de canela, por más de $39 millones y el producto no figura en las actas de entrega de ninguna de las instituciones educativas.

 

Síganos en nuestras redes sociales:

elnuevosiglo en Instagram

@Elnuevosiglo en Twitter

El Nuevo Siglo en Facebook