Off the record

Foto archivo

Tras los resultados de la consulta liberal, el domingo pasado, quedó absolutamente claro que esta colectividad no solo está dividida sino que se podría ver fuertemente disminuida en los comicios parlamentarios de marzo próximo. Incluso ayer se decía en los corrillos de Senado que si llega a pasar el proyecto de reforma y política y electoral que permite coaliciones interpartidistas para listas al Congreso, es muy posible que las toldas rojas sean las más afectadas por la ventana al trasfuguismo que trae la misma iniciativa, según se aprobó en la Comisión Primera del Senado, la semana pasada. Como se sabe, a última hora en esa célula legislativa se dio vía libre al trasfuguismo partidista, autorizando que si un congresista no está de acuerdo con una de estas alianzas interpartidistas para listas al Congreso, puede irse para otra colectividad.

A tres bandas

En ese orden de ideas, hay quienes que consideran que si se concreta la alianza para las listas al Congreso entre el partido Liberal y La U, ello podría ser la ventana de oportunidad que estarían esperando varios parlamentarios de esas dos colectividades para poderse ir a las filas de Cambio Radical y entrar de lleno a respaldar la candidatura presidencial de Germán Vargas Lleras. De esta forma, lo que los senadores Roy Barreras y Armando Benedetti vienen impulsando para concretar la alianza con los liberales, podría terminar beneficiando a las toldas vargaslleristas, de las que ambos parlamentarios son fuertemente críticos.

Polémica por costo de voto

Y hablando de la consulta, poca gracia le causó a varios senadores y representantes liberales el cálculo que se hacía ayer en torno a que con una votación inferior a los 800 mil votos el domingo, cada sufragio de la consulta le habría costado al erario un promedio de 55 mil pesos, sin duda un récord en la materia, a lo que se suma que la abstención del 98 por ciento se convirtió en la más alta de los últimos años en materia de elecciones del orden nacional. “… La democracia no se calcula dividiendo la inversión económica en unas elecciones por el número de votos alcanzados, porque bajo esa misma premisa a todas luces saldría más barato establecer una dictadura…”, sostuvo un senador liberal en charla off the récord por un periodista de EL NUEVO SIGLO.

Daño colateral

Otra de las hipótesis que circulaba ayer sobre la consulta que señaló a Humberto De la Calle como candidato presidencial único es que si el manejo del proceso para esta cita en las urnas hubiera sido distinto, y a la misma hubieran llegado los semanas atrás precandidatos Juan Manuel Galán, Sofía Gaviria y Viviane Morales, el liberalismo bien habría podido lograr un millón de votos en las urnas el domingo pasado y con ese guarismo la polémica en torno a si valió la pena el ejercicio democrático habría sido menor. Sin embargo, era claro que Galán siempre estuvo por encima de De la Calle en las encuestas y pudo haberle ganado la consulta al ex vicepresidente y ex jefe negociador de paz en La Habana. 

Muchos derrotados

Por último, para cerrar con el tema de los liberales, un parlamentario sostenía ayer que es necesario revisar la votación del domingo pasado porque fue claro que así como hubo congresistas que no se movieron para nada, otros que sí lo hicieron y se mostraron muy activos a favor de uno u otro precandidato, sufrieron sensibles derrotas en sus fortines políticos, ya sea porque ganó el aspirante que no apoyaban o, peor aún, porque la votación para el propio fue ínfima. Todo un campanazo de alerta cuando apenas faltan tres meses largos para los comicios parlamentarios de marzo.