PLANEACIÓN NACIONAL DICE QUE SE HARÁN PUNTAJES MÁS JUSTOS A LOS CIUDADANOS
Sisbén ajusta estándar de vida e ingresos

Foto cortesía
Levantamiento de la nueva información durará tres años por medio de 6.400 encuestadores

____________________

El nuevo Sisbén, que fue lanzado ayer por el Departamento Nacional de Planeación, DNP, tendrá en cuenta una metodología que medirá el estándar de vida y también el ingreso y gastos de los hogares.

El director del DNP, Luis Fernando Mejía, indicó que más de 6.400 encuestadores empezaron a recorrer el país con el objetivo de realizar el levantamiento del Sisbén IV, la más reciente versión de la encuesta que mide el nivel socioeconómico de las familias colombianas para determinar a qué tipo de programas sociales pueden acceder. 

“Por ejemplo, la versión anterior de la encuesta otorgaba el mismo puntaje a dos personas que vivieran en un entorno similar, al margen de su capacidad para generar ingreso. Esto se corrige en la nueva versión”, sostuvo el director del DNP. 

Los encuestadores, que avanzan simultáneamente en 142 municipios de 17 departamentos, han logrado realizar el levantamiento de 203.001 encuestas, con las cuales se actualizó la información de aproximadamente 556.000 personas.  

En total, durante los 3 años que durará el levantamiento de la información, se invertirán 132.733 millones de pesos, de los cuales la Nación aportará 70.344 millones de pesos y las entidades territoriales aportarán 62.389 millones de pesos. Según los cálculos del DNP, cada encuesta tendrá un costo promedio para la Nación de 6.116 pesos.  

“El DNP categorizó a los municipios en 7 tipos. Los que tienen menor capacidad institucional recibirán el 95% de los recursos necesarios para realizar las encuestas, mientras que los municipios con mayores recursos recibirán el 30%. Es una forma de garantizar que la actualización de la base de datos se realice en todo el país”, sostuvo el director del DNP. 

La meta del Sisbén IV es llegar en el 2019 a 11,5 millones de encuestas, 4 millones más en comparación con las realizadas en el Sisbén III. Con los 11,5 millones de encuestas se logrará la caracterización de alrededor de 40,5 millones de colombianos. 

“Esta actualización de la base de datos del Sisbén es importante, por un lado, porque genera más justicia social al detectar a las personas que más necesitan las ayudas y por otro lado se logra aumentar la eficiencia del gasto público, pues los recursos del Estado llegarán a las familias que tengan condiciones económicas menos favorables”, explicó Mejía.

Para garantizar transparencia, el levantamiento de la información de la nueva encuesta del Sisbén se suspenderá entre los meses de enero y junio del 2018, época electoral, y se retomará en julio del próximo año con el fin de cubrir otros 358 municipios. Durante el 2019 se culminará el levantamiento de la información en los 512 municipios restantes.

Contrario a años anteriores en los que se levantaba la información usando un formulario de cartulina, los encuestadores del Sisbén IV tienen a su disposición un dispositivo electrónico con un avanzado software que garantiza no solo la rapidez en la recolección de la información, sino precisión y calidad.

Algunos de los principales problemas con el método antiguo eran los errores de digitación, muchas veces los nombres en la base del Sisbén no correspondían con los de los documentos de identidad. También se presentaban otros errores anecdóticos como el registro de bebés con postgrados.

“La nueva metodología usa dispositivos móviles de captura, lo cual mejora la identificación de los ciudadanos, pues con el escaneo de la cédula se obtienen los datos precisos. En esto hay que resaltar el convenio logrado con la Registraduría Nacional”, destacó el director del DNP, quien agregó que, así como con la Registraduría, en este momento se adelantan varios convenios para tener cruces de información con al menos 25 bases de datos.

El DNP dijo que los ciudadanos deben tener en cuenta que la nueva encuesta del Sisbén IV tendrá en cuenta sus ingresos y gastos para la calificación de cada hogar, no sus pertenencias.

Las víctimas de la violencia y miembros de grupos étnicos no pierden los beneficios que hayan obtenido por su condición al responder la nueva encuesta de Sisbén. Es necesario contar con los documentos de identificación de las personas del hogar, o de fotocopias legibles tamaño original.

Para el diligenciamiento de la encuesta, es necesario que esté presente una persona que conozca las características de la vivienda, las relaciones de parentesco de las personas del hogar, las condiciones de salud, educación, trabajo e ingresos de todos los miembros del hogar.