CRISIS HUMANITARIA
Niños en Siria, privados de sus derechos básicos

Foto Anadolu
Un funcionario de la Organización Internacional de Derechos de los Refugiados aseguró 8 de cada 10 son "niños de la guerra".

___________________

Millones de niños en la deteriorada guerra de Siria continúan privados de la mayoría de sus derechos básicos (educación, salud y protección ante la violencia), según la Organización Internacional de Derechos de los Refugiados.

"Los niños son los más afectados en la guerra, porque son tal vez los seres más necesitados y vulnerables de la tierra ", dijo el vicepresidente de la Organización Internacional de Derechos de los Refugiados, Abdullah Resul Demir, a la Agencia Anadolu.

Las apreciaciones de Demir se realizan un día antes de la celebración del Día Universal de los Niños, que se conmemora el 20 de noviembre.

“Los derechos de los niños son definidos por el derecho internacional. Sin embargo, en los últimos seis años, hemos visto que cuando se habla de la situación de los niños en Siria todas las leyes internacionales y de la humanidad fallan”, agregó Demir.

Demir destacó que, en el reporte de la UNICEF publicado en septiembre de este año, se evidenció que un total de 8.5 millones de niños -6 millones en Siria y 2.5 millones fuera del país- están afectados por el conflicto armado.

El vicepresidente de esta ONG añadió que 8 de 10 niños sirios son “niños de las guerra”, y que 1.5 millones viven en las áreas más intensas del conflicto, mientras que 2 millones de ellos no pueden ir a la escuela.

“Mi padre fue arrestado por el régimen de Bashar al-Assad hace seis años. No tenemos noticias de él desde entonces”, expresó el niño sirio Mohammad Omar Selum, que vive en un campo para refugiados en Idlib.

El niño Selum añadió: “Quiero vivir en una casa en vez de una tienda de campaña. Me gustaría que hubiera un parque para jugar con mis hermanos y un hospital donde pueda recibir tratamiento cuando esté enfermo. Simplemente quiero una vida normal como el resto de niños en el mundo”.

Shahud Derma, otro niño de 13 años de edad que perdió sus dedos durante un ataque del régimen de Assad, vende combustible en una tienda de campaña que construyó en una carretera para apoyar a su padre y su familia.

Amal al-Ghafir perdió su pierna izquierda en un ataque aéreo en el momento en el que disfrutaba de un picnic con su familia. Ahora, ella camina con una prótesis.

“Para el Día Universal de los Niños, solamente deseo que ningún niño llore ni se sienta triste”, expresó Ghafir.

Hasta ahora, Siria ha empezado a salir de la devastadora guerra civil que comenzó a principios del 2011 cuando el régimen de Assad tomó medidas enérgicas y respondió con una furia inesperada en contra de las protestas prodemocráticas.

Desde entonces, cientos de miles de personas han sido asesinadas en los enfrentamientos y hay más de 10 millones de desplazados, de acuerdo a la ONU.

Síganos en nuestras redes sociales:

elnuevosiglo en Instagram

@Elnuevosiglo en Twitter

Diario El Nuevo Siglo en Facebook