Colombia se aleja y se aleja de Venezuela

Foto Coldeportes
Este martes se entregará el mayor número de preseas en la Justa de Santa Marta: 60 en total

___________________

Lo que prometía en un principio ser una cerrada disputa por el título de los Juegos Bolivarianos de Santa Marta, se ha convertido en un concierto de solo por parte de la delegación de Colombia, que con el paso de los días se ha ido alejando de Venezuela y ya parece inalcanzable.

La diferencia de medallas de oro ya es casi del triple y aún faltan deportes en los que el anfitrión cuenta con grandes figuras que, seguramente, contribuirán a que la cosecha de oro sea mayor.

Los deportistas nacionales han respondido a su responsabilidad y en cada disciplina en la que compiten, arrasan, como lo hizo el patinaje de carreras, deporte en el que Colombia ha sido campeona mundial en 15 oportunidades y al que llega como actual reina de los Juegos Bolivarianos.

Las pruebas con las que se abrió la pista de esta versión número dieciocho fueron los 1.000 metros Individual y los 300 metros Contrarreloj Individual, tanto en la rama femenina como en la masculina y en las que Colombia logró 4 medallas de oro y 2 de plata, Chile 1 de plata y 3 de bronce, Venezuela 1 de plata y Ecuador 1 de bronce.

El más destacado del día fue Andrés Felipe Muñoz al subirse dos veces a lo más alto del podio.

En los 1.000 metros, los medallistas fueron Andrés Felipe Muñoz (COL) quien ganó el oro con un tiempo de 01:23.329, seguido de Jhoan Sebastián Guzmán (VEN) quien logró la plata con un registro de 01:24.204 y de Jorge Bolaños Villacorte (ECU) quien paró el reloj en 01:24.627. En los 300 metros, prueba disputada por 9 patinadores, Andrés Felipe Muñoz (COL) nuevamente estuvo en el primer lugar, acompañado de los chilenos Emanuelle Silva Santibañez (plata) y Lucas Silva Santibañe (bronce), los tiempos fueron, 24.40, 24.41 y 24.56 respectivamente.   

Las mujeres de la delegación colombiana lograron estar en podio; los 1.000 metros fueron ganados por Luz Karime Garzón Arboleda (01:34.287), la plata la ganó la también colombiana Fabriana Arias Pérez (01:34.614) y el bronce la chilena Alejandra Andrea Traslaviña (01:34.625), mientras que en la Contarreloj el podio estuvo conformado también por dos colombianas haciendo el 1-2 con Andrea Estefania Cañon Batista quien se adjudicó el oro tras registrar un tiempo de 26.253 y con Kerstinck Rachelle Sarmiento Anchilla quien los hizo en 26.276, el bronce fue para Chile con Javiera Vagas Espinoza con 27.029.

Pero el golf no se quedó atrás y con tres medallas de oro y dos de bronce, la delegación brilló en las tres pruebas que se disputaron a lo largo de la semana en el Club Campestre de Cali.

En los varones, desde el primer día de competencias, el pereirano Daniel Zuluaga marcó diferencias y a pesar de que en el cierre, este domingo 19 de noviembre, firmó una discreta tarjeta con 78 golpes (+7).

En el global contó 277 golpes (-7), con 11 golpes sobre su compatriota Jesús Armando Amaya y el dominicano Juan José Guerra, mientras que chileno Joaquín Niemann estaba distanciado por 14 golpes.

A pesar de que en el último día, Zuluaga tuvo un doble ‘bogey’, seis ‘bogeys’ y un solo ‘birdie’, este desempeño no opacó el resultado final, pues había acumulado una cómoda ventaja a favor en los primeros 54 hoyos, para firmar ‘scores’ por debajo de los 70 golpes.

Daniel Zuluaga, después de su exitosa competencia en los Bolivarianos en Cali, retorna al lejano oriente para seguir compitiendo en el Asian Tour en un par de semanas.

En la segunda jornada de la halterofilia, que entrega tres oros por categoría, los locales se llevaron tres medallas doradas con Yenny Sinistierra en 53 kilos, que se suman al pleno de nueve oros de la víspera.

Para los atletas de 11 países, Santa Marta-2017 representa el inicio del ciclo olímpico a Tokio-2020.

Venezuela es el dominador histórico de los Juegos Bolivarianos, y se impuso de manera consecutiva en 13 ediciones hasta Trujillo-2013, cuando Colombia ganó el título.