BOGOTÁ , COLOMBIA / Sábado 25 Octubre / 2014  |   Primer diario de análisis y opinión                 


Escoliosis, desviación con corrección

La escoliosis es una desviación de la columna vertebral que se puede desarrollar a cualquier edad. Sin embargo, se presenta en su mayoría entre niños menores de 10 años creando en su espalda una prominencia de las costillas.

Esta enfermedad, en su estado más avanzado, puede causar problemas pulmonares y neurológicos; existe un tratamiento primario llamado  órtesis, cirugía y observación, pero de un tiempo para acá se ha implementado una nueva técnica llamada Mehta Casting, desarrollada por Min H. Mehta, médica especialista en escoliosis, la cual provee una alternativa de tratamiento no invasivo que en algunos casos puede corregir la curvatura de la columna vertebral en niños pequeños.

La doctora Noelle Larson del Departamento de Cirugía Ortopédica, División de Pediatría Ortopédica del Mayo Clinic Children Center en Rochester, Minnesota, cuenta qué es la escoliosis, cómo se desarrolla y cómo funciona este nuevo tratamiento.

 

¿Qué es la escoliosis y qué tan común es en los niños?

NOELLE LARSON: La escoliosis es una curvatura de la columna vertebral hacia los lados. Suele ir acompañada de una torsión o rotación del tronco, creando una prominencia de las costillas o del músculo alrededor de la parte baja de la espalda.  

La escoliosis se diagnostica con mayor frecuencia en niños mayores de 10 años. Habitualmente, la curva se hace notar durante el periodo de crecimiento de la adolescencia. La escoliosis en niños pequeños (menores de 5 años de edad) es menos común. Algunos pequeños con escoliosis tienen asociadas condiciones o síndromes neurológicos que pueden causar esta enfermedad.

Explíquenos por qué se atribuye a edades tempranas

NL:El crecimiento del niño hace que las curvas de la escoliosis tiendan a empeorar con el paso del tiempo. Se piensa que la escoliosis en niños se debe a una alteración del crecimiento de la columna vertebral.

 

¿A qué edad suele aparecer en los niños y cómo se manifiesta?

NL:La escoliosis es más común en niños mayores de 10 años.  La mejor manera de detectarla es hacer que se incline para tocar sus pies y examinar la espalda para observar cualquier asimetría o prominencia.  Los padres pueden notar que los hombros, la parte frontal de las costillas, la cintura o el omoplato del menor se ven desiguales.

¿Cómo afecta la calidad de vida de estos niños?

NL:La escoliosis se presenta generalmente sin dolor.  La curvatura puede progresar a lo largo de la vida y, finalmente causar problemas pulmonares, dolor de espalda en la edad adulta y puede llegar a ser muy deformante. La escoliosis empeora a medida que el niño crece, de manera que una curva severa en un adolescente puede progresar un poco. Una curva severa en un niño pequeño casi siempre avanza y en los siguientes 10 años puede llegar a ser muy grave y conducir a problemas pulmonares que amenazan la vida en la edad adulta. Tratamientos tales como aparatos ortopédicos, yeso, o cirugía pueden ser necesarios para prevenir la progresión de la curva, pero esto puede ser difícil para los niños.

¿Cómo se diagnostica?  ¿Hay exámenes que se puedan hacer?

NL:La escoliosis normalmente se puede observar mediante el examen clínico. Para diagnosticar el tipo y gravedad de la curva es necesaria una radiografía. La mayoría de las escoliosis no están asociadas a otras condiciones. Sin embargo, todos los niños con escoliosis deben hacerse un examen clínico exhaustivo para detectar un posible e infrecuente problema neurológico subyacente.  En ciertos casos, particularmente en niños menores de 10 años, es necesaria una resonancia magnética para la detección de anomalías de la médula espinal que podrían estar causando la escoliosis.

¿Qué tipo de tratamientos se han utilizado hasta ahora y qué problemas surgen de estos tratamientos?

NL:Para el tratamiento se han utilizado el enderezamiento con aparatos ortopédicos, la cirugía y el yeso.  Este último fue utilizado anteriormente para tratar todo tipo de escoliosis y fue uno de los pilares del tratamiento en la década de los 60. A medida que se fueron desarrollando implantes espinales y técnicas quirúrgicas cada vez mejores, el yeso se fue dejando de lado.  La doctora Min Mehta, especialista en la enfermedad,  lo ha vuelto a popularizar, específicamente para el tratamiento de la escoliosis en niños menores de 5 años.  

En comparación con los anteriores tipos de enyesado, ahora los infantes pueden caminar fácilmente y moverse en el Mehta molde. El molde va sobre los hombros, por lo tanto, los niños parecen tener menos problemas con los bordes del yeso sobre el pecho y debajo de los brazos.

El yeso se reserva para las curvas que son demasiado grandes para usar un aparato ortopédico y para los niños con curvas idiopáticas infantiles, en cuyo caso puede ser curativo. El aparato ortopédico funciona bien para prevenir que una curva empeore pero, en ciertos casos, el yeso puede corregir una escoliosis.

La cirugía, aunque en su mayor parte es segura, puede dar lugar a complicaciones. El tratamiento quirúrgico de la escoliosis en niños pequeños requiere,  a menudo, repetir la cirugía dos veces al año hasta que la mayor parte del crecimiento del esqueleto se haya completado.

Ventajas

¿Cuáles son las ventajas del  Yeso de Mehta?

NL:No se practica cirugía, por lo que hay menos riesgos. En contraste con un aparato ortopédico, el molde no puede ser removido de manera que el niño lo estará usando todo el tiempo. Este tratamiento se puede usar en menores entre 9 meses y 5 años de edad con escoliosis progresiva o grave.

¿Cuál es el porcentaje de efectividad? ¿Ofrece una total curación?

NL:Para algunos menores con escoliosis idiopática (sin condición neurológica u otros síndromes), el yeso puede ser curativo, especialmente si la curvatura no es demasiado grande y el tratamiento se inicia temprano (antes de los 2 años de edad). En otros niños, el objetivo del yeso es corregir la curva de modo que sea lo suficientemente pequeña para aplicar un tratamiento ortopédico efectivo. En otros casos, se busca retrasar la cirugía hasta que el paciente sea mayor y capaz de tolerarla. Casi todos los afectados van a experimentar una mejoría en su curvatura después de haber sido enyesados.