Sacar militares de la JEP, polígono de desacuerdo

Foto Montaje El Nuevo Siglo

Un proyecto de Acto Legislativo a favor de los integrantes de las Fuerzas Armadas radicó el Centro Democrático para que sean retirados de la Justicia Especial para la Paz (JEP) con el fin de ser juzgados por la Justicia Penal Militar y obtengan unos beneficios.

La iniciativa plantea crear una Sala Penal Militar en la Corte Suprema de Justicia para que de manera permanente conozca en primera instancia de los procesos contra miembros de la Fuerza Pública aforados.

“En lugar de que los militares tengan que someterse a la justicia de las Farc, son juzgados por su juez natural, la Justicia Penal Militar, para respetar el orden institucional. Esa Sala Penal Militar estaría en la Corte Suprema de Justicia”, explicó el expresidente Álvaro Uribe Vélez.

Añadió el ahora Senador que “la justicia de la JEP les dice a los militares, mire, ustedes, si confiesan el delito no van a la cárcel, si no aceptan el delito corren el riesgo del juicio que puede terminar con una sentencia de 15 a 20 años de cárcel o puede terminar con una absolución. Eso va a llevar a que los integrantes de las Fuerzas Armadas, para no correr el albur de ir a la cárcel, en muchos casos tengan que reconocer un delito no cometido”.

Por su parte, el representante a la Cámara del Partido de La U, Hernán Penagos Giraldo, dijo a EL NUEVO SIGLO que “en el caso de los miembros de las Fuerzas Militares, si se trata de delitos relacionados con el conflicto armado colombiano, no pueden ser sometidos a la Justicia Penal Militar porque ya el Acto Legislativo 01 del 2017 les dice que la competencia es de la Jurisdicción Especial para la Paz. Ahora bien, si se trata de otro tipo de delitos, como los comunes, pues claro que los tendrá que juzgar la Justicia Penal Militar”.

Uno de los argumentos del Centro Democrático para esta propuesta es que los militares supuestamente no tendrían las suficientes garantías en la JEP. Ante lo cual Penagos dijo “que al contrario, la Jurisdicción Especial son todas las garantías: primero porque esas normas no fueron pactadas con la guerrilla de las Farc, fueron normas creadas por los mismos militares en un acuerdo entre los militares y el Gobierno. En segundo lugar porque les da beneficios, tratamiento especial a los militares, que puede llegar hasta la extinción de la acción penal. Y tercero porque les permite aplicar una justicia transicional mucho más benéfica que la Justicia Penal Militar”.

 

Síganos en nuestras redes sociales:

@Elnuevosiglo en Twitter

@diarionuevosiglo en Facebook

Periódico El Nuevo Siglo en Linkedin