Recuperación de Medimás tardará un año: Acemi

Foto archivo
Son muchos los aspectos que hay que mejorar. Lo primero es completar la base de datos para conocer de cerca a los pacientes y poder prestar la atención que ellos requieren y reclaman.

_____________

El presidente de la Asociación Colombiana de Empresas de Medicina Integral, Acemi, Jaime Arias Ramírez, aseguró que para la recuperación de la EPS Medimás, que adquirió los bienes y las obligaciones de Cafesalud y Saludcoop, se requiere una inversión cercana al billón de pesos y tardará por lo menos un año.

En diálogo con EL NUEVO SIGLO el dirigente gremial señaló que en este caso hay más problemas que soluciones pero sostuvo que estas últimas hay que encontrarlas pronto para el beneficio de los cinco millones de afiliados a la EPS.

Se podría decir, dijo el dirigente que quienes adquirieron Medimás lo hicieron a ciegas, no sabían lo que estaban comprando porque fue recibida con un deterioro gigantesco y arreglar todo eso requiere tiempo.

Sobre la suspensión por parte de la Procuraduría General de la Nación del superintendente de Salud, Norman Muñoz, Arias señaló que esta no es una noticia que da alivio a los pacientes, pues esta entidad es la llamada a salvar a Medimás a través de diferentes mecanismos.

Sostuvo que lo importante en este momento es buscar soluciones y prontas para que la EPS pueda funcionar sin problemas y en beneficio de cinco millones de colombianos, que requieren atención médica, unos con más urgencia que otros.

 

EL NUEVO SIGLO: ¿Cómo ve usted la situación por la que atraviesa Medimás?

JAIME ARIAS RAMÍREZ: No hay duda que en este caso hay más problemas que soluciones. A veces la gente quiere que las deficiencias se arreglen de un día para otro, que son cosas a muy corto plazo y se han perdido días preciosos en busca de arreglar el problema de atender unos 20 mil pacientes.

 

ENS: ¿Entonces qué ha pasado?

JAR: Desde el día cero, es decir desde la compra de Cafesalud, los dueños de Medimás han debido presentar soluciones. Tal y como lo hizo en su oportunidad la Nueva EPS que tardó dos años en ir organizando los archivos, los pagos y todos los asuntos atinentes a la prestación del servicio. Claro que hay que decir que eran 2,5 millones de pacientes. Lo que falló fue no haber trazado un plan de contingencia para ese primer mes de operaciones y atender a los afiliados que lo requerían con urgencia.

 

ENS: ¿Es decir que no hubo preparación para comenzar a funcionar luego de la compra?

JAR: Es cierto, Medimás es una empresa nueva, no estaba preparada para atender una población de cinco millones de afiliados de un día para otro. Las otras EPS han ido poco a poco cautivando sus pacientes, pero con Medimás esta gran cantidad de personas comenzaron a reclamar servicios desde el primer día. Es más no había un plan para atender primeramente a las personas en condiciones más delicadas de salud, como los pacientes con cáncer, enfermedades raras, diálisis y con complicaciones o las llamadas de riesgo de comorbilidad. No hubo plan de contingencia para atender esas 15 mil quejas que se presentaron en todo el país.

 

ENS: ¿Cuál es la entidad llamada a actuar para sacar a Medimás de la crisis?

JAR: Sin duda alguna es la Superintendencia Nacional de Salud. No hay otro mecanismo de rescate. Solo se puede hacer vigilancia especial, no hay una figura de apoyo temporal.

 

ENS: ¿Cómo debe actuar la Superintendencia de Salud en este caso?

JAR: Lo primero que debe hacer es exigir a la EPS un plan de recuperación, esa es la primera instancia, el paso a seguir sería entrar en una vigilancia especial, en tercer lugar puede realizar una intervención que es lo que pide la Procuraduría General de la Nación, y en cuarto lugar, y lo más grave para todo el sector salud del país y para los pacientes es intervenir para liquidar.

 

ENS: ¿No cree usted que hizo falta algo en el proceso de venta y toma de posesión?

JAR: Obviamente, faltó un mejor empalme entre lo que se vendió de Cafesalud y lo que compró Medimás. Eso fue como una compra a ciegas. Tampoco hay un plan para enfermos crónicos o de alto riesgo. Es más, cuando se tomó posesión los directivos de Medimás abrieron el cuarto de datos y se encontraron fue con un cuarto oscuro. Allí no había información suficiente sobre los pacientes, sus enfermedades, tratamientos, medicaciones, historias clínicas, etc. Las EPS trabajan con bases de datos muy robustas. Tampoco se contemplaron plazos para organizar ese cuarto de datos, no hay una organización de los mismos. Estas entidades son empresas aseguradoras que trabajan con el conocimiento integral de la población a la que atienden y gracias a ello trazan planes y proyectan la atención de quienes están enfermos, en una planeación proyectada para un año. En Medimás no se encontraron los datos para hacer este proceso.

 

ENS: ¿En cuánto tiempo cree usted que se pueda superar la crisis por la que atraviesa Medimás?

JAR: Hay que invertir mucho dinero, cerca de un billón de pesos para robustecer los sistemas de información que es la herramienta básica con la que se trabaja en este sector. Ese es un trabajo duro. Afortunadamente los dueños de Medimás nombraron un gerente que tiene conocimiento en el sector, que viene de  Nueva EPS. Para que Medimás funcione como debe ser, el plazo que puede darse es de un año, pero para los casos de urgencia que se atienden en la entidad no hay duda que hay que trabajar muy duro y acelerar para poder dar resultados positivos en menos de tres meses.

 

Síganos en nuestras redes sociales:

@Elnuevosiglo en Twitter

@diarionuevosiglo en Facebook

Periódico El Nuevo Siglo en Linkedin