Off the record

Foto archivo

La propuesta presidencial para que se cree el Ministerio del Deporte sorprendió a propios y extraños, ya que si algo había quedado claro en las últimas reuniones del Jefe de Estado con las distintas bancadas parlamentarias para hablar sobre las prioridades legislativas en esta última legislatura, a la que le quedan menos de seis meses efectivos de trabajo, era que todo el esfuerzo debía concentrarse en la implementación normativa del acuerdo de paz, la ley del presupuesto general para 2018 y unas pocas iniciativas más. Por ningún lado asomó la propuesta de crear un ministerio y menos para que se encargue de los temas del deporte, ya que el propio Santos había descartado esa posibilidad tiempo atrás, incluso justificando que el director de Coldeportes, por instrucción suya, entró a hacer parte del gabinete ministerial.

Una idea de antaño

Según un informe publicado meses atrás por EL NUEVO SIGLO, en América Latina países como Brasil, Uruguay, Venezuela, Ecuador y Bolivia tienen ministerios del Deporte como entidades autónomas y con asignación presupuestal independiente. En Colombia en muchas ocasiones se ha propuesto esta idea, e incluso cada vez que asoma la campaña presidencial o parlamentaria la iniciativa vuelve a ponerse sobre el tapete. Es más, el actual senador del Centro Democrático, Everth Bustamante, quien fue director de esa entidad en el gobierno Uribe, planteó la creación de este ministerio en el 2008. Jairo Clopatofsky, otro ex director de Coldeportes, también hizo la misma solicitud años atrás y hoy la tiene en su plataforma programática, ya que se lanzó como candidato presidencial por firmas. Paradójicamente, hay otros ex titulares de la institución que consideran que el problema no es el estatus ministerial sino la independencia presupuestal, y para ello son clave los dos puntos del IVA a la telefonía celular.

El último descache

No hay que olvidar que al gobierno Santos la última reforma ministerial no le salió muy bien, toda vez que cuando arrancó su segundo mandato decidió darle un vuelco a la estructura organizativa de la Presidencia de la República, basado en las reformas que en su momento hiciera Tony Blair como Primer Ministro en Inglaterra. Se designó, entonces, a Néstor Humberto Martínez como nuevo ministro de Presidencia. A su turno, el ex director de la Policía, general (r) Óscar Naranjo fue nombrado como Ministro Consejero del Posconflicto, Derechos Humanos y Seguridad. La entonces alta consejera presidencial María Lorena Gutiérrez asumió como Ministra Consejera de Gobierno y Sector Privado. Y, por último, la periodista Pilar Calderón entró a ser la nueva Ministra Consejera de Comunicaciones.

La reversada ministerial

Como se recuerda, esa estructura duró poco tiempo, por cuenta, en gran parte, de los roces de los llamados “superministros” Martínez –primero- y Gutiérrez -quien lo sucedió en el cargo- con el resto del gabinete y otros altos cargos. Los cortos circuitos fueron tantos que en abril de 2016 fue necesario echar marcha atrás con la reforma de agosto de 2014. El presidente Santos anunció una nueva estructura administrativa y directiva de la Presidencia, así: el Ministerio de la Presidencia volvía a ser la Secretaría General. Las otras tres carteras consejeras volvieron al rango de altas consejerías que tenían antes del revolcón que se dio al comienzo del segundo mandato.

La que sí funcionó

La movida ministerial que sí le funcionó al gobierno Santos fue la que aplicó recién llegó al poder, en 2010, cuando decidió echar para atrás las fusiones que había implementado su antecesor y páter político, Álvaro Uribe. Desde 2002 ese gobierno había decidido fusionar las carteras de Justicia e Interior, las de Trabajo y Salud en el ministerio de Protección Social, en tanto que a la cartera de  Medio Ambiente se le dieron funciones de vivienda y desarrollo territorial. Santos, de entrada, decidió reversar esas fusiones y que las carteras de Trabajo, Salud, Justicia, Interior, Vivienda y Medio Ambiente retomarán su independencia.  

 

Síganos en nuestras redes sociales:

@Elnuevosiglo en Twitter

@diarionuevosiglo en Facebook

Periódico El Nuevo Siglo en Linkedin