BOGOTÁ , COLOMBIA / Viernes 19 Septiembre / 2014  |   Primer diario de análisis y opinión                 


Colombia, lejos de burbuja inmobiliaria

El buen momento de la economía y el aumento en la capacidad de pago de los colombianos, son los que han permitido que en el mercado se incrementen los precios en los proyectos de vivienda, pero no se deben a que exista una burbuja inmobiliaria.

Así lo indicó el arquitecto y director de proyectos de Ícono Urbano, Jorge Estrada, quien en un detenido análisis del sector dijo que “llevamos en el país alrededor de 10 años viendo un crecimiento sostenido del sector de la construcción fruto del buen comportamiento de la economía colombiana, el incremento de la demanda por proyectos en todos los estratos y sobre todo por el aumento de poder adquisitivo de los compradores”.

Explicó el experto que “no obstante se ha querido difundir ante la opinión pública un ambiente de incertidumbre argumentando que estos factores, por el contrario de favorecer al sector, conducen a un irremediable descenso del mercado, denominándolo bajo las circunstancias actuales como “burbuja inmobiliaria”, término con una connotación negativa que está muy lejos de la realidad”.

Sostiene Estrada que “creo que el argumento se fundamenta simplemente en dos aspectos: en primer lugar, no existe una especulación de precios por parte de inversionistas `golondrina’ que se caracterizan en comprar viviendas sobre planos para luego vender, aumentando la oferta y distorsionando el mercado; y en segundo lugar, un aspecto fundamental que caracteriza a una “burbuja inmobiliaria” es el hecho de adquirir vivienda con un alto nivel de endeudamiento, producto del otorgamiento de créditos con baja cuota inicial, que en nuestro caso no existe ya que los compradores actuales adquieren vivienda con un alto porcentaje de recursos propios”.

Según un sondeo de ZonaProp.com, en lo que va de 2012, un 72% de los encuestados afirma que ha habido un aumento en el precio de la compra venta en relación con las cifras de 2011. De ese porcentaje, un 41% considera que la variación porcentual respondió a un máximo del 20%, mientras que un 33% de las inmobiliarias considera que los valores se modificaron en un máximo del 10%.

Esta tendencia también se repite en el costo de los alquileres. Un 57 % de las inmobiliarias consultadas argumentó evidenciar un aumento en el mismo, seguido por un 35% que considera que los precios se mantuvieron estables. De aquellos que percibieron un aumento, un 41% cree que el mismo rondaría un máximo del 10%, mientras que un 37% estipularía el alza en un 20%.

Respecto de las proyecciones acerca de la fluctuación del precio de la compra/venta de propiedades para lo que resta del 2012, un 45% de las inmobiliarias consultadas dice que se mantendrán estables, un 35% que aumentarán y el 20% restante que disminuirán, señala la encuesta de ZonaProp.com

Precisamente, el arquitecto Estrada sostiene en su análisis que “aunque suene paradójico, los precios seguirán subiendo como un acto natural del impulso de la economía, ayudado claro está por otros indicadores como el incremento de inversión extranjera, la tradición del inversionista nacional que busca  una renta fija –rentista de capital- y finalmente la mas importante, quienes requieren una vivienda producto de la conformación de nuevos hogares por el crecimiento demográfico, que en gran proporción su inversión proviene de recursos propios o bajo nivel de apalancamiento”.

Indica el arquitecto de Ícono Urbano que “el incremento de los precios de la finca raíz, no es producto de la mal llamada burbuja inmobiliaria sino de la escasez de tierra en el mercado comercial, lo cual se podría solucionar con políticas claras en planeación en nuestras ciudades para que los constructores desarrollen proyectos que estimulen realmente la oferta”.

Argumenta que en lo que sí hay que prestar especialmente atención es en hacer que en este buen momento de la economía y del sector, se piense más en mejorar la infraestructura de las ciudades grandes e intermedias las cuales se están convirtiendo en núcleos urbanos que a diario aumentan su número de habitantes.

 

El arquitecto Jorge Estrada, sostiene que el aumento de precios en el sector inmobiliario se debe a la falta de tierra para construcción.