BOGOTÁ , COLOMBIA / Viernes 28 Noviembre / 2014  |   Primer diario de análisis y opinión                 


Sátira y coplas se visten de ruana y sombrero

Jorge Velosa y los Carrangueros de Ráquira se presentarán mañana en un show que promete brindar mucha música y humor.

Lero lero candelero, todo un recreo carranguero al mejor estilo de Jorge Velosa, quien se presentará mañana en el Teatro Colsubsidio en el marco del Festival Latinoamericano de la Canción Infantil.
Será un encuentro para toda la familia con la música, el humor, la ternura, el refrán, la sátira, el cuento, la anécdota, el coplerío y la danza, un espectáculo de canciones infantiles, adivinanzas y trabalenguas.
En esta presentación todo es un juego para la diversión de niños y adultos, con canciones, refranes y coplas tradicionales que hicieron parte de la crianza de anteriores generaciones y que se retoman para enseñar, recrear y alegrar con música a las familias actuales.
En este recreo carranguero, que comenzará a las 4:00 de la tarde, no faltarán canciones infantiles como “Dónde estarán tantán”, “Las diez pulguitas”, “El moño de las vocales”, “El marranito”, “Lero lero candelero”, “La gallina mellicera”, y “La cucharita”, entre otras, todas de la autoría del carranguero mayor Jorge Velosa.
En esta jornada participará el grupo Magenta, de la Escuela Musical Nueva Cultura, con su espectáculo “De tristestigruras y desnarizorejaderas”, presentación que con bellas canciones exalta lo que nos enseña cada cosa, cada elemento, cada episodio y, sobre todo, cada recuerdo y evocación de la sabrosura y la parranda vivida por viejos músicos que nos han legado su saber y su gozadera en tonadas y canciones, apropiadas para sonarlas con el sentir del niño y el joven de hoy.
Magenta entona canciones “locas”, canciones de fiesta, canciones de amor. Y cantan homenajeando a tantos músicos sabedores y a las maneras de ser que encierran sus versos y melodías. Así, en acciones y canciones se ponen en escena juegos y situaciones divertidas.
En el Museo de los Niños, espacio alterno del Festival Latinoamericano de la Canción Infantil, se presentará a las 11:00 de la mañana la agrupación Los Bigotes de la Nutria, con canciones para niños que invitan a rescatar y conservar la naturaleza.
Con estas presentaciones concluye el Festival Latinoamericano de la Canción Infantil, que se llevó a cabo en el Teatro Colsubsidio Roberto Arias Pérez y el Museo de los Niños, escenarios que recibieron artistas argentinos y colombianos que cantaron y divirtieron a las familias bogotanas.
Para el Movimiento Colombiano de la Canción Infantil y para Colsubsidio, este Festival, que contó con el apoyo del Instituto Distrital de las Artes – Hidrates-, es un espacio para hacer visibles propuestas musicales y artísticas infantiles de gran calidad.
El arte popular
Es canto, pregón y sueño; pensamiento, palabra y obra; es un amor cotidiano con la vida y sus querencias y un compromiso con el arte popular. En eso ha venido a parar el nombre del conjunto los Carrangueros de Ráquira, que hace más de veinte años quisieron llamarse así en homenaje a un pueblo del interior y a una palabra juguetona, sonora y atrevida.
Es ya un género, una corriente dentro de la música popular colombiana, que echa raíces en el interior, con muchos grupos aficionados y profesionales que la mantienen viva, sonando y bailando, y cientos de miles de seguidores que se la gozan permanentemente a lo largo y ancho de nuestro país y algunos en el exterior, donde también la han dado a conocer.
Lo carranguero, o la carranga, es la gratificante compañía de quienes han encontrado en ella con qué arroparnos, mostrarnos y expresarnos para ganar un espacio de identidad y regocijo a partir de lo tradicional amasado con lo cotidiano y la creación colectiva y personal.
En veinte años de trabajo musical continuo y en sus distintas etapas el grupo ha lanzado al mercado y a su público diecisiete grabaciones discográficas, que contienen más de ciento ochenta obras originales, de las cuales algunas ya forman parte del cancionero popular regional y colombiano: La china que yo tenía, La Rosa mentirosa, Por fin se van a casar, La cucharita, Te digo adiós, El pedimento, La pirinola, Las diez pulguitas, Julia Julia Julia, La muchacha del conejo, Viva diciembre y que viva yo, La tía Carmela, Yo también soy un boyaco, La Dioselina, Alerta por mi ciudad, La gallina sarabiada, Póngale cariño al monte, El marranito, Para con papas y ají, etc., etc.
Sobre sus actividades también se han publicado innumerables artículos en periódicos y revistas y un libro contando las historias de algunas de sus canciones. La carranga ha servido como herramienta de investigación, consulta y trabajo de grado a profesores y estudiantes y ha participado en conferencias, seminarios, entrevistas de todo género, talleres didácticos y de programas radiales y de televisión como Canta el pueblo, Olalita y olalalá, En vivo, El chinche, Romeo y buseta, Sumercé estéreo, La riolina, La zaranda, entre muchos.
Se la ha pasado de juglaría por tiendas, caminos, veredas, atrios, plazas, coliseos, teatros y auditorios de casi toda Colombia y algunos del exterior, como los de su reciente gira en octubre del año 2000, por universidades y otras instituciones de Estados Unidos. Se ufana de haber sido la primera agrupación colombiana en hacerse sentir en vivo y en directo desde el Madison Square Garden de Nueva York para todos los países de habla hispana en un memorable concierto.