Archila descarta desbandada de exFarc a disidencias

Foto archivo AFP

‘Márquez’ y compañía no estaban en el proceso de paz hace rato, explicó el alto consejero para la Estabilización

_______________________________________________________

Estaría descartada una desbandada de los guerrilleros desmovilizados hacia las disidencias de las Farc, tras el anuncio de rearme de antiguos líderes, sostuvo Emilio Archila, consejero presidencial para la Estabilización y la Consolidación, en una entrevista con la AFP en Bruselas, donde se reunió con altos funcionarios europeos.

Archila subrayó el compromiso de los excombatientes en el proceso.

Lea también: El coletazo electoral del rearme de las disidencias

Sus declaraciones llegan después de que la disidencia liderada por Luciano Marín, alias ‘Iván Márquez’, anunciara a principios de septiembre, en un video, la creación de una organización política clandestina que se suma a su nueva rebelión armada en Colombia.

"Realmente, nosotros no creemos que hayan sido personas que hayan retomado las armas. Todos estaban fuera del proceso hace muchos meses por distintas razones", aseguró.

Para Archila, esos disidentes "son narcoterroristas, son narcotraficantes sin ningún contexto ideológico y político".

"Los excombatientes están absolutamente comprometidos con el proceso… no sienten que haya espacio para la guerra, sienten que estas personas lo que hicieron fue traicionarse a ellos mismos, traicionarlos a ellos, traicionar su momento histórico", subrayó el funcionario.

Prófugos de la justicia, ‘Márquez’ y otros guerrilleros justificaron su decisión de volver a las armas alegando "traición" del Estado al pacto de paz firmado con el Gobierno en 2016.

La finalidad de su visita a la Unión Europea (UE), que creó un Fondo fiduciario para respaldar a Colombia en el posconflicto, es explicar la situación del proceso, pese a las críticas en Colombia sobre que no van "suficientemente rápido".

"Cualquier apreciación que se haga de que no estamos cumpliendo es una apreciación injusta", aseguró el Consejero Presidencial, quien subrayó los esfuerzos necesarios para aplicar los acuerdos. "Los resultados nos demuestran que lo estamos haciendo, muy robustamente", apuntó.

Sobre este tema, Archila le dijo a la Deutsche Welle los “recursos nunca le son entregados al gobierno colombiano. La UE constituyó una fiducia y administra esos recursos. Si tuvieran alguna preocupación tendrían que hacerle esa pregunta a su propia administración. En lo que a nosotros respecta, tan pronto llegamos al gobierno adoptamos la política de Paz con Seguridad. Ahí está nuestro entendimiento de los programas de la implementación de los acuerdos incluyendo las zonas más afectadas por la violencia y la pobreza. Las brechas que hay entre esas zonas y el resto de la ruralidad colombiana son gigantescas y entre esas zonas y el promedio de Colombia son aún más gigantescas. Desde los acuerdos se previó que íbamos a tardar entre diez y quince años. La necesidad de recursos es monstruosamente grande. El apoyo de la UE es importante pero es solo una partecita de lo que necesitamos”.

Actualmente, el gobierno colombiano tiene censados a unos 11.000 exguerrilleros en total en todo el país, de los cuales 3.500 se encuentran en los 24 espacios de reincorporación, detalló. Contando sus familias, elevó el número a unas 50.000 personas.

"Un 98% de esas 50.000 personas está bancarizado, más del 95% afiliado al sistema de salud colombiano, más de un 95% está en el sistema de pensiones colombiano", destacó Archila, para quien el compromiso del Gobierno es "sólido", según le dijo a la AFP.

Archila anunció también "medidas específicas para proteger el partido político Farc" de cara a los comicios de octubre, "de manera que pueda hacer proselitismo político y obtener los votos que le corresponden".

Por último, Archila deseó que la muerte de exguerrilleros -150 asesinados desde los acuerdos de paz- no se produjera, pero explicó que el 75% se produce "en zonas rurales, en zonas donde hay conflictos por corredores del narcotráfico y a manos de grupos de narcotraficantes".