Desacuerdos sobre formación para el agro

Foto Montaje El Nuevo Siglo

Una fuerte polémica se está presentando en el ambiente político por la situación laboral del agricultor. El senador Iván Duque dijo que “el mayor reto que tenemos en el campo es vencer la informalidad, movilizar inversión y generar un feliz matrimonio de la agroindustria con pequeños productores”.

Según el Senador, aunque las cifras generales del campo son robustas (genera el 16% del empleo del país, cerca del 20% del comercio internacional -exportaciones e importaciones- y proporciona el 7% del PIB) en las microcifras observamos los grandes retos que tenemos como país.

“Cerca del 70% de la fuerza laboral en el campo está en el régimen subsidiado, el 75% gana menos de un salario mínimo y el balance de bienes públicos es terrible. El 90% del presupuesto público del agro es para subsidios y solo el 10% para bienes públicos, cuando en países exitosos es 50/50”.

“En las Pruebas PISA, por ejemplo, la diferencia entre resultados del campo y la ciudad es de 82 puntos; y 41 puntos equivalen a un año escolar, mostrando un atraso de dos años, dijo. En materia de cobertura de acueducto, el campo tiene solo el 53% frente al 97% de la ciudad. En alcantarillado la proporción es de 16% en el campo y 92% en la ciudad. El nivel de pobreza en el campo es de 40% y en la ciudad del 14%”, sostiene el Senador.

Frente a esta situación, el Senador y precandidato presidencial propone que al menos el 50% del presupuesto agrícola se invierta en bienes públicos; diez años de incentivos tributarios para inversiones que generen empleos formales; créditos que incentiven aumentos de productividad; microcréditos para protección de cosecha; articulación de la agroindustria con pequeños productores y la modernización y despolitización del sector agrícola.

Entre tanto el ministro de Agricultura, Aurelio Iragorri, expresó que “hemos promovido la formación de más de 1.300 líderes para el campo colombiano”.

"Brindarle al campo la oportunidad de contar con profesionales que proceden de allí mismo, llena de esperanzas el desarrollo agropecuario, porque se trata de líderes que demuestren tener habilidades y competencias excepcionales, para convertirlos en diseminadores efectivos del conocimiento práctico", indicó el ministro Iragorri.

Los graduandos, integrados por 228 hombres y 105 mujeres, requirieron 84 días de capacitación en la adopción de prácticas agropecuarias sostenibles económicamente viables y socialmente adaptables a la realidad del campo colombiano. Mediante la metodología 'aprender haciendo', el programa propende que entre pequeños y medianos productores se puedan cosechar iniciativas.

“Con Formador de Formadores, buscamos afianzar la implementación del Acuerdo de Paz en el campo, por eso identificamos representantes que provengan de zonas vitales para el posconflicto. En esta oportunidad, proceden de 207 veredas de 28 municipios de los departamentos de Antioquia, Arauca, Caquetá, Cauca, Cesar, Chocó, Córdoba, Guajira, Guaviare, Meta, Nariño, Norte de Santander, Putumayo, Tolima", indicó el jefe de la cartera rural.

“Con Formador de Formadores, el Ministerio de Agricultura también busca afianzar el apego a la ruralidad y sus valores, para ello, el beneficiario del programa se convierte en multiplicador ejemplarizante mediante la asistencia técnica práctica agropecuaria a los productores de sus comunidades. Cada participante deberá proveer asistencia técnica a 40 familias durante el año siguiente a su graduación”.