Reforma pensional enciende el debate

Foto Montaje El Nuevo Siglo

El debate sobre la reforma pensional está candente. El Congreso debe analizar cómo llevar a cabo una reforma que beneficie a todos y que haga viable el cumplimiento de los compromisos adquiridos con la población pensionada, pagar a quienes están próximos a pensionarse y así mismo lograr que todos los colombianos puedan llegar a cumplir esta meta.

De 21 millones de personas que trabajan, solo siete millones cotizan a pensiones y de eso, solo dos millones cumplen con los requisitos de edad tiempo y aportes. El 92% de afiliados a Colpensiones son trabajadores con bajos ingresos.

Para la senadora Angélica Lozano, de la Alianza Verde, la reforma pensional no puede robustecer a los fondos privados en contra de Colpensiones, que representa la mayoría de población activa para pensionarse.

“Como contenidos de la reforma pensional, ésta tiene que construirse sin sesgos, que no parta de los supuestos intereses que beneficien los fondos privados de pensiones. Debemos pensar en fortalecer Colpensiones, porque solo allí tenemos dos millones de pensionados, entonces si no lo volvemos más sólido, cómo se mejora. Si se debilita este fondo de pensiones, arrancaríamos mal”, argumentó la Senadora.

Aunado a esto, agregó que el trabajador también debe encontrar un espacio laboral sólido y así mismo realizar sus aportes juiciosamente.

“Tiene que mejorarse la formalización laboral. La gente tiene que ver viable su aporte a pensiones y debe cumplir con sus obligaciones de ahorro, pero al no haber formalización del empleo, su ahorro es precario”, aseguró la parlamentaria.

La defensa de Colpensiones surge a partir de la propuesta de Sergio Clavijo, presidente de ANIF, de “marchitar” Colpensiones en el sentido de “que, por ejemplo, a partir de enero de 2019 ningún colombiano que no esté afiliado a Colpensiones podrá afiliarse a la entidad”, lo que implica que “seguirá viva para todos los que se afiliaron antes de esa fecha” y “que la entidad seguirá administrando pensiones, acumulando por unos 80 o 100 años, aproximadamente”.

Así, explicó Clavijo, “todo el mundo deberá cotizar en los fondos privados, a través de un esquema que no tiene subsidios porque las personas se pensionan con lo que ahorran”.