PROYECTO ANGELOPOULOS DE LÍDERES PÚBLICOS GLOBALES
De la política a la academia

Foto cortesía

El pasado martes 7 de agosto Juan Manuel Santos entregó la Presidencia de la República a su sucesor Iván Duque. Junto con Álvaro Uribe son los presidentes que más han durado en el poder en toda la historia de Colombia. Ocho años, un récord que fue posible con la reforma Constitucional del 2005 que permitió la relección presidencial y que solo estuvo vigente para estos dos mandatarios.

Un caso extraño en Colombia, donde la rotación presidencial ha sido una constante, a diferencia de América Latina, una región que se ha caracterizado por los caudillismos, por líderes que se atornillan en el poder y por dictadores que se han perpetuado. Argentina, Chile, Paraguay, Venezuela, República Dominicana, Panamá, Cuba, Nicaragua, Haití, entre otros países, han padecido gobiernos dictatoriales que se han instalado entre 10 y 40 años. Colombia a diferencia de sus vecinos, ha tenido una institucionalidad democrática más fuerte, una rotación del poder, donde ni siquiera las dictaduras como la de Gustavo Rojas Pinilla (1953-1958) duraron más de seis años.

Sin embargo, el fantasma del caudillismo circuló en Colombia cuando surgió la relección presidencial y el primer beneficiado, no ha querido alejarse de la política y del poder, Álvaro Uribe, después de sus ocho años de gobierno, solo tuvo un breve receso en el que creó un partido político, el Centro Democrático y con él inicia ahora su segundo periodo como senador.

Por eso, para muchos despertaba interés cuál sería el destino de Santos después de ocho años de gobierno. En varias entrevistas antes de finalizar el mandado afirmó que solo se involucraría en la vida política del país si necesitara defenderse, pero qué de lo contrario, no intervendría en el nuevo gobierno, y al parecer la noticia de esta semana demuestra que está cumpliendo con esa promesa.

 

Un líder para Harvard

La que es considerada una de las mejores universidades del mundo, ubicada en Boston, Estados Unidos, anunció que invitó al expresidente colombiano al proyecto Angelopoulos de Líderes Públicos Globales, que pertenece a la Escuela Kennedy de Harvard.

El anuncio lo hizo la misma universidad con un comunicado publicado por Douglas Elmendorf, decano de una de las doce escuelas de Harvard así: “El Presidente Santos es un servidor público comprometido, que ha logrado generar un impacto positivo en las vidas de millones de colombianos, a través de su incansable búsqueda de la paz y la seguridad en su país. Santos tendrá la oportunidad de reunirse con estudiantes y trabajar con académicos e investigadores, así como de dar charlas, escribir y participar en discusiones públicas y foros”

Para Santos representa compartir su conocimiento y experiencia de gobierno, junto con el tema del proceso de paz y el consiguiente Premio Nobel a líderes mundiales en la escuela que lo vio graduar en 1981 como magíster en Administración Pública.

En la escuela, el expresidente no solo tendrá la oportunidad de enseñar, también compartirá con otros líderes mundiales. Escribirá documentos técnicos, ofrecerá charlas donde contará su experiencia durante los ocho años de gobierno, y no es un tema exclusivo de la paz o del fin del conflicto armado. Su experiencia como periodista, Ministro de Hacienda, de Defensa y otros cargos públicos le darán la oportunidad de hablar de economía, educación, inclusión y reformas al Estado.

 

¿En qué consiste Angelopoulos?

Fue un proyecto creado en 2011 por el empresario y académico estadounidense Bill George y el consultor y académico de origen Indio, Krishna Papelu, profesores titulares de la Escuela de Negocios de Harvard. Consiste en ofrecer estrategias de liderazgo enmarcadas en el mercado global, la organización empresarial y la formación de líderes mundiales. Es un espacio para que futuros líderes mundiales se preparen, reflexionen, comprendan las dinámicas geopolíticas, económicas y de liderazgo que se requieren para asumir cargos públicos en el contexto del siglo XXI.

El programa está orientado para que participen líderes de sectores como agricultura, productos de consumo, educación, alta tecnología, fabricación, transporte y atención médica, entre otros. Santos se convierte el en cuarto líder mundial a participar en el programa y el primer colombiano en hacerlo. Otros líderes invitados son el expresidente mexicano Felipe Calderón, el expresidente de Finlandia Tarja Halonen y el exsecretario de las Naciones Unidad, el coreano Ban Ki Moon.

Santos terminó su mandato con una mejoría en su aprobación. Sin embargo, deja un país polarizado, que escogió para la segunda vuelta a las dos opciones que prometían romper de una u otra forma con el legado y el trabajo de los pasados ocho años. Así que, por ahora, es valioso que siga desde la educación y no desde los debates políticos extendido su legado. El paso de los años y la comunidad internacional serán las que valoren los logros que representó para el país iniciar el fin del conflicto armado vigente, más antiguo del hemisferio occidental.

                                   

(*) Especialista en educación. Twitter: @hurtadobeltran La opinión del autor no refleja necesariamente la posición del medio y es responsabilidad exclusiva del que la escribe”