INFORME
Hogares cambiaron preferencias en gastos

Foto archivo AFP

Gastos en estupefacientes, bebidas alcohólicas, cigarrillos e incluso en prostitución, fueron introducidos por los hogares colombianos, según el reporte de la nueva Encuesta Nacional de Presupuestos del DANE.

Estos rubros hacen parte de los 116 productos que conforman el gasto de los hogares colombianos. En efecto, el informe señala que el gasto promedio mensual que tiene una familia es de $1,9 millones, y por cada persona es de $572.000. 

Disgregando el informe del DANE, sin duda los servicios financieros tienen la cifra más alta de gasto promedio por persona, seguido de la adquisición de vehículos y los alquileres de casas o apartamentos.

La medición, realizada entre julio de 2016 y julio de 2017, fue hecha a 87.201 unidades de gasto, como técnicamente las llama la entidad.

Además, la encuesta refleja el aumento que ha tenido el ingreso de cada hogar en promedio, cuyo crecimiento real (sin inflación) fue del 17% en la encuesta de 2016 y 2017, si se compara con los ingresos promedio registrados en la medición del período 2006-2007.

Productos

Para refrescos o bebidas no alcohólicas, cada colombiano destina en promedio $7.000, mientras que para bebidas alcohólicas el gasto es de $20.000, para tabaco o cigarrillos utiliza $9.000, mientras que para estupefacientes el gasto es de $14.000.

Otra de las curiosidades del informe, es que en total cada mes el gasto de los hogares en prostitución es de $131 millones, es decir $60.000 pesos por persona, cuando hace diez años era de $31 millones.

El estudio destaca que de acuerdo a los cambios que se han presentado en el mundo y también en el país ante la tecnología, los colombianos gastaron en servicios telefónicos cerca de $1 billón, suma parecida a la que utilizaron en cuidado personal.

Más que nada el mayor gasto promedio de cada persona fue por servicios financieros, más que todo en el pago de créditos, en vehículos de tracción animal, paquetes turísticos, servicios financieros no tradicionales y equipos telefónicos.

Para la realización de la Encuesta Nacional de Presupuestos, el DANE consultó con más de 14 millones de hogares.

Este universo de colombianos reportó gastos totales por $27,3 billones, en tanto que una década atrás se habían encuestado a algo más de 11 millones de hogares, quienes reportaron gastos por $14,3 billones.

Lo anterior da cuenta de una subida de los promedios por hogares y personas, ya que esta última cifra aumentó casi el doble, mientras que el número de encuestados apenas creció cerca de 30%.

Grupos

Si se observa por los grupos principales de gastos, estos últimos, en conjunto con las bebidas no alcohólicas, fueron los que menos aumentaron en los últimos diez años, a pesar de que variaron casi 60% al alza, aunque esto no quiere decir que no pesen fuertemente en la canasta familiar.

De esos $27,3 billones mensuales de gasto, los hogares destinan $7,86 billones a los gastos de alojamiento, agua, electricidad, gas y otros combustibles; otros $5 billones, a bienes y servicios diversos como cuidado personal, seguros, servicios financieros y joyería, y otros $4,35 billones, a alimentos y bebidas no alcohólicas.

Asimismo, según la encuesta, los hogares destinan cada mes $2,5 billones al transporte, más de $2,3 billones en restaurantes y hoteles, $1 billón en prendas de vestir y calzado, $956.168 millones en muebles y artículos para el hogar, $915.696 millones en servicios de información y comunicación; mientras que en recreación y cultura el consumo mensual llega a $843.144 millones.

La lista de grupos del gasto la completan la educación, con $808.511 millones; la salud, con $467.856 millones, y el consumo de bebidas alcohólicas y tabaco, que tiene un valor de $203.903 millones.

Comunicaciones
Después del alojamiento, los grupos que tuvieron mayores alzas, en comparación con los resultados de hace dos lustros, fueron comunicaciones (relacionados con planes de telefonía y datos celulares, correspondientes al auge de los smartphones), transporte (independiente de que este sea público o privado), recreación y cultura (que está cerca de llegar al billón de pesos en general) y muebles y artículos para el hogar. 

Ahora, si se observan los datos por el peso que tienen en las prioridades de los colombianos, el DANE encontró que después de los recursos destinados a ‘vivir bajo un techo’, los rubros más representativos fueron bienes y servicios diversos (cuidado personal, protección social, seguros, entre otros), alimentos y bebidas no alcohólicas, transporte y restaurante y hoteles. Entre estos, los cinco primeros, se destinaron $8 de cada $10.

La importancia de esta encuesta tiene que ver con cómo han cambiado los ingresos y prioridades del gasto en los hogares colombianos, sobre todo por la inmersión tecnológica global, y de cara a la implementación de políticas públicas estatales.

El DANE encontró que el 39,4% de los ingresos totales nacionales se concentró en el estrato más alto de la distribución de ingresos, seguido por los estratos medios con el 15,8% y el 11,3% de los ingresos, respectivamente. En contraste, los estratos más bajos recibieron en conjunto el 3,8% de los ingresos totales a nivel nacional.

Según el DANE, a nivel nacional, se registraron en promedio 3,3 integrantes en una unidad de gasto (UG) como se denominan los hogares en la entidad. Para las zonas urbana y rural, se observaron promedios de 3,3 y 3,5 personas en la UG, respectivamente. Asimismo, la entidad encontró que uno de cada dos hogares unipersonales tiene ingresos de menos de un salario mínimo; el 26,3% recibieron ingresos entre uno y dos salarios mínimos y el 20,9% captaron más de dos.

En contraste, para los hogares con cinco o más personas, el 52,7% registraron ingresos por debajo de los dos salarios mínimos; el 19,3% tuvo ingresos entre dos y tres; y el 27,8% registró ingresos por más de tres salarios mínimos. Los hogares con entre 3 y 4 personas son, en promedio, las que tienen mayores ingresos.

Según el DANE, para el 2019, cuando se mida el consumo para determinar la variación del costo de vida, el rubro que tendrá más peso será el de alojamiento, agua, electricidad y otros combustibles, cuyo peso en la encuesta, realizada entre julio del 2016 e igual mes del 2017, fue del 28,7 por ciento en el total.

La segunda categoría con más peso será la de bienes y servicios diversos, con una participación del 18,3%, y que incluye artículos de cuidado personal, efectos personales, protección social, seguros y servicios financieros.