"A Guacho se le acabó la guachafita"

Xinhua
El presidente de Colombia reconoció que en Catatumbo hay una grave situación de orden público

"Nos debemos poner la camiseta y decir que a Guacho se le acabó la guachafita", dijo el presidente Iván Duque durante su visita por Tumaco.

El jefe de Estado reconoció que la situación de violencia en esta región del departamento de Nariño es grave. 

"Acá tenemos una situación grave de orden publico y vengo a trabajar con las autoridades y a darle un mensaje muy claro a la delincuencia y es que la vamos a confrontar", dijo Duque.

Al término de un consejo de seguridad en el municipio, anunciará acciones para disminuir el delito, al igual que para afrontar de forma más efectiva el narco tráfico en la zona.

Visita Catatumbo

“Hoy podemos nosotros decir con plena satisfacción, que en esta región vamos, en los primeros 100 días de Gobierno, a fortalecer la capacidad operacional, la capacidad disuasiva y efectiva de la Fuerza Pública para enfrentar las distintas amenazas del crimen organizado que están afectando a la población”.

Esta fue la primera decisión del Consejo de Seguridad que encabezó el presidente Iván Duque en Tibú, Norte de Santander, en el que también participaron el ministro de Defensa, Guillermo Botero, los altos mandos de las Fuerzas Militares y la Policía Nacional, autoridades civiles y funcionarios del Gobierno nacional.

De acuerdo con el Jefe de Estado, esta iniciativa se pondrá en marcha porque –dijo–, “queremos que el Catatumbo sea una región que esté libre de esos ataques inmisericordes que muchos grupos criminales han venido haciendo por tanto tiempo”.

Asimismo, el Presidente pidió a los altos mandos militares garantizar la puesta en marcha de una estrategia para que los campesinos de la región puedan vender sus productos a un precio estable.

Al respecto el Mandatario explicó: “También le he pedido al alto mando militar que avancemos en una campaña de emprendedores comunitarios, para que, a instancias de las estructuras y de las capacidades que tienen acá los miembros de la Fuerza Pública, podamos reunir a pequeños productores de esta región con compradores y adelantar unos esquemas de agricultura por contrato, para que puedan garantizar que sus productos puedan ser vendidos a un precio estable, y que eso les permita a ellos también salir adelante con sus modalidades productivas”.

Como una tercera medida emanada del Consejo de Seguridad, el Jefe de Estado reafirmó la decisión de reforzar el diálogo social con los habitantes del Catatumbo, porque –sostuvo–, “creemos que hay que fortalecer el trabajo con ellos para las iniciativas productivas, para los programas de sustitución y erradicación, con el acompañamiento de la Fuerza Pública”.

Otra decisión expuesta por el Presidente consiste en terminar obras estratégicas de infraestructura en la región, en cabeza del Ministerio de Transporte y con participación de los ingenieros militares, como la conexión que va de Tibú a La Gabarra.

“También espero que en estos cuatro años, en este Gobierno, le podamos dar a esta región un proyecto muy anhelado, que es la conexión que va desde Tibú hasta La Mata, desarrollando un corredor de competitividad que permitirá, no solamente que salgan muchos de los productos de esta región, sino que además conecte a esta región con centros de competitividad en todo el país”, agregó.

“Llevamos dos días de Gobierno, estamos empezando. No estamos con espíritu promesero, sino estamos con un espíritu muy claro de identificar soluciones y ponerlas en marcha”, subrayó.

“Me complace haber empezado con estas acciones acá en la región del Catatumbo. Y estoy seguro de que con el trabajo mancomunado, con la comunidad y con la Fuerza Pública, en actividades también productivas, en actividades de competitividad, haremos del Catatumbo una región que respire un nuevo aire, un aire de cambio y un aire de progreso”, puntualizó el Presidente de la República.