LA VISION DE UNO DE LOS LIDERES POLITICOS EN EL EXILIO
Así será reconstrucción de Venezuela: Ledezma

Foto archivo AFP
Destrozada por los antivalores, la esperanza de un nuevo país está en aquellos líderes que están entregando todo, hasta sus vidas para el rescate nacional. Aquí el exalcalde de Caracas, Antonio Ledezma,  dialogó con el colaborador de EL NUEVO SIGLO, Diego Arango Osorio

__________

 

Una charla a profundidad sostuve, como líder de la Colombia creyente, con Antonio Ledezma, socialdemócrata exalcalde de Caracas, ahora exiliado por persecución del régimen dictatorial de Maduro y quién protagonizó una espectacular fuga desde su apartamento en Caracas, donde estaba fuertemente custodiado por una arbitraria detención ordenada por la justicia de su país, Venezuela.

Ledezma cuenta en este especial para EL NUEVO SIGLO cómo será el futuro de su país, que cree se dará en un futuro no muy lejano

DIEGO ARANGO OSORIO. Antonio los valores éticos y morales están azotando a los países del mundo. Venezuela se ha convertido en el icono de los antivalores. ¿Para la reconstrucción de la Venezuela que a ustedes les va tocar que piensan hacer para que esto nunca jamás vuelva a suceder?

ANTONIO LEDEZMA. La corrupción es el signo de la pérdida de los valores. Cuando se ha derrumbado el armario que sostiene a las conductas apegadas a los valores y principios de los partidos que están en el gobierno, se pierden, sale la corrupción. Actualmente la crisis de Venezuela es a causa de la dictadura y tenemos la urgencia de rescatar los valores y principios que se han perdido. He dicho que Venezuela es país con mucho potencial económico, con recursos naturales, lo que significa que la reconstrucción de la economía y del servicio social va a ser pan comido, lo digo con sinceridad, pero apelando a una frase Churchiliana, aplicada a Venezuela “será con sangre, sudor y lágrimas”.

También vamos a emprender programas de infraestructura, carreteras, autopistas, caminos vecinales, sistemas de riego, tendidos eléctricos, acueductos, la empresa petrolera, el aluminio. Todo eso lo vamos a recuperar con mucha responsabilidad y con petróleo. Pero hay pendiente un tema para mí que es el de la moral y ahí terminan los días de esta farsa chavista-madurista, que está en mora de caer. Por eso se va a necesitar de mucha familia, vencer el déficit de familia que ha sido devorada por este régimen de esa falsa revolución.

DAO.- Hay un común denominador en todos los países que durante la historia han sufrido tremenda devastación a causa de ese tipo de regímenes, destrozando la moral del pueblo y las familias y es que nunca han perdido fe. ¿Qué tan importante va a ser que unidos con ellos ustedes puedan rescatar a Venezuela de esos 20 años de antivalores?

AL. Es que la fe va a ser la hostia indispensable en la mesa de los venezolanos, la historia que forjó nuestro destino nos presenta a ese puñado de hombres y mujeres luchando armados de fe y esperanza, porque como se ha dicho que un pueblo armado de valores, de esperanza y fe, es mucho más poderosos que un ejército para lograr las grandes victorias. Por eso, más allá de las ideologías que se preservan, que se actualizan, nada se logra si no tenemos plenamente un dispositivo moralizador del país.

DAO.  La juventud en Venezuela está siendo la más perjudicada por la pérdida de sus expectativas y esperanzas, podemos observar esa diáspora abandonado a Venezuela. ¿Qué hacer para que ellos regresen y Venezuela no pierda esa valiosa mano de obra e intelectualidad que obligadamente se está fugando?

AL. Todo el continente nos ha conocido históricamente, en aquellos tiempos en que se luchó por la libertad, en batallas como Chumisaca, Pichincha, Ayacucho, Boyacá, Bomboná. Ahora nos está conociendo en la desgracia, en esta penuria y, claro, lo que nosotros esperamos es que nos socorran, que nos auxilien y esto es lo que estamos sintiendo cuando algún venezolano cruza la frontera hacia Colombia, prosigue Ecuador o extiende su paso a Perú hasta llegar a la Patagonia. Toda esa hospitalidad habla bien de la familia latinoamericana.

Ahora, visto de otra manera, esto de que parecíamos como en desarraigo, trae como consecuencia los sectarismos, la violencia y la intolerancia, que son elementos tóxicos para la ética con que tienen que manejarse la conducta de un pueblo en cualquier parte del mundo. En Venezuela la gente saca las cuentas y dice: el chavismo y madurismo acabaron con la moneda, con el Banco Central, con las instituciones, pero es que también han desarrollado una política feroz de antivalores que afectan la familia.

Ante esa situación tenemos que empezar a prepararnos para el reencuentro. Aquí vale la pena decir, otra vez, el grito que: “vuelva en cara” que dio Páez. Lo debemos dar ahora en el mundo donde está Venezuela, así como lo dijo el poeta Cadena: “Venezuela está en todas partes”. Venezuela está en las empresas petroleras de Qatar o de Houston, en las televisoras, en los periódicos, en las emisoras de Miami, de Madrid de Quito o Bogotá, Venezuela está en el lienzo donde pintan nuestros artistas en todas partes del mundo exiliados huyendo de la barbarie del régimen.

ENS

DAO. Otro punto muy importante son los venezolanos que fueron convencidos y atraídos por el régimen y que de alguna manera tienen una cuota de responsabilidad en lo que ha sucedido. ¿Qué hacer con ellos en este nuevo gobierno de la esperanza, de los valores de la ética que está por venir?

AL.  Así como es de importante la fe para avanzar, también es importante la misericordia para reconciliarnos. Yo creo que va a jugar un papel muy importante la figura del arrepentimiento y el valor para pedir perdón, porque así como atropellar y asesinar es un acto de cobardía, es un acto valeroso tener fuerza para pedir perdón.

Hay un espíritu que procura justicia y no de venganza; no vamos con ánimo vengativo sino con la obligación ética y moral que ningún crimen quede impune. Sin embargo so no nos va a dar licencia para desatar una “cacería de brujas” que nada bueno le va a dejar al país que tantas heridas tiene.

DAO ¿Qué hacer con esa inmensa deuda que tiene Venezuela tanto interna como externa con Rusia, China, Estados Unidos. También con la reconstrucción de la moneda y la inflación impresionante?

AL. Lo primero es transparentar esa deuda, colocarla en blanco y negro, saber qué volumen de esa deuda es legal y qué compromisos se hicieron al margen de la legalidad. En segundo lugar, demostrar que somos institucionalistas, vamos a reinsertar a Venezuela en todos los organismos internacionales y a tener relaciones con todos los gobiernos del mundo, incluido los de China y Rusia. En tercer lugar, hay ejercicios que nos ayudarán a renegociar esa deuda pública nacional e internacional, no vamos a tener falsos orgullos para acudir a los organismos internacionales como Fondo Monetario, el BID, el Banco Mundial, para hacer un proceso de renegociación de esa deuda pública, presentando planes con los cuales esperamos reconstruir la economía venezolana y rescatar a los millones de ciudadanos que están en la pobreza. Eso va a necesitar del auxilio financiero no sólo de estos organismos, sino de los tesoros de las naciones amigas.

En otro orden de ideas, hay programas que van a garantizar a esos organismos internacionales y naciones que nos van a auxiliar, que esos fondos se van a obtener con proyectos específicos, rescatando la actividad agrícola y pecuaria, para comenzar a producir bienes. También serán fundamentales las políticas para levantar de sus cenizas a la República: una política arancelaria, comercial y financiera para ponerle un candado a los endeudamientos injustificados; política cambiaria para pasar la página negra de estos cambios múltiples que lo que generan son distorsiones y devolverle su majestad al Banco Central. Habrá una premisa: que no podemos vivir de la renta, sino que llegó la hora de entender que la riqueza debe ser producto del trabajo creador y donde va a jugar un papel importante el concepto de la economía de conocimiento y la educación como primera prioridad para el nuevo gobierno.

DAO. Hay una excelente oportunidad para aplicar la economía creativa o economía naranja, que inclusive en Colombia el Presidente Duque está impulsando porque es un mecanismo fácil pero muy fuerte y poderoso para el crecimiento productivo.

AL. Correcto. He oído los planes del Presidente Duque acerca de la economía naranja, la economía colaborativa, que es un mecanismo claro, que no depende de ninguna doctrina Es algo muy práctico que desde esa simpleza nos deja ver la eficacia de ese modelo.

DAO. ¿Cuál es el presente y el futuro inmediato de Antonio Ledesma?

AL. La paz, la convivencia y la fraternidad para que en el horizonte esa imagen de esas figuras famélicas de muchachas y muchachos desaparezca, que nunca más escuchemos gritos de los niños pasando hambre, sino la carcajada inocente, que será el augurio del futuro promisorio del país.

Muchas gracias Antonio, queremos verlos muy pronto a usted y sus compañeros reconstruyendo ese hermoso país. Que Dios bendiga a Venezuela, a usted, su familia y a todos aquellos nuevos héroes que la sacarán adelante.