'Reversazo' de la Corte en proceso contra Andrade

Foto archivo

Como lo informó EL NUEVO SIGLO, la Fiscalía puso en evidencia una presunta red de corrupción en la Rama Judicial, en la que estarían involucrados los exmagistrados de la Corte Suprema de Justicia Leonidas Bustos, Camilo Tarquino y Francisco José Ricaurte, los cuales habrían recibido coimas para beneficiar algunos procesos.

A través de conversaciones, que están en poder de la DEA, se evidencia también, la participación de los senadores Hernán Andrade (Partido Conservador) y Musa Besaile (La U), así como el exgobernador de Antioquia, Luis Alfredo Ramos, clientes del cuestionado abogado y exfiscal anticorrupción, Luis Gustavo Moreno. 

Hoy la historia tiene un nuevo capítulo, pues según la revista Semana, la Corte Suprema de Justicia hizo una  ‘voltereta’ en cuestión de 12 meses, pese a todas las investigaciones que había hecho en contra de Hernán Andrade y terminó exonerado al senador. 

Fue a través del auto de resolución del 28 de agosto de 2013, en el cual la Corte manifestó que, luego de realizar investigacioes durante cinco años habría pruebas sólidas, según las cuales “muy probablemente Andrade había cometido los delitos de enriquecimiento ilícito, fraude procesal y falsedad en documento privado”. 

Ante esto, el Alto Tribunal decidió seguir en pie con el proceso aunque se abstuvo de librar medida de aseguramiento contra el senador, pues no creía que en ese mommento este pudiera afectar la investigación o evadir la justicia.

 Entre las pruebas recaudadas permitían concluir que Andrade, al recibir 250 millones de pesos en efectivo en vísperas de las elecciones, había incurrido en varios delitos.

Al momento de evaluar dichos elementos, la Corte consideró que el senador tenía que saber que el origen de la plata era ilícito, pues en Neiva se sabía que Armando Cabrera Polanco había sido condenado en dos instancias por desfalcar a Cajanal en más de 220.000 millones de pesos.

Por otro lado, existen evidencias que esté monto pudo llegar a Andrade sin ser reportado en sus gastos de campaña ni declaración de renta, es decir, por debajo de la mesa. Incluso, aportantes a su campaña no tendrían el patrimonio para hacer aportes de hasta 100 millones de pesos, tema que el senador sustentó en que no tenían dinero en sus cuentas bancarias por la inseguridad que había en Neiva.

Vea también: Reacciones de Besaile y Andrade por corrupción en la CSJ

Síganos en nuestras redes sociales:

@Elnuevosiglo en Twitter

@diarionuevosiglo en Facebook

Periódico El Nuevo Siglo en Linkedin