Ordenan cierre de Fiotti, Brunati y Dini

Foto tomada de Centro Mayor

Como medida preventiva para evitar que se cause daño o mayor perjuicio a los consumidores, la Superintendencia de Industria y Comercio ordenó al grupo Almacenes Brunati, Fiotti y Dini el cierre, por 30 días prorrogables de siete establecimientos de comercio de su propiedad, a saber: Muebles Fiotti outlet, Muebles Fiotti, Accesorios Dini, Dini Estibas y Brunati Interior prohibiéndole también ejercer la actividad de importación, exportación, fabricación, comercialización y distribución de muebles y accesorios para oficina y el hogar en Colombia.

De igual manera, la Superindustria encuentra que existen suficientes motivos para actuar en defensa de los derechos de  los consumidores y por ello le ordenó, además, a las cámaras de comercio de Bogotá y Santa Marta, que de manera inmediata, se abstengan de inscribir y registrar cualquier acto u operación sujeta a registro, tendiente a modificar la propiedad o administración de los siete establecimientos de comercio.

En ejercicio de las facultades de inspección, vigilancia y control en materia de protección al consumidor, la Superintendencia de Industria y Comercio, mediante resolución del 5 de julio de 2018, formuló pliego de cargos en contra de las sociedades por el presunto incumplimiento de las órdenes impartidas por esta Autoridad para defender los derechos de los consumidores, entre las que se destaca: el cese y difusión de la totalidad de la publicidad,  remitir la relación de ventas de los establecimientos, remitir relación de solicitudes de efectividad de las garantías y reportar la creación de nuevos establecimientos de comercio o cualquier cambio en la propiedad de los mismos.

Igualmente, en el curso de la averiguación preliminar, la Superindustria evidenció que presuntamente los establecimientos cambian frecuentemente de propietario y que tal situación, afecta directamente a los consumidores, por cuanto estos cambios crean confusión frente a la responsabilidad que le asiste al productor o proveedor y no logran ser percibidos por los consumidores al momento de tomar la decisión de consumo.

Además, de conformidad con información de la Delegatura para Asuntos Jurisdiccionales de esta entidad, durante el periodo 2015 – 2018, se han radicado 440 demandas que evidencian conductas sistemáticas presuntamente encaminadas a engañar a los consumidores.

El cierre se ordena para que no se siga causando perjuicio a los consumidores que adquirieron o pretenden adquirir muebles y/o accesorios para el hogar y/o oficina en los siete establecimientos de comercio.