‘CARRUSEL DE CONTRATOS’
Nule tendrían que reparar a IDU por $94.000 millones

Un proceso para rastrear propiedades del grupo Nule, con fines de extinción de dominio, inició la Fiscalía, con el fin de recaudar 94 mil millones de pesos de los anticipos que recibieron, en medio del escándalo del ‘carrusel de contratos’ para malla vial en Bogotá.

El ente investigador solicitó a un juez de control de garantías de Bogotá que se realice la reparación integral por daños y perjuicios causados por el grupo Nule, durante el tiempo que se desarrollaron los contratos que terminaron generando un multimillonario detrimento para la ciudad.

En este caso la víctima acreditada es el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU), que solicitó un incidente de reparación por 94 mil millones de pesos, que según la entidad corresponden a los anticipos de los contratos 137 de 2007 y los 071 y  072 de 2008, en los que se registraron irregularidades que conllevaron a la aceptación de los cargos por el delito de peculado.

Frente a este panorama, los investigadores de la Fiscalía iniciaron un rastreo de los bienes de los hermanos Miguel, Manuel y Guido Nule en Cartagena, Sincelejo y Bogotá, con el fin de reparar a las víctimas, aunque reconocieron que lo que buscan recolectar sólo cobija una parte de las pretensiones totales de los afectados.

La audiencia pública en la que se escucharán las propuestas de la defensa para la reparación integral del IDU se realizará el próximo 9 de octubre.

Miguel, Manuel y Guido Nule fueron condenados por el delito de peculado por apropiación, a más de 14 años de prisión, así como al pago de una multa de $13.000 millones.

Según declararon, no disponen de recursos para reparar al IDU y es por ello que la Fiscalía rastrea bienes que sean de su propiedad o tengan a nombres de terceros.

Por este escándalo también fue procesado el entonces alcalde de Bogotá, Samuel Moreno, quien se encentra preso, al igual que su hermano Iván Moreno Rojas.

En un principio se había declarado la improcedencia de la ocupación de las propiedades de los Nule, pero luego el despacho del Vicefiscal para la época, 2012, revoco la determinación.

La condena en contra de los Nule y su primo la profirió la Juez 36 Penal del Circuito de Bogotá, con funciones de conocimiento: ocho años y medio de prisión.

En la sentencia la juez exigió a los hermanos Nule y su primo al pago de 610 salarios mínimos mensuales legales vigentes, al tiempo que los inhabilitó por 96 meses para que desempeñen cualquier cargo público.