PROYECTO DEBE SURTIR OTROS DOS DEBATES
Peso con menos ceros no sonaría a nuevo Congreso

Foto archivo El Nuevo Siglo
El presidente electo Iván Duque se ha mostrado contrario a la iniciativa por su alto costo y por el poco impacto que generaría entre los colombianos

____

Aunque el proyecto de ley que pretende eliminarle 3 ceros al peso ya surtió dos debates en la Cámara de Representantes, su futuro debe ser determinado por el nuevo Senado en la próxima legislatura y de acuerdo a lo establecido no tiene posibilidades de seguir avanzando. Con ello el país podría ahorrarse $400.000 millones que es costo de la operación.

Para que este proyecto se convierta en Ley de la República debe ser aprobado en cuatro debates, es decir que al actual Congreso no le alcanzó el tiempo para hacerlo realidad, y los dos debates restantes deberán ser asumidos por el nuevo Congreso de la República que se posesione el próximo 20 de julio.
Ahora el proyecto debe ser estudiado por la Comisión Tercera del Senado y de superar esta instancia llegaría a la plenaria de ese cuerpo legislativo. Sin embargo la coyuntura política que la iniciativa tuvo en los dos primeros debates en la Cámara, ahora ha cambiado no solo porque llegarán nuevos senadores a las comisiones sino que el Centro Democrático, que prácticamente controlará la plenaria, va a seguir las indicaciones del presidente Iván Duque.

En la actual Comisión Tercera del Senado había tres senadores del Centro Democrático antes de la renuncia de Iván Duque para poder lanzarse en candidato y luego convertirse en Presidente. Los otros dos restantes son la senadora María del Rosario Guerra y el senador Fernando Araujo Rumié. Falta espera los otros nombres que pueden conformar el bloque uribista.

Reacciones

El senador Fernando Araujo, que dijo a EL NUEVO SIGLO que “no nos gusta el proyecto porque es inoportuno y además genera un alto costo. Ahora acaban de hacer una impresión de muchos billetes nuevos para reemplazar a los viejos y además está la impresión del billetes de $100 mil que eso tiene un alto costo fiscal para el país. De todos modos es una iniciativa que si llega a la Comisión Tercera se debe debatir, pero no le veo futuro”.

Sobre las personas de su partido que conformarían esa Comisión Araujo dijo que hasta ahora se van a reunir los compromisarios para definir las nuevas directivas y los miembros que por el Centro Democrático estarán allí.

Por su parte, la senadora María del Rosario Guerra, dijo a este diario que “yo no estoy de acuerdo con esa iniciativa, primero que son proyectos de ley que vienen discutiéndose que no solo van a generar altos costos sino también traumatismos para el país. Esa no es una prioridad que tengamos ahora con una inflación sin problemas y que no hay precios altos. Adicionalmente tenemos que focalizarnos en la recuperación de la economía. Esa eliminación de los tres ceros va a causar unos costos adicionales para las empresas y puede afectarlas por los trámites, es complicarle la vida a la gente. En la bancada no lo vamos a apoyar”.

En desacuerdo

El presidente Duque ya se ha manifestado que no está de acuerdo con este proyecto. Sobre esto, cuando estuvo de candidato sugirió que este tema no será prioritario para sus primeros días de gestión.

“Creo que el país ya se gastó una plata importante cambiando los billetes, no creo que sea un tema prioritario de la agenda nuestra en este momento”, afirmó el presidente electo.

Sumado a esto, dijo que varios sectores le han expresado su inconformismo con la intención del Gobierno actual de quitarle tres ceros al peso. “Por ejemplo, los comerciantes, creo que también ha habido algunos de la academia que no consideran que eso sea una prioridad”, agregó el presidente electo.

Respaldo

Cabe recordar que el sector bancario fue uno de los que más apoyó a Duque durante su etapa de campaña. Previo a la segunda vuelta, el presidente de Asobancaria, Santiago Castro, dijo que el candidato del Centro democrático era “una persona íntegra que se ha entregado al servicio público, ha estudiado los problemas del país y reconoce el poder y potencial del sector privado para acompañar la acción estatal”.

Castro le propuso al Gobierno y al Banco de la República, desistir de la eliminación de los tres ceros al peso colombiano. A cambio, explicó el dirigente gremial, debe acelerarse y profundizarse el actual proceso de implementación de la nueva familia de billetes. 

"En Asobancaria hemos concluido que el momento para eliminar los tres ceros no es el adecuado. El país se encuentra inmerso en un proceso de implementación de una nueva familia de billetes, desde hace tres años, con un nivel de ejecución aún inferior al 30% y en plena coexistencia con la antigua familia de billetes", dijo Castro. 

Señaló que quitar los tres ceros al peso resulta costoso y poco práctico, debido al lapso de la transición que según el Banco la República podría ser hasta 2020, ya que es tiempo suficiente para que las organizaciones criminales legalicen sus ganancias mal habidas. 

"No hay mejor camino que profundizar y acelerar en el corto plazo el proceso que se viene dando desde 2015, respecto a la implementación de la nueva familia de billetes. A pesar de los costos que implicaría la aceleración de la implementación al 100%, el sector bancario está dispuesto a apoyar esta alternativa, la cual lograría materializar los beneficios en materia de legalidad y legitimidad a un costo económico y social mucho menor", recalcó. 

A largo plazo

El proyecto de ley, que fue radicado el pasado 11 de abril por el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas ante la Cámara de Representantes, pide modificar la denominación de la moneda.  

Sin embargo, este será una de las tareas pendientes del presidente electo de la República, Iván Duque que deberá determinar si continúa o archiva esta iniciativa gubernamental.  

El Gobierno saliente ha indicado en diferentes oportunidades que el proyecto se ejecutará a largo plazo. “Esta no es una reforma para mañana, la ley del cambio de la moneda entraría en vigencia el primero de enero del 2020, todavía falta un año y medio”. 

A propósito, el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, le pidió al presidente electo que no deje hundir este proyecto de los tres ceros.

La iniciativa de ley que busca quitarle tres dígitos al peso colombiano entraría en vigencia desde el 1 de enero de 2020.

“Por medio de este proyecto nos vamos a simplificar la vida todos los colombianos. Vamos a hacer la contabilidad más sencilla, va a ser más fácil el manejo de los precios y sobretodo vamos a hacerle más fácil la vida a los turistas que llegan al país y se confunden al tener que manejar tantos dígitos”, aseveró Cárdenas.

El funcionario recordó que se tendrán tres años de transición desde que entre en vigencia la nueva moneda, lo que significa que el 1 de enero de 2023 dejaría de circular en el país la denominación actual.

“Son pocos los países donde sus monedas tienen denominaciones tan altas como la colombiana: Zimbabue, Camboya o Venezuela. Vamos a pasar a un mundo más moderno. Es un cambio cultural, pero para el cual tendremos tiempo para irnos acomodando”, puntualizó.

“Hay más de un año y medio para prepararnos y será el mismo billete que puso en circulación. Solo se quitará la palabra mil. No se trata de sacar de circulación los viejos billetes. Billete que se desgaste será reemplazado por uno nuevo”, explicó.

Para el ministro, el cambio se daría en un momento oportuno si se tiene en cuenta cifras como la inflaciónEn cuanto a las monedas, Cárdenas señaló que este sería el costo más importante porque habría que acuñar nuevas monedas de centavos.

En ese sentido, añadió que el cambio no tendría efecto sobre la inflación, pues habría controles estrictos para evitar abusos: “No es algo que haya ocurrido en otros países. Ante estos cambios, la Superintendencia de Industria y Comercio debe estar alerta”.

Ante las críticas que ha recibido por parte de economistas, el ministro dijo que no se trata de un embeleco, pues es algo conveniente que facilitará la vida de los colombianos.